Página 1 de 1
 
 

Mensaje En Hechos 20:7 no dice "El primer día de la semana..." está mal traducido.

#1  Graciela Sab 14 Oct, 2017 19:38

Vamos a comprobar cómo esta mala traducción ha servido de argumento para el cambio del sábado al domingo

Todo el que conoce algo de historia sabe que quien oficializó ese cambio fue Constantino, en el Siglo III d.C., en colusión con la Iglesia de Roma (que se había convertido en la Iglesia Católica), y la razón que tuvo fue política, pues su intención era unificar su imperio, que hubiera una sola religión; y lo que hizo fue sincretizar (lo cual es una abominación a YHWH) la doctrina cristiana con las paganas, eliminando todo vestigio del cumplimiento de la Toráh.

img4510


En un artículo aparte, te mostraré cómo es que las distintas denominaciones cristianas aún siguen reconociendo la autoridad de la Iglesia de Roma. Pero estas denominaciones no quieren aceptar esto; en su lugar, han inventado un montón de pseudo argumentos para intentar comprobar que Yeshúa y los apóstoles en realidad cambiaron el sábado. Aquí te mostraré al menos dos de ellos, y podrás corroborar que no tienen ningún fundamento en realidad, pues están mal traducidos en nuestras Biblias.
Hechos 20:7 escribió: 
7 El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Cómo he escuchado a predicadores vehementes, agitando la Biblia en su mano, defender ardorosamente desde el púlpito el cambio del sábado al domingo, insistiendo en este versículo.

Yo misma, al leerlo, he creído verdaderamente que ese versículo está comprobando que los apóstoles ya no guardaban el shabbat, sino que habían comenzado a congregarse el domingo; incluso ahora que he recibido la revelación del Espíritu Santo sobre regresar a las raíces originales de la fe, ese versículo me había parecido un poco oscuro en su interpretación... hasta anoche.

Anoche estaba viendo este video:


YouTube Link


Te recomiendo que lo veas, está de lo más interesante. Aún no termino de verlo, pero lo que me mostró respecto de este versículo y el otro que te mostraré un poco más adelante, me conmocionó a tal grado que no pude esperar a terminar de verlo, antes de venir a compartirlo contigo.

Bien, allí dice "El primer día de la semana..." ¿verdad? Pues déjame decirte que ese versículo está mal traducido. Todos sabemos que el Nuevo Testamento se escribió en griego; o al menos los manuscritos más antiguos que se han recopilado están escritos en ese idioma. Posiblemente alguno se escribiría en hebreo primeramente y lo que hemos encontrado son las traducciones al griego; creo que nunca lo sabremos.

Pero el manuscrito original de Hechos, con el que contamos hoy en día, está en griego. Tal vez te sorprendas si te digo que en el texto original no  aparecen las palabras "primer", ni "semana". En vez de eso aparecen tres palabras:

tres_palabras


  • mia → significa "una".
  • tōn sabbatōn → significa "día de reposo".

Esto lo puedes comprobar AQUÍ, simplemente usando el traductor de Google. Y puedes verificar el original en griego AQUÍ.

Entonces, traduciéndolo bien, este versículo debería de decir:
Hechos 20:7 escribió: 
7 En un reposo, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Ahora revisemos el otro versículo que se ha usado por siglos para el mismo propósito:
1 Corintios 16:2 escribió: 
2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

En este versículo sucede exactamente igual que en el anterior: tradujeron pésimo.

otra


Allí aparecen también tres palabras, y ninguna contiene ni "primer" ni "semana". Aquí todavía está más claro.

κατὰ μιαν σαββατου → significa "En un día de reposo".

Lo puedes comprobar usando el traductor AQUÍ.

Por lo tanto, ese versículo bien traducido dice así:
1 Corintios 16:2 escribió: 
2 Cada día de reposo  cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

Con esto se echan por tierra dos de los mayores argumentos de los cristianos evangélicos para ocultar y disimular el hecho de que, en realidad, al aceptar el cambio del sábado al domingo, están sometiéndose, aceptando y reconociendo la autoridad de la Iglesia Católica Romana, quien argumenta que el mismo Yeshúa se la transfirió a ella. Incluso Lutero y los demás reformadores se mantuvieron bajo esta misma autoridad.

Sólo el Eterno sabe qué propósito hubo para permitir que durante 1700 años la Iglesia Católica haya seguido ejerciendo tal poder. Sin embargo, creo que aún está por cumplirse esta parte de la Biblia:
Apocalipsis 18:4 escribió: 
4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

Pensamos que después de la Reforma habíamos "salido de ella". Pero no es así.

Ahora a ti te toca decidir, ¿te quedas adentro, o sales de ella para no participar de esos pecados, y que no te toquen las plagas?
 



 
avatar
blank.gif Graciela Femenino
Site Admin
 
Registrado: Octobre 2017
Mensajes: 369
  Compartir
  • Volver arriba Página inferior
 



Página 1 de 1
 


Ocultar¿Este tema fue útil?
Compartir este tema
Correo a un amigo Facebook Twitter Windows Live Favorites MySpace del.icio.us Digg SlashDot google.com LinkedIn StumbleUpon Blogmarks Diigo reddit.com Blinklist co.mments.com
technorati.com DIGG ITA linkagogo.com meneame.net netscape.com newsvine.com yahoo.com Fai Informazione Ok Notizie Segnalo Bookmark IT fark.com feedmelinks.com spurl.net
Enlazar este tema
URL
BBCode
HTML



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 0 invitados
Usuarios registrados conectados: Ninguno