Página 1 de 1
 
 

Mensaje Los XV Años: ¿Tradición inofensiva, o rito de iniciación?

#1  Graciela Mie 15 Nov, 2017 14:25

¿Vale la pena gastarse hasta el último centavo y quedar endeudado por años?

9410269191

No cabe duda de los primeros beneficiados con las celebraciones modernas son los negocios. Por años me ha dejado pasmada el espectáculo de tantas familias de escasos recursos, haciendo tremenda fiesta de XV Años, con derroche de elegancia y con todos y cada uno de los elementos requeridos... y que quedan endeudados casi de por vida. Lo peor es sin tener idea del objetivo exacto de ese gran festejo.

Como he dicho antes, en mi casa no se celebraban cumpleaños; mi fiesta de quince años a la que me referí en el artículo sobre las fiestas de cumpleaños fue una simple reunión en mi casa, con unos quince invitados (yo creo que sobornados) si mucho, con una piñata, y no recuerdo si hubo dulces y qué dimos de comida.

Como profesora de historia, conocía un poco sobre el origen de la tradición de los XV años, sólo que ahora que estoy investigando, me doy cuenta que traía un poco  cruzada la información. Yo creí que la tradición se  había originado en Europa en la Edad Media, en la época de las monarquías, y que de ahí se había traído para acá. Ahora resulta que fue al revés: que en realidad sí existía una tradición en Europa, pero que al llegar los españoles a América, se encontraron con otra parecida, y lo que hicieron fue... ¿Adivinas? Pues sí ¡SINCRETIZARLAS!

Según lo que encontré en el internet, antes de la llegada de los españoles a América, existía ya en Europa la costumbre de presentar en sociedad a las jovencitas de 18 años. Como lo dicen varios historiadores, no era una costumbre agradable para las jovencitas.

Recordemos que las sociedades siempre han tendido a ser machistas; es decir, el varón siempre ha malinterpretado su papel de protector y proveedor de la mujer, adjudicándose también los atributos de ser superior, maltratador, manipulador, controlador y poseedor de la mujer. Así que no es de extrañar que este rito de iniciación fuera motivado por cuestiones machistas de prestigio y económicas, principalmente.

Quien ha visto la película "La Novicia Rebelde", verá ahí un ejemplo muy romántico de esta costumbre, no necesariamente apegada a la realidad: la jovencita menor de 18 años, observando el baile desde lo alto de la escalera, soñando con el día en que se le permitirá participar usando aquellos esplendorosos vestidos, calzando por primera vez esos zapatos de fantasía reservados para tan memorable ocasión, y bailando el vals a todo lo ancho y largo del salón en los brazos de un apuesto mancebo.

La realidad era otra: los padres de la joven organizaban la fiesta para presentar a su hija en sociedad, enviando este mensaje: Mi hija ya está en edad de casarse; vengan a verla qué hermosa está, y es virgen. Hagan sus ofrecimientos, y la entregaré al mejor postor. Por lo general los que más ofrecían eran hombres muy ricos, generalmente ya viejos (y libidinosos); la joven estaba obligada a aceptar casarse con quien su padre eligiera, ahí no entraban los sentimientos de ella, ni sus deseos ni preferencias. Ella no contaba, punto. ¿Y por qué? Porque la dote que el candidato entregaba era el pago por la jovencita; como vender un animal. Con mucha frecuencia esas jovencitas terminaban siendo violadas por su propio esposo.

Cuando los españoles llegaron a América, se encontraron con una tradición muy parecida, otro rito de iniciación con los mismos objetivos: avisarle al resto de la gente que la niña se convertía en mujer disponible para casarse. Seguramente que el proceso era también muy parecido: se entregaba a la joven al que pagara más por ella.

Una vez que las dos tradiciones se sincretizaron, se trasladó a Europa de regreso con la variante de que ya no era a los 18 años, sino a los 15, como en la cultura prehispánica.

Estos ritos de iniciación han sido muy comunes en diversas culturas a lo largo de la historia del hombre.

Sin embargo, ¿qué significado tiene hoy en día? ¿La transformación de una niña a mujer? ¿La presentación de una señorita virgen codiciable para el que la desee como esposa? ¿La mayoría de edad?

Nada de eso. Hoy en día, dentro del rito de los XV Años modernos, se encuentra el cambio del calzado: el papá le quita a la joven su zapatilla de piso y le coloca su PRIMERA zapatilla de tacón alto, para inmediatamente después bailar con ella su PRIMER vals.

¡Un momento! ¿Su PRIMERA zapatilla de tacón alto? ¿Su PRIMER baile? ¡Esto parece una broma! Hoy en día las jovencitas bailan desde que sus papás les dan permiso de ir a la fiesta o al antro (lo cual ocurre ANTES de sus quince años); usan las zapatillas que les da la gana: de piso o de tacón alto, dependiendo de lo que esté de moda. Y lamentablemente, hay que reconocerlo, muchas de ellas no sólo no llegan vírgenes a sus XV años, sino que a veces hasta van ya embarazadas  

Entonces ¿qué significa para hoy?
  • ¿La transformación de una niña a mujer? No, porque en nuestras sociedades una joven de quince años sigue siendo una niña, legal, emocional y socialmente.
  • ¿La presentación de la señorita virgen como mujer casadera? Tampoco, porque normalmente la jovencita debe tener al menos 18 años para poder casarse.
  • ¿La mayoría de edad? No, porque en nuestros países occidentales la mayoría de edad se alcanza entre los 18 y los 21 años.

¿Entonces no significa nada para hoy? Pues a menos que los padres le organicen la fiesta a la hija con la deliberada intención de venderla al mejor postor, pues...

La respuesta es un rotundo NO, no tiene absolutamente ningún significado, y sí unas consecuencias devastadoras para la economía de las familias (sin hablar de las consecuencias espirituales al estar practicando algo pagano de las naciones).

¿Por qué se sigue promoviendo? Basta con que te des una vuelta por los comercios, y veas aquellos vestidos de XV Años carísimos, y todos los accesorios carísimos, y los adornos del salón, y los manteles, los centros de mesa, y quién sabe qué más cosas que hay que tomar en cuenta para organizar una fiesta de XV que se respete.

Ahora la pregunta obligada, tomando en cuenta que ésta, como casi todas las celebraciones del mundo cristiano, tiene orígenes paganos:
¿Qué significa para el Eterno?

Aquí la respuesta te la dejo a tu consideración; si tienes algo qué opinar a favor o en contra, mucho se agradecerán tus comentarios.

¡Shalom!


 



 
avatar
blank.gif Graciela Femenino
Site Admin
 
Registrado: Octobre 2017
Mensajes: 161
  Compartir
  • Volver arriba Página inferior
 



Página 1 de 1
 


Ocultar¿Este tema fue útil?
Compartir este tema
Correo a un amigo Facebook Twitter Windows Live Favorites MySpace del.icio.us Digg SlashDot google.com LinkedIn StumbleUpon Blogmarks Diigo reddit.com Blinklist co.mments.com
technorati.com DIGG ITA linkagogo.com meneame.net netscape.com newsvine.com yahoo.com Fai Informazione Ok Notizie Segnalo Bookmark IT fark.com feedmelinks.com spurl.net
Enlazar este tema
URL
BBCode
HTML



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno