Estudio sencillo del libro de Hebreos »  Mostrar los mensajes de    a     

El Camino Correcto


El Nuevo Pacto - Estudio sencillo del libro de Hebreos



Graciela [ Mar 01 Oct, 2019 22:04 ]
Título del mensajeEstudio sencillo del libro de Hebreos
EL LIBRO QUE EXPLICA QUÉ CAMBIOS HUBO EN EL NUEVO PACTO, O PACTO RENOVADO

libro_hebreos


Ayer recibí sólo una sugerencia: analizar el libro de Hebreos.

Esto es todo un reto, pues para tal propósito se requiere desmenuzar la Ley de Moisés y los profetas, tal y como Yeshúa y los apóstoles lo hicieron siempre.

El objetivo es discernir en qué consiste exactamente el llamado Nuevo Pacto, el cual fue mencionado por Yeshúa en el último Pésaj que celebró con sus apóstoles, y que fue profetizado en Jeremías y Ezequiel (donde, por cierto, no estaba incluida la eliminación de la Torá, sino todo lo contrario).

También investigaremos si el Antiguo Pacto era un pacto defectuoso, y si es posible que Dios haga algo defectuoso… si no es así, entonces ¿en qué consistió el defecto del Nuevo Pacto? ¿Es lo mismo Torá que Ley? ¿Qué es exactamente estar bajo la gracia? ¿Será cierto que la gracia anula la Torá? ¿Es verdad que obedecer la Torá es caer de la gracia?

Éstas y más preguntas tendrán respuesta, con la ayuda del Espíritu Santo del Eterno. Y para esto es imprescindible tener siempre a la mano las premisas bíblicas que se desprendieron de los dichos de Yeshúa, y el análisis del relato de Lucas que acabamos de terminar.

  1. Yeshúa NO vino a eliminar la Torá, sino a darle lo que le hacía falta.
  2. Yeshúa dijo que la Torá no pasaría hasta que el cielo y la tierra pasaran (aún hay cielo y tierra).
  3. Yeshúa y los apóstoles guardaron siempre la Torá (Shabat, citas bíblicas, leyes alimentarias, y los demás mandamientos).
  4. Yeshúa y los apóstoles atacaron las tradiciones de hombre, los rituales y costumbres extra bíblicos, no a la Torá.
  5. Yeshúa y los apóstoles siempre predicaron el reino de Dios usando la Ley de Moisés, los profetas y los Salmos.
  6. Aún a poco tiempo de morir, Saulo siguió usando la Ley de Moisés y los profetas para predicar a Yeshúa (capítulo 28 de Hechos).
  7. Saulo siempre, en su defensa, siempre aseguró que guardaba la Torá, que NO predicaba contra ella.
    Por todo el libro de los Hechos no se ve ninguna iglesia cristiana gentil apostólica, ni tampoco un mandamiento que anule el Shabat, ni menos un mandamiento que ordene santificar el domingo.
  8. LA BIBLIA NO SE CONTRADICE A SÍ MISMA.

Tal vez en el transcurso del análisis de Hebreos, debamos echar mano de otras premisas que se me hayan pasado. Pero es MUY importante que el análisis lo hagamos EN CONTEXTO con toda la Escritura. Es decir, si un versículo PARECE que contradice una premisa bíblica, por fuerza se le debe buscar, en la misma Escritura, la correcta interpretación que concuerde con la misma Escritura.

Este libro lleva como título A Los Hebreos, aunque no hay una certeza de que realmente haya sido dirigido exclusivamente para los hebreos. Tampoco hay seguridad de que fue Saulo quien lo escribió.

Al final del análisis, en base a lo que hayamos investigado y descubierto, podremos ser capaces de discernir cuál fue el propósito de este escrito. Comencemos…
Hebreos 1:1 escribió: 
Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

Nótese con lo que comienza el escritor, con una afirmación que denota “hasta el cansancio”, y no porque Dios se canse, sino como diciendo “Les he hablado suficientes veces, como para que que quede claro mi mensaje.

¿Y por quién habló? Por medio de los profetas… ¿y por quién más?
Hebreos 1:2 escribió: 
en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

Por el Hijo… ¿y qué hay de Saulo, el que eliminó la Torá, el que cambió el Shabat por el domingo, el que dijo que ahora todo es gracia, y nada de Ley, el que fundó la iglesia cristiana gentil apostólica?

No, Saulo no entra en esta ecuación, y por una simple razón: porque Saulo lo único que hizo fue repetir lo dicho por el Hijo, por Yeshúa. Todas aquellas acusaciones son pura difamación.

Mañana veremos otro dato importante que se desprende de estos dos primeros versículos.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 11 Oct, 2019 17:17 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer comenzamos a aventurarnos dentro del libro de Hebreos, a ver qué mensaje nos tiene el Señor, y qué decisiones tomaremos al respecto.

Los dos primeros versículos nos dicen varias cosas:
  1. El Eterno ha hablado (dado Instrucciones) muchas veces, durante mucho tiempo.
  2. Ha hablado por los profetas y ahora por el Hijo.
  3. El Hijo ha existido desde el principio, por medio de Él hizo el universo, y lo ha hecho heredero de todo.

Hebreos 1:3 escribió: 
el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Huuuy, qué versículo tan cargadito de información. Vamos por partes.

1) El Hijo NO es el Todopoderoso,
Colosenses 1:15 escribió: 
Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación..
Esto es muy importante, pues a lo largo del libro veremos muchos indicios de que Yeshúa NO es el Creador Todopoderoso. Yeshúa es el Hijo emanado del Todopoderoso, fue engendrado desde el principio de la eternidad. ¿Difícil de digerir? Bueno, hay varias citas en las Escrituras que nos hablan de eso.
Juan 1:1-3 escribió: 
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Éste era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
Está expresión “el Verbo era Dios” no puede referirse a que Yeshúa era el Todopoderoso, por aquella premisa de que la Biblia no se contradice a sí misma.
Deuteronomio 6:4 escribió: 
Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
No hay tres en uno, no hay trinidad. De hecho, cualquier pastor cristiano, o sacerdote católico, que se respeten, reconocerán que la trinidad no está en la Biblia, sino que SE INFIERE, SE INTERPRETA. Ahora bien, el problema de que la trinidad se interprete, es que la trinidad CONTRADICE la Escritura, y recordemos la premisa: la Biblia no se contradice a sí misma. ¿Entonces de qué naturaleza es el Hijo, Yeshúa, el Mesías? Él fue engendrado, emanado del Todopoderoso, para que fuera la imagen que se pudiera ver, porque
Juan 1:18 escribió: 
A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.
El mismo Yeshúa lo dijo:
Juan 14:9 escribió: 
… El que me ha visto a mí, ha visto al Padre;…
. El Hijo tiene todos los atributos del Padre, se le ha dado la autoridad del Padre, es el enviado del Padre; Yeshúa no es una entidad autónoma que toma decisiones por su cuenta.
Juan 12:49 escribió: 
Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.
. ¿Podría haber hablado más claro? En pocas palabras este tercer versículo de Hebreos, analizado en CONTEXTO, derrumba el dogma católico/cristiano de la trinidad, el cual tiene sus orígenes en el pensamiento y en la concepción que los paganos tenían de sus propias divinidades. El concepto trinitario fue el resultado del análisis que hicieron los padres de la iglesia católica/romana/cristiana, utilizando métodos filosóficos, para tratar de entender las figuras bíblicas del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. En su ignorancia de las Escrituras hebreas, la Ley de Moisés, los profetas y los Salmos, y en su cosmovisión filosófica y pagana, la única explicación que encontraron fue que Dios se hizo hombre (como lo hicieron sus “dioses”), en el Hijo, y junto con el Espíritu Santo, crearon el concepto de la trinidad; un concepto que realmente nadie puede ni entender, ni explicar bíblicamente. ¿Quién es el Espíritu Santo? Si estos indoctos padres de la iglesia romana, filósofos paganizados, se hubieran tomado la molestia de leer la Escritura hebrea, se hubieran dado cuenta que la Presencia Divina se manifestó siempre a lo largo de la historia desde Génesis hasta Yeshúa, y no como una entidad aparte, sino como la manifestación del Eterno en forma de nube, de fuego, de truenos, de paloma, de viento. De hecho, en hebreo NO es “Espíritu Santo”, en hebreo es Ruaj Ha Kodesh, que significa Aliento Santo. El hebreo siempre supo esa diferencia; para el hebreo no hay conflicto entre la figura del Creador Todopoderoso, el Hijo, y la Presencia Divina. El hebreo sabe que al Eterno nadie lo ha visto jamás, y que el Hijo es su imagen.
Génesis 1:26 escribió: 
Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;…
¿a semejanza de quién, si
Juan 4:24 escribió: 
Dios es Espíritu;…?
¿Quién ya había sido engendrado? El Hijo. ¿Por medio de quién creó el Eterno? Por medio del Hijo. ¿Quién estaba con Él en el momento de crear al hombre? El Hijo. ¿Quién ya tenía una imagen visible? El Hijo. Por tanto, cuando el Eterno dice “a nuestra imagen y semejanza” está diciendo a la imagen del Hijo, con la forma del Hijo, con atributos del Hijo, el cual YA TIENE la naturaleza del Padre.

Entender la naturaleza de Yeshúa nos permitirá entender Su verdadero mensaje, tomando en cuenta la premisa bíblica de que Él dijo claramente que no hablaba por su cuenta, sino por el Padre. Mañana seguiremos.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 11 Oct, 2019 18:24 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer comenzábamos a analizar el verso 3 del primer capítulo de Hebreos.

2) Lo segundo que es notorio en ese verso es cuando dice “quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder…”, es decir, el Mesías sostiene el funcionamiento de todas las cosas con su Palabra. Debemos captar el tremendo significado de esta frase, considerando que la doctrina católica/cristiana enseña que el Mesías eliminó la Torá, y la Torá es la Palabra del Eterno, con la que sustenta TODAS las cosas, según lo dice el libro de Hebreos.

3) El verso sigue describiendo al Mesías como quien nos purificó de nuestros pecados… ¿nos limpió de nuestros pecados… o nos libró de la Torá? Leamos otra vez, ahí dice: “habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados…” Vamos poniendo atención a esto. ¿Qué es PECADO? La Escritura nos lo define:
1 Juan 3:4 escribió: 
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues EL PECADO ES INFRACCIÓN DE LA LEY.
Entonces, si el PECADO es cometer una INFRACCIÓN a la Torá, y lo que hizo el Mesías fue eliminar de nosotros el impulso de cometer INFRACCIÓN a la Torá, ¿cómo es que la doctrina católica/cristiana enseña que la Torá fue eliminada, si ahí claramente dice que lo que se eliminó fue la INFRACCIÓN a la Torá, NO LA TORÁ? Es una muy buena pregunta para hacerla a los pastores… si es que alguien se anima a preguntarles, y si el pastor en cuestión se atreve a responderla.

4) Por último, con este verso: “se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas…” una vez más la Biblia nos dice claramente que el Mesías NO es el Eterno Creador Todopoderoso, sino el Hijo emanado, engendrado, y al que se ha hecho participante de los atributos del Padre, sentándose a la derecha del Trono de la Majestad. De hecho hubo un rabino en el primer siglo, llamado Elisha Ben Abuyah, que fue excomulgado por los rabinos judíos, porque dijo tener una visión de dos tronos en el Cielo; la misma visión que tuvo Esteban justo cuando estaba siendo asesinado. Esta visión demuestra que en el Cielo existe el Eterno, sentado en su Trono, y el Hijo, el Cordero Santo, sentado a su derecha. No son dos dioses, es un solo Todopoderoso, y el Mesías.

Continuamos mañana.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 11 Oct, 2019 18:36 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
El escritor de Hebreos está haciendo una descripción del Hijo, de quien el Eterno habló muchas veces por los profetas.
Hebreos 1:4 escribió: 
hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

Esto es muy interesante, porque también se ha dicho que fue hecho poco menor que los ángeles, y aquí se puede prestar a confusiones o a malas interpretaciones.

La primera característica del Mesías es que ha sido emanado del Eterno, NO creado, desde el principio de la eternidad; y fue engendrado superior a los ángeles, puesto que el mismo Mesías estuvo con el Eterno en la creación de los ángeles y de todos los seres superiores. Más adelante veremos por qué parece que el autor de Hebreos se contradice.

Para reafirmar su dicho, el escritor echa mano de la Escritura hebrea:
Hebreos 1:5 escribió: 
Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?

Nótese el detalle de que el escritor NO usó las cartas de Saulo para explicar la figura del Hijo. ¿Por qué no? Simple y sencillamente porque en el primer siglo estaba MUY claro que la venida del Mesías tenía TODO que ver con profecías de la Ley de Moisés, los profetas y los Salmos, tal y como Yeshúa siempre dijo.

Y en este último verso, se puntualiza la diferencia entre los ángeles y el Hijo, que porta el Nombre del Eterno, o sea, Su autoridad, es su representante, su imagen visible. Y todavía agrega más evidencias.
Hebreos 1:7?-?12 escribió: 
Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego. Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros. Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura, Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.

Muchas de estas descripciones se tomaron de los Salmos de David, pues todo indica que el Eterno le dio revelación acerca del Mesías.
Hebreos 1:13 escribió: 
Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies?

Este último verso es muy significativo, pues fue el mismo que usó Yeshúa para mostrarles a los líderes religiosos judíos acerca del error de interpretación que se venía enseñando acerca del Mesías.

Mañana lo analizaremos un poco más en detalle.

¡Shabat Shalom!


Graciela [ Sab 12 Oct, 2019 09:34 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Continuando con el verso 13, si te fijas, tiene una referencia al Salmos 110:1; y ese verso fue usado también por Yeshúa, para revelar a los fariseos Su identidad.

Recordemos que después del exilio de Babilonia, sucedió la guerra de los Macabeos en contra de la dominación griega; muchos judíos se habían corrompido con la civilización griega, y se había profanado el Templo. Incluso se habían corrompido muchos levitas, por lo que los levitas que querían permanecer santificados (apartados) huyeron al desierto. Al mismo tiempo, comenzaron a tomar control los fariseos, un control religioso y también político, y ahí se comenzó a tergiversar la identidad del Mesías que esperaban. Si lees desde Génesis hasta Malaquías, podrás ver que el Eterno prometió esa salvación desde el momento que Adán y Eva pecaron. Pero los fariseos, y también los saduceos (sacerdotes corruptos, descendientes de Sadoc) interpretaron a como quisieron al Mesías, y en vez de un siervo sufriente, de naturaleza divina, que sería muerto por nuestros pecados cuando viniera en carne, ellos comenzaron a enseñar a un Mesías descendiente biológico de la genealogía de David, de la tribu de Judá por nacimiento, un rey guerrero montado en un caballo, que los liberaría del yugo romano, y que establecería un reino físico, en Judea, con su Templo y sus sacrificios de animales.

Por eso es interesante analizar el diálogo entre los fariseos, y Yeshúa, el Mesías manso, que predicaba en contra de las tradiciones orales rabínicas, quien tuvo un único arranque de ira cuando expulsó a los mercaderes del Templo.
Mateo 22:41-45 escribió: 
Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. Él les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?

Podemos darnos cuenta que es exactamente el mismo Salmo que usó el autor de Hebreos para demostrar la divinidad del Mesías. Nomás que en el Evangelio de Mateo viene completo, y en esa parte debemos enfocarnos.

dijo el Señor a mi Señor…” ¿Qué Señor a cuál Señor? Insertaré las palabras hebreas para que se entienda mejor. “dijo יְהֹוָה a mi אָדוֹן…” Observa que se usan dos palabras diferentes para los dos “Señor.”

La palabra יְהֹוָה es el Strong hebreo #3068, Yhvh: Jehová - el nombre propio de Dios de Israel. Es el Tetragramatón, las cuatro consonantes con que se nombra al Eterno.

La palabra אָדוֹן es el Strong hebreo #113 que significa adon: señor, amo, señores, soberano, controlador.

Por lo tanto, la primera parte del Salmos 110:1 debería haberse traducido así: “dijo el Eterno Todopoderoso a mi Señor…” para mostrar claramente que David sabía que son dos entidades diferentes, y no un bipolar hablándose a sí mismo. Por eso Yeshúa les dijo: “Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?

Pero si la profecía dijo que el Mesías sería hijo de David, de la tribu de Judá, ¿cómo es que Yeshúa cumplió esa profecía? Porque José, que era de la tribu de Judá, descendiente directo del rey David, NO era el padre biológico de Yeshúa. Y Miriam, la madre, aunque era de la tribu de Judá, por nacionalidad, era descendiente de levitas.

El asunto es que las profecías se habían interpretado LITERALMENTE, y por eso no les daban las cuentas a los fariseos. De esa forma, parecía que las profecías se contradecían una a otras, y los intérpretes dedujeron lo que les convino, lo que les gustó más.

Cuando el profeta dijo “Hijo de David”, y sabiendo que el Mesías ES de naturaleza divina, ES desde el principio de la eternidad, entonces se debe interpretar como “un tipo de David”, ya que en la cultura hebrea era común usar esa expresión para querer decir “alguien como David.” Y esa expresión la usó el mismo Moisés cuando le dijo a Josué:
Deuteronomio 18:15 escribió: 
Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis;
y obviamente se refería a Yeshúa. Por lo tanto, fue un error de los intérpretes judíos el estar esperando a un Mesías guerrero, fuerte, impetuoso, que montado en su caballo derrotaría militarmente a los romanos, que se sentaría en su trono en su palacio, con un reino físico, un templo físico, y un sacerdocio levita físico, sacrificando animales.

El autor de este escrito está insistiendo a hebreos acerca de la identidad del Mesías, porque en las congregaciones del Camino había mayoría de judíos, sobre todo al principio, y era muy importante retirarles del cerebro todas las telarañas de tradiciones humanas, malas interpretaciones y adoctrinamiento que traían de la ley oral rabínica (que atacó tanto Yeshúa).

Que a través de este estudio, el Señor también nos limpie nuestro cerebro de toda la basura sincrética de las doctrinas enfermas de hoy en día.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 12 Oct, 2019 09:42 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
El tema que está tratando el autor de Hebreos en este primer capítulo, es un tema álgido para la cristiandad, pues toda su teología está basada en el concepto de la trinidad; este concepto, de hecho, es el que hizo que más se convencieran los judíos incrédulos de los siglos siguientes, de que Yeshúa era un impostor, pues la doctrina católica/cristiana lo hizo Dios Todopoderoso junto al Padre, siendo que en las Escrituras hebreas está bien claro que el Mesías NO es el Dios Todopoderoso, sino el Hijo emanado de Él, y el judío del primer siglo lo sabía. Esto le preguntaron cuando lo apresaron:
Lucas 22:70 escribió: 
Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy.

Cuando los católico/cristianos comenzaron a torcer la Escritura, y a esforzarse en rechazar todo LO JUDÍO, en su afán de no obedecer la Torá, dejaron de leer la Escritura hebrea (por ejemplo, Proverbios 2), y se limitaron a la cartas de Saulo de Tarso para fundar a través de ellas una doctrina separada de la hebrea. Con esto, los judíos incrédulos se terminaron de convencer de que el Jesús cristiano era un falso Mesías… y tenían razón. Pero estos judíos, en vez de buscar al Mesías verdadero, lo maldijeron, y excomulgaron a los judíos que seguían a Yeshúa. Así que claramente se ve que, tanto judíos como católico/cristianos van caminando por una senda que no les lleva a la puerta estrecha de la vida eterna. Ninguno camina en la Verdad.

En los últimos versos del capítulo 13, el autor explica la divinidad del Mesías, por encima de los ángeles, y termina con:
Hebreos 1:14 escribió: 
¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

¿Serán, en tiempo futuro? ¿Cómo que serán? Bueno, parece que la doctrina católica sí considera que la salvación se tiene que alcanzar haciendo obras, o sea, que la salvación es en el futuro. En doctrina protestante, por el contrario, se predica que con creer en Jesús (un término muy filosófico que consiste en aferrarse mentalmente a la idea de que Jesús ya murió por mis pecados, y sentir bonito al pensar en esa idea, y estar segura de que así es) es suficiente, y ya se es salvo; no hay acuerdo entre las diferentes denominaciones sobre si es necesario hacer ALGO específico en el transcurso de la vida, para conservar la salvación, o si ya cada quién escoge qué hacer para cuidar ser salvo, o ya se puede hacer todo, comer de todo, sin tener más que pedir perdón cada vez que se comete pecado. Lo que ninguna denominación católico/cristiana puede explicar a cabalidad es QUÉ ES PECADO. Para todos pecado es simplemente hacer cosas malas; pero no se ponen de acuerdo qué son esas cosas malas: usar pantalón o maquillaje, no ir a la iglesia el domingo, no cubrirse la cabeza, bautizar en el nombre de esto o aquello, no persignarse, no diezmar, etc.

O sea que este último término “los que serán herederos de la salvación” puede que sea incómodo para los protestantes, y muy claro para los católicos. Pero ninguno de ellos conoce el verdadero significado.

Lo analizaremos mañana.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 12 Oct, 2019 12:04 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer nos encontramos con una expresión muy interesante: “los que serán herederos de la salvación.

Esta expresión es muy parecida a estas otras:
Mateo 24:13 escribió: 
Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Mateo 10:22 escribió: 
Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Filipenses 3:13-14 escribió: 
Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Y otros más… esta Escritura nos revela claramente que aún no estamos a salvo, y eso es algo muy inquietante, porque inmediatamente surgen dos preguntas: ¿nos salvó Cristo o no? Y si lo hizo ¿De qué nos salvó? Y si nos salvó ¿por qué en estos versos pareciera que dice que no nos salvó? Son PREGUNTAS CRUCIALES, porque de las respuestas depende nada más y nada menos que nuestro destino final, si será la destrucción, o será la vida eterna. No nos conviene jugar con eso, ignorarlo, o dar por sentado lo que nos dicen en la iglesia.

El problema de la doctrina protestante es que confunden justificación con santificación, y con salvación, como si todo viniera en el mismo paquete del sacrificio de Yeshúa, y nosotros ya no tuviéramos que hacer nada, excepto TENER FE (ese concepto filosófico de aferrarnos a la idea de que Cristo ya murió por mí, y ya la hice, y, si siento bonito, es que tengo mucha fe).

El problema de la doctrina católica es que predican que hay que hacer las obras de la iglesia católica para ser salvos, cumplir con sacramentos, etc.

Ambas doctrinas están en un tremendo error, y están guiando a los creyentes a la destrucción. Vamos a intentar definir en forma resumida lo que es cada concepto, usando ejemplos terrenales, tal y como lo hacía Yeshúa.

Justificación significa apuntarnos en la carrera, que nos anoten en la nómina, que nos acepten como concursantes. O sea, que nuestros nombres se escriban en el Libro de la Vida. Eso es gratis, no se tiene que pagar nada; sólo reconociendo que Yeshúa murió por pagar mi multa por pecar, y decidirme a no hacerlo más, es suficiente para que mi nombre sea tomado en cuenta.

Santificación significa hacer teshuvá, es decir, volver a la Instrucción del Eterno, al Camino de Vida, e irse limpiando y purificando en ese caminar.
Apocalipsis 22:14 escribió: 
Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

Salvación es llegar a la meta, llegar al final del concurso, que termine el mes y nos encuentren en la nómina para que se nos pague el salario.

En la santificación esta el quid del asunto, pues los protestantes piensan que la sangre de Cristo los limpió de una vez y para siempre, y aunque pequen, ya no se pueden manchar. Los católicos creen que hacer las obras que manda la iglesia es lo que los mantiene limpios, y con derecho a la vida eterna, aún cuando hayan muerto y vayan al purgatorio.

La realidad bíblica es que sí existe ese proceso de santificación (aunque los protestantes protesten), sí hay que perseverar para llegar a la vida eterna; sin embargo, no son las obras de la iglesia las que limpian nuestras vestiduras (aunque los católicos protesten).

Lo que nos limpia a lo largo de este caminar, es el amor… pongamos atención a esto: el amor del Padre hacia nosotros se demostró enviando a su Hijo a morir por nosotros, quitarnos nuestras vestiduras sucias por el pecado, y darnos vestidos blancos de lino fino, limpios y resplandecientes. El amor de nosotros hacia el Padre se demuestra en mantener esos vestidos limpios; y lo único que nos limpia, es hacer cosas santas, no profanas, no contaminadas con paganismo. La única forma de ir manteniendo limpias nuestras vestiduras es seguir el Instructivo de lavado, limpieza y mantenimiento, llamado Torá.
Apocalipsis 14:12 escribió: 
Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

¿Quiénes son los santos? Los que obedecen la Torá (recuerda que para cuando Juan recibió la Revelación, no existía el Nuevo Testamento, sólo la Torá).
Romanos 7:12 escribió: 
De manera que la Torá a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.

Sólo algo santo, es decir apartado o limpio de toda contaminación, nos puede limpiar; sólo apartándonos (siendo santos) de la contaminación, es que evitamos que nos ensucie.

¿Es el culto dominical algo santo? Definitivamente no, pues sus raíces están en el paganismo. Si la raíz es pagana ¿Cómo podríamos creer que dará frutos santos? Lo mismo se aplica a todas las demás tradiciones, costumbres y sacramentos de la iglesia católica/cristiana. Todo eso tiene su raíz en el paganismo, o le ha sido injertado paganismo.

El Instructivo nos indica cuál es el mandamiento santo que nos limpia y nos mantiene limpios. Nada fuera del Instructivo tiene poder para eso. Y sólo de esa forma podemos perseverar hasta el fin, es la única manera, la que el Eterno ha establecido, para ir por el Camino correcto, y llegar a la puerta correcta; para ser herederos de la salvación.

Mañana definiremos bien qué es pecado.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 26 Oct, 2019 13:04 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Bueno, este tema del PECADO ya lo hemos analizado exhaustivamente. ¿Que es PECADO? La misma Biblia nos da la definición.
1 Juan 3:4 escribió: 
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

Ayer vimos que para llegar a estar en la Presencia del Eterno, se necesita un proceso de tres pasos:

  1. La justificación (gratis, por medio del sacrificio de Yeshúa),
  2. La santificación (es la permanencia, la limpieza constante, el mantenimiento en el transcurso de esta vida por el Camino angosto),
  3. Y por último la salvación (la entrada por la puerta estrecha, a la vida eterna, quien haya cuidado de mantener limpias sus vestiduras).

  • ¿Qué mancha las vestiduras? El PECADO.
  • ¿Qué es pecado? Violar la Torá, el NO seguir el Instructivo.
  • ¿Con qué se limpian las manchas del PECADO? Con la obediencia a la Torá, con el compromiso de obedecer fielmente el Instructivo.
  • ¿Cuento con ayuda, tomando en cuenta que soy imperfecto? Sí, el sacrificio de Yeshúa eliminó el acta de la sentencia de muerte por violar la Torá, de quien se compromete a entrar en Pacto con el Eterno; la sangre de Yeshúa ratificó ese Nuevo Pacto; y el Espíritu Santo (la Presencia Divina, el Ruaj Ha Kodesh) nos guía en la obediencia, y nos avisa cuando hacemos algo mal.
  • ¿El creer en Yeshúa me libra de obedecer la Torá? No. El creer en Yeshúa ES OBEDECER la Torá. Éste es el proceso de la SANTIFICACIÓN, y como dijo mi Charlie:
    Citar:
    Santificacion es... Comenzar a correr.. no quedarse parados pensando que Jesús nos llevará en sus hombros hasta la meta.

La verdad me hizo reír esa ilustración, pero refleja tan fielmente la doctrina de la gracia, que más bien resulta tragicómico…

Porque, ¿Quién es heredero de la salvación? El que entiende el proceso de la SANTIFICACIÓN. Quien acepta que HAY un proceso de SANTIFICACIÓN. Quien desea aprender cómo santificarse en este caminar.
Mateo 5:6 escribió: 
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

JUSTICIA = Voluntad de Dios. Su Instructivo. Su Torá. SU sistema.

existe un Nuevo Pacto, pero éste no implica abolición de las cláusulas. Éste implica CAMBIO en el sacerdocio, cambio en las leyes levíticas, y esto es lo que descubriremos en este libro de Hebreos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 26 Oct, 2019 13:11 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Hechas las aclaraciones y habiendo definido a quiénes se les llama los “herederos de la salvación,” podemos continuar con el análisis.
Hebreos 2:1 escribió: 
Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

¡Otra advertencia! O sea que aún estando en la fe de Yeshúa ¡debemos cuidarnos de NO DESLIZARNOS! ¡La salvación no es automática! Y no lo digo yo ¡lo dice la Escritura!

Antes de continuar, veamos la definición de DILIGENTE —> “Que pone mucho interés, esmero, rapidez y eficacia en la realización de un trabajo o en el cumplimiento de una obligación o encargo.”

¿Cómo debemos atender lo que hemos leído hasta ahorita? Con mucho:
  • Interés (Actitud de la persona que siente deseo de dirigir su atención hacia algo o alguien que la atrae o le inspira curiosidad);
  • Esmero (Cuidado y atención extremos que pone una persona al hacer una cosa);
  • Rapidez (Que va a gran velocidad o que invierte poco tiempo, o menos tiempo del que se considera normal, en moverse o desarrollarse);
  • Eficacia (Capacidad para producir el efecto deseado o de ir bien para determinada cosa).

Vamos leyendo de nuevo la definición de DILIGENCIA, y analicemos nuestra actitud cuando nos hemos enterado que hay algo malo en la doctrina católica/cristiana…

¿Hemos reaccionado con diligencia? ¿Hemos sentido la suficiente curiosidad, como para ponernos a investigar con mucha atención? ¿Nos hemos puesto inmediatamente en actividad de escudriñar las Escrituras, como lo hicieron los de Berea? ¿Sin pretextos, sin falsas interpretaciones, respetando las premisas bíblicas?

Recordemos qué hicieron los de Berea, aún ante la predicación de Saulo, el gran apóstol: ESCUDRIÑAR las Escrituras. ¿Y qué es ESCUDRIÑAR? “Examinar algo con mucha atención, tratando de averiguar las interioridades o los detalles menos manifiestos.”

¿Estamos examinando la Escritura con MUCHA ATENCIÓN, en CONTEXTO, para tratar de descubrir dónde está el error de la doctrina tradicional? ¿Estamos revisando exhaustivamente cada versión, cada traducción, en CONTEXTO y teniendo en mente las PREMISAS BÍBLICAS? ¿Estamos desmenuzando la Escritura para descubrir el verdadero mensaje del Mesías? ¿Vamos dejando a un lado los paganismos y el sincretismo, para quedarnos con la SANA DOCTRINA, sin contaminación, ni corrupción ni mancha?

¡Lo debemos hacer si queremos ser herederos de la salvación! Porque aún cuando nos digamos cristianos, católicos, o seguidores de Yeshúa, la Biblia nos está diciendo que ¡no hemos alcanzado aún la salvación! ¡Aún podemos deslizarnos! ¡Saulo dijo “no pretendo haberlo alcanzado”!

Pero un momento… ¿entonces no contamos con ninguna protección, ninguna garantía? ¡Claro que sí! ¡Es la obediencia! Oh, pero aquí el punto es ¿OBEDIENCIA A QUÉ?

Es la pregunta crucial, en cuya respuesta están las señales para orientarnos bien en el Camino correcto, el ÚNICO que lleva a la puerta angosta, la de la vida eterna.

A partir de este momento contamos con varias horas por delante para tomar decisiones. ¿Marcamos como visto este mensaje? ¿Lo leemos, y seguimos con nuestras actividades de costumbre? ¿O nos enfrentamos al hecho de que no tenemos tiempo comprado, y realmente no sabemos si llegaremos a la noche, a acostarnos en nuestra propia cama, en paz?

¡Shalom!


Graciela [ Sab 26 Oct, 2019 14:54 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Espero en el Señor que ayer alguien haya tomado la decisión que corregirá el rumbo por el cual transita en esta vida. Mientras me entero, continuemos.

Aquí continúa la ADVERTENCIA:
Hebreos 2:2-4 escribió: 
Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

TRANSGRESIÓN Y DESOBEDIENCIA son las palabras CLAVE de esta advertencia. ¿Recuerdas QUÉ ES PECADO? Es TRANSGRESIÓNA LA TORÁ , al Instructivo, a la Ley del Eterno. Ahora, pareciera que estas dos palabras significan lo mismo, pero en realidad no. Porque una cosa es FALLAR (transgredir) por ignorancia o porque somos imperfectos, y otra MUY diferente AFERRARNOS a las tradiciones de los hombres, y desviar la mirada de la Torá (desobedecer).

Cuando pases al altar cada domingo, ya sea a cantar, a predicar, o a orar, RECUERDA ESTO:
Proverbios 28:9 escribió: 
Dios rechaza las oraciones de los que no lo obedecen.

Esa “justa retribución” no les gusta a los que dicen “Dios conoce mi corazón, y mis buenas intenciones… Dios es Amor, ama a todo el mundo y no quiere que nadie perezca… Dios ama al pecador, y aborrece el pecado… Dios es bueno y perdona todo…” Ellos predican a un dios bobalicón, buenazo, alcahuete, permisivo, fluctuante… eso es lo que el satán quiere que crean, para incitarlos a dejar la Torá, a no seguir las Instrucciones. Y luego que llega la “justa retribución”, les dice “¿Ya ves qué malo es Dios?”, y una vez que les quita la fe, entran en depresión, y de ahí a las adicciones y al suicidio.

Fíjate cómo es la Palabra que se nos ha dado desde el principio: FIRME. ¿Sabes qué significa FIRME? Que es estable o no se mueve al estar bien apoyado o sujeto. ¿Te das cuenta? ¿Crees en un dios que hizo una Torá imposible de cumplir, y por eso tuvo que enviar a su Hijo a eliminarla? Quien crea eso, no está siguiendo la Palabra FIRME del Eterno, está DESOBEDECIENDO, y recibirá la JUSTA RETRIBUCIÓN en su momento oportuno. ¿Cómo escapará esa persona de esa “justa retribución”? ¿Y qué tal si está enseñando a sus propios hijos a desobedecer también? ¿Cómo escaparán ellos? ¡¡Por eso hay tantos Suicidios, incluso de NIÑOS!!

Notemos que hasta aquí el autor del libro ha enfatizado varios puntos, que es necesario tenerlos en mente en los siguientes días:
  1. El Mesías estuvo desde el principio, antes de la Creación, y todo se creó por el, con él y para él.
  2. El Mesías fue emanado del Eterno, y es Su representante, su imagen visible, el Príncipe del Rostro.
  3. Se enfatiza que la Palabra es FIRME, y hay consecuencias para quien la DESOBEDECE.
  4. ¡NO HABÍA NUEVO TESTAMENTO en el momento que se escribió este tratado!

¡Shabat Shalom!


Graciela [ Sab 26 Oct, 2019 14:58 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
¿En quién habrán hecho mella las advertencias que nos ha lanzado el Eterno a través de lo que hemos visto en Hebreos? Preparémonos, porque vienen más.
Hebreos 2:5-9 escribió: 
Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando; pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

Leamos con atención estos versos, pues el autor se esmera en que entendamos y captemos la enorme investidura del Mesías, su enorme responsabilidad, su tremenda misión, la magnitud del impacto de Su Presencia en la tierra, en forma de hombre, la trascendencia de ese sacrificio… un significado demasiado grande, como para la conclusión simplista de la doctrina tradicional, de que vino a eliminar la Torá imperfecta de su Padre, que vino a corregir ese error.
Hebreos 2:10 escribió: 
Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos.

Observemos esto: perfeccionar al Mesías le convino al Eterno Todopoderoso, pues iba a ser el Camino para nuestra salvación. El Creador perfeccionó al Mesías para… ¿que viniera a corregir una imperfección, un fallo, del Todopoderoso? No parece una premisa lógica, sobre todo porque contradice todas las premisas bíblicas que se han establecido en el análisis de los Hechos.
Hebreos 2:11 escribió: 
Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,

Qué hermoso… tanto Yeshúa como nosotros somos hijos del Eterno, por eso nos llama hermanos. Él es el Hijo obediente, que vino a ser ejemplo para todos los demás que deseamos también ser hijos del Todopoderoso, los que nos convertimos en sus hermanos. Observa esta unidad, esta continuidad entre lo dicho por el Padre a sus profetas, y la misión de Yeshúa… no hay contradicción, no hay ruptura, no hay reemplazo, no hay nueva iglesia gentil apostólica católica cristiana.

Continuamos mañana, debo escuchar el estudio de Shabat.

¡Shabat Shalom!


Graciela [ Sab 26 Oct, 2019 15:04 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer vimos la razón por la cual Yeshúa llama hermanos a los que entramos en Pacto con el Eterno:
Hebreos 2:11-13 escribió: 
Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré. Y otra vez: Yo confiaré en él. Y de nuevo: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio.

El Padre es quien entrega las almas al Hijo, y el Hijo sigue las órdenes del Padre.
Juan 6:37-39 escribió: 
Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y ésta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.

Aquí se ve claramente la identidad del Mesías, el Enviado, el Ungido, el Hijo obediente, en unidad y armonía perfecta con el Padre, el mismo Eterno Todopoderoso que creó el universo, y dio Torá para su funcionamiento.

Quien insista en vivir sin Instrucciones, creyéndose la doctrina tradicional de sólo gracia y nada de Ley, es muy probable que no pertenezca al redil de Yeshúa:
Juan 10:26-30 escribió: 
pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos.

Una vez más se hace patente la unidad entre el Padre y el Hijo, total acuerdo, total armonía, ninguna disonancia, nada de Torá eliminada, nada de nueva doctrina, nada de reemplazos, nada de nueva iglesia gentil cristiana apostólica.

Yeshúa no vino ni a eliminar la Torá, ni a encomendar a Saulo de Tarso la creación de una nueva doctrina. Yeshúa es la Torá, es la continuidad de todos los eventos del Antiguo Pacto, es el cumplimiento profético de las promesas del Padre… desde Génesis hasta Apocalipsis, todo es un todo, y eso es lo que se está explicando en este tratado de Hebreos.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 27 Oct, 2019 11:05 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Hebreos 2:14 escribió: 
Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

Yeshúa vino en carne y sangre, para tomar nuestro lugar, y pagar nuestra deuda por pecar:
Romanos 6:23a escribió: 
Porque la paga del pecado es muerte…
Al morir, sin culpa, sin pecado, como el Cordero perfecto para el sacrificio, dio el pago por el pecado, para que todos los que creen y obedecen, no mueran, y tengan vida eterna. Revisemos de nuevo la lógica del sacrificio de Yeshúa.
  • Ley son las Instrucciones (Torá).
  • Pecado es el delito de no seguir las Instrucciones (transgredir la Ley).
  • La muerte es el castigo por pecar (transgredir la Torá).
  • Acta de decreto de muerte es la lista de delitos por los que alguien merece morir.

El ser humano ha sido desobediente a la Torá. ¿Por qué ha sido esto? ¿Porque la Torá es imperfecta? ¿O porque el ser humano es imperfecto? Si decimos que la Torá es imperfecta, estaremos violando una de las premisas bíblicas: Dios es perfecto, y todo lo hace bueno. Si decimos que el ser humano es imperfecto, estaremos siguiendo una premisa bíblica:
Romanos 3:23 escribió: 
por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Por tanto, si la Torá es perfecta, y el hombre la desobedece por ser imperfecto, y a causa de eso el hombre está condenado a muerte, y el Padre quiere salvar al hombre… ¿Cómo lo hizo? Envió a Su Hijo a destruir la sentencia de muerte, la lista de delitos en nuestra contra. Pero eso no fue todo. Como la Torá no fue eliminada:
Mateo 5:17a escribió: 
No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas…
y aún se tiene que seguir obedeciendo, y como el hombre sigue siendo imperfecto, una vez eliminada la sentencia de muerte, el hombre que entra en Pacto, recibe la Torá escrita en su propio corazón y en su mente:
Jeremías 31:33 escribió: 
Pero éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
El creyente también recibe ayuda por medio de la misma Presencia Divina:
Juan 16:13 escribió: 
Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

Veamos el siguiente verso:
1 Hebreos 2:15 escribió: 
y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

¿Sujetos a cuál servidumbre? ¿La de la Torá perfecta, o la de la condena por violar la Torá? Decir que la servidumbre de la Torá, es tan absurdo como decir que, como soy incapaz de conducir mi auto respetando el límite de velocidad, debo eliminar ese articulo del reglamento de tránsito, porque no quiero estar sujeta en servidumbre a ningún límite de velocidad, quiero ser libre de manejar tan rápido como yo lo decida.

No, la servidumbre a la que se refiere este tratado es a la de los sacrificios continuos de animales para cubrir el pecado. Y este tema es el que se verá mañana.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 08:55 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Este tratado de Hebreos ya está entrando en materia.

Hebreos 2:16-17 escribió: 
Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.
Momento… esto es importante. El papel más popular que se asigna al Salvador es el de ser el Cordero de Pascua, el sacrificio perfecto para que con su muerte se diera el pago por los pecados de todo creyente.

Pero aquí se nos está explicando que también se erigió como el Sumo Sacerdote, para expiar los pecados. Recordemos que el sumo sacerdote (el primero fue Aarón) estaba en el primer lugar de la jerarquía sacerdotal. A partir de Aarón, la Torá indicaba que este cargo era vitalicio, y hereditario al hijo mayor. El sumo sacerdote debía apartarse de toda contaminación, no podían tocar cadáveres (ni de sus familiares más cercanos), no debían hacer duelo, sólo podían casarse con doncellas israelitas.
Hebreos 2:18 escribió: 
Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.
Por eso era necesario que el Mesías se encarnara… así podemos estar seguros que Él experimentó en este mundo como ser humano, como nosotros.
Hebreos 3:1-2 escribió: 
Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; el cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios.

Es interesante cómo se compara la fidelidad de Moisés a la de Yeshúa. Ambos fueron fieles: el primero en recibir, enseñar y escribir la Torá; y el segundo en venir a darle lo que le hacía falta, y a enseñar la forma correcta de obedecerla.

Nótese que en ninguna parte se infiere que la fidelidad de Yeshúa se manifestó en eliminar la Torá.

Continuará…

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 09:10 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Yeshúa y Moisés fueron fieles a los propósitos del Eterno. ¿Somos fieles nosotros a esos propósitos? Veamos rápidamente el significado de fidelidad: “Exactitud en la ejecución de alguna cosa.” Exactitud: “Rigor y precisión en la determinación de una cosa.” Rigor: “de manera exacta.” Si aplicamos estas definiciones a Moisés, vemos que, efectivamente, él fue fiel al Eterno. El Eterno le dijo haz esto, y lo hizo justo como se le ordenó. A Moisés no se le otorgó la libertad de decidir el CÓMO ni el CUÁNDO. Recordemos la razón por la que no entró a la Tierra Prometida:

El pueblo pidió agua, de una manera grosera y exigente, y el Eterno le dijo a Moisés:
Números 20:8 escribió: 
Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y HABLAD A LA PEÑA A VISTA DE ELLOS ; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.
Fíjate en la orden. Las veces anteriores, el Señor le había pedido golpear la roca para que diera agua. Esta vez no, esta vez le dijo que le hablara. ¡Una orden inesperada, tomando en cuenta que Moisés ya estaba cansado de lidiar con el pueblo! Y seguramente que el Eterno lo sabía. Ahora miremos lo que hizo Moisés ante la orden:
Números 20:9-11 escribió: 
Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó. Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? Entonces alzó Moisés su mano y GOLPEÓ la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias.
Moisés comenzó a obedecer la orden y tomó la vara. Pero, al calor de la frustración, el cansancio y el enojo, no obedeció TODA la orden, sólo la parte de tomar la vara, y con esa vara golpeó la roca, en vez de hablarle…y salió agua. En este punto, Moisés pudo pensar:
Citar:
Ufh, de la que me libré, Dios de todos modos me respaldó, porque conoce mi corazón, entiende qué tan frustrado me siento, sabe que mi intención fue obedecerle. Él es bueno, y me va a perdonar.
Tal vez lo pensó, tal vez no. Pero lo que sí puedo decir es que cualquier cristiano de hoy en día lo piensa una y otra vez.
Citar:
Dios conoce mi corazón, me ha dado libertad para elegir cómo y cuándo obedecerle.
Pero… ¿Será cierto?
Números 20:12 escribió: 
Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado.
¡Ahí fue donde Moisés recibió la sentencia de que no vería cumplido el anhelo de su corazoncito! ¿Por qué? ¿Después de haber obedecido en TODO, haber sido fiel hasta ese momento, y por UNA sola vez de desviarse UN POCO de la orden, del mandamiento, se le daba un castigo de esa magnitud? ¡no entrar a la tierra prometida! ¡No parece justo! Momento… pero Dios es JUSTO, ésa es una premisa bíblica, por lo que la sentencia NO puede ser injusta; debe haber OTRA explicación. Y la explicación está en el mismo verso, Dios se lo dijo a Moisés ANTES de emitir la sentencia.
Citar:
Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel…
¡Observa esto! Fueron dos motivos, el primero dio como resultado el segundo. No creyó, y por lo tanto, no lo santificó. Pero a ver ¿qué significa esto? ¡Es muy profundo! ¿Cómo que no creyó Moisés, si el mismo autor de Hebreos compara su fidelidad con la de Yeshúa?

¡Esto se va poniendo cada vez más interesante! Mañana le seguimos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 09:24 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer comencé el mensajito con una pregunta: ¿Somos fieles a la Voluntad de Dios? Porque Moisés y Yeshúa son mencionados como ejemplos de fidelidad.

Pero Moisés falló UNA vez, y la consecuencia fue no entrar a la tierra prometida. Se le ordenó HABLAR a la peña para que diera agua, y en vez de eso, increpó al pueblo, y frente a todos ellos la GOLPEÓ dos veces. Obedeció la orden en parte, y en parte no. Aún así, la consecuencia parece demasiado dura, hasta injusta, dada la fidelidad mostrada, hasta ese día. Pero como Dios NO es injusto, entonces conviene analizar esta decisión.

Moisés y Yeshúa fueron fieles, y cada uno cumplió su parte en el rol asignado por el Eterno, dentro del plan de salvación.

Una sola ocasión Moisés hizo algo POR SU CUENTA, es decir, tomó una decisión guiado por los impulsos de su corazón. ¿Se le puede culpar de haber perdido la paciencia frente a aquella multitud? De haber dependido de mí, tal vez le hubiera pasado por alto aquella falla, tomando en cuenta los años que llevaba aguantando la ingratitud del pueblo. Pero analicemos una vez más la razón que dio el Eterno para dictaminar la consecuencia: “Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel…

Fíjate qué interesante… lo que ha sido traducido como “no creísteis en mi”, en realidad dice “no fuisteis FIELES a mí”, pues el texto hebreo original usa el Strong hebreo #539, aman, que significa “fiel, fieles, firme, para confirmar, apoyo.” Pero si Moisés fue ejemplo de fidelidad, según da testimonio el autor de Hebreos ¿por qué este error fue de tanta relevancia, y no se pasó por alto? Veamos la siguiente razón:
Citar:
Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel…
Literalmente, este texto dice así:
Citar:
Porque no fuiste fiel a mi orden, para HONRARME ante los ojos de los hijos de Israel
” ¿Te das cuenta por qué la consecuencia fue tan dura? No sólo no obedeció FIELMENTE la orden, o sea, en cada uno de sus puntos, sino que además ¡LO HIZO ENFRENTE DE TODOS! Aquella gente estaba batallando para obedecer, su inercia siempre los jalaba a la rebeldía, y el Eterno los llevaba por el desierto todos esos años para probarlos, afligirlos, y volverlos a probar, literalmente como se hace con el metal para templarlo… lo que hizo Moisés no ayudó a ese propósito; y de haberlo dejado sin consecuencia ¿Cuál sería el mensaje? Uno que dice que tenemos la libertad de tomar nuestras propias decisiones en ciertas circunstancias atenuantes, aunque eso signifique violar un mandamiento.

Hoy en día la cristiandad sigue ese mensaje equivocado. Pareciera que el dios al que siguen o dicen servir, fuera uno diferente al mismo Dios que no le evitó la consecuencia a Moisés aquel día en el desierto.

Una vez más es pertinente la pregunta: ¿Somos fieles a la Voluntad de Dios? ¿Nos esforzamos para obedecer cada punto de sus mandamientos, sin que nos falte nada? ¿No nos consideramos libres de decidir el cómo, el cuándo y el por qué? Moisés fue fiel siempre, excepto esa única ocasión. Dios NO lo destruyó por eso, no lo mató, no lo aniquiló, como lo hizo con los hijos de Aarón. ¿Por qué? Porque Moisés cometió un error, su deseo fue siempre obedecer, y en un impulso cometió un error. El Eterno mostró su gracia, y no lo consumió; le perdonó la vida, y sólo le impidió ver la tierra prometida. Los hijos de Aarón eran rebeldes de corazón, y siempre buscaban pretextos para desobedecer. Y la prueba de que Moisés fue perdonado, es que los siguientes siglos Moisés fue recordado y honrado, hasta hoy, no por aquel error, sino por toda una vida de fidelidad a la Voluntad del Eterno.

¿Somos fieles como Moisés, o buscamos pretextos para no obedecer como Nadab y Abiú? Este día recordemos y meditemos en el error de Moisés, y en la rebeldía de Nadab y Abiú.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 11:21 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
¿Estoy siendo fiel a la Voluntad de Dios? La respuesta a esta pregunta determina si voy caminando por el Camino Correcto, o voy por otro que PARECE el mismo, pero que poquito a poquito se va separando más de la Única Meta.

Moisés caminó por ese Camino, y aunque cometió errores, perseveró, y el Eterno le tomó en cuenta su fidelidad. Sin embargo, el error que le costó entrar a la tierra prometida, es uno que la cristiandad comete una y otra vez: el hacer las cosas sin seguir fielmente las Instrucciones. A Moisés se le perdonó, porque fue un impulso, una falla… a la cristiandad no se le puede perdonar, porque se aferra a sus tradiciones y costumbres, insiste en ser desobediente, como Nadab, Abiú, Coré, y otros que fueron destruidos.

Continuamos…
Hebreos 3:3 escribió: 
Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo.

El tratado está dando testimonio de la fidelidad de Moisés y de Yeshúa, pero haciendo énfasis en la superioridad de Yeshúa. Y esto fue porque, para el primer siglo (y aún hoy), la figura de Moisés se había elevado a niveles desproporcionados, haciendo casi un culto a su personalidad, y los hebreos creyentes en Yeshúa estaban batallando para colocarlo en su justa posición: un profeta, hombre fiel a la Voluntad del Eterno, que no dejó de ser hombre, que tuvo fallas, que cumplió los propósitos del Eterno, y que desapareció en su momento justo. Nótese que éste es otro pecado que se comete hoy en día, con el culto que se da a hombres y mujeres sobresalientes en los valores humanos y bíblicos, y que son colocados en un nivel parecido al del Mesías.

Este último verso enfatiza que el Mesías estuvo en la Creación junto al Eterno, y reafirma lo que dijo Juan:
Juan 1:1-2 escribió: 
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Éste era en el principio con Dios.
De manera que ni Moisés, ni la mamá de Yeshúa, ni el papá, ni ningún apóstol, ningún santo, ninguna persona, por maravilloso que sea su testimonio, NADIE, absolutamente nadie está en igualdad a Yeshúa, ni mucho menos superior. Todos somos creados por Dios, y estamos en niveles inferiores:
Isaías 45:9-10 escribió: 
¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: Qué haces?; o tu obra: ¿No tiene manos? ¡Ay del que dice al padre: ¿Por qué engendraste? y a la mujer: ¿Por qué diste a luz?!

Hebreos 3:4 escribió: 
Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios.

Mañana veremos otra evidencia de que la salvación es gratuita, y que debemos cuidar ese regalo.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 11:34 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Hebreos 3:5-6 escribió: 
Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir; pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza.

Primeramente, veamos la conclusión de la comparación entre Moisés y Yeshúa. Moisés fue siervo fiel, y Yeshúa fue Hijo fiel. ¿Fieles a qué? A la Voluntad del Eterno, a transmitir sus Instrucciones. De hecho, el Eterno prometió enviar al sucesor de Moisés:
Deuteronomio 18:18 escribió: 
Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; Y PONDRÉ MIS PALABRAS EN SU BOCA, y él les hablará todo lo que yo le mandare.
Ahí para los que afirman que Yeshúa nos enseñó a desobedecer la Ley, profanando el Shabat. Además, se necesita tomar mucho en cuenta que Moisés transmitió fielmente las Instrucciones del Eterno para testimonio de lo que se iba a decir”. O sea, lo que dijo Moisés, lo repetiría su sucesor, el Mesías, que no hablaría por su cuenta, sino lo mismo que el Eterno le ordenó decir a Moisés. Nada de que Yeshúa vino a abolir la Torá.

Ahora, observemos esto: “la cual casa somos nosotros…Yeshúa fue fiel respecto de nosotros, que somos el templo, el tabernáculo, la casa del Eterno, del Aliento de Santidad, conocido en la cristiandad como Espíritu Santo, erróneamente considerado una persona aparte del Todopoderoso. Somos la habitación del Ruaj, la Presencia Divina habita dentro de cada creyente, es parte del Nuevo Pacto. Somos SU CASA.

Ahora la última parte, la advertencia. “… la cual casa somos nosotros, SI RETENEMOS firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza.” Es importantísimo fijar nuestra atención en esa condicionante SI RETENEMOS. Bien interpretado, el autor del tratado declara que la Presencia Divina habita SOLAMENTE dentro de personas que confiamos A TAL GRADO en el Eterno, que le creemos que podemos obedecer a su Torá, que le creemos cuando dice que no es difícil, y que está ya escrita en nuestro corazón y nuestra mente. Que le creemos a Yeshúa cuando dijo:
Mateo 11:30 escribió: 
porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Recordemos lo analizado ya en el capitulo anterior:
Hebreos 2:1-3 escribió: 
Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

Parafraseando y rescatando lo analizado hasta ahora, esta frase “SI RETENEMOS firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza” podemos interpretarla así: el Eterno sólo hará habitación, y permanecerá dentro de cada creyente que persevere FIRMEMENTE en la obediencia a la Palabra que fue transmitida CON FIRMEZA, tanto por profetas, por ángeles, por el Mesías, y por los apóstoles. ¿Alguien no quiere santificar el Shabat, que porque es de los judíos? Le tengo una noticia: el Shabat es DEL Eterno, no de los judíos, y además, hay advertencias por todos lados contra los que se obstinan en desobedecer.
1 Samuel 15:23 escribió: 
Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.
Esta sentencia dicha al rey Saúl, es también para todos aquellos que les creen a los pastores, apóstoles y a sus doctrinas de hoy, de que la Torá fue abolida; que insisten en su culto dominical, en profanar el Shabat, y que no se esfuerzan (como los de Berea) en investigar, escudriñar y estudiar las Escrituras para ver si todas estas cosas son así.

En su momento, esa advertencia fue para los israelitas que se obstinaban en no creer que Yeshúa era superior a Moisés, que no lograban entender el verdadero significado de Su Sacrificio, que no captaban aún la trascendencia de Su misión.

Tomemos nota de esa advertencia, y hagamos auditoría, verifiquemos si nuestra vida honra los mandamientos de Dios, y echemos fuera toda contaminación. No nos desviemos ni a derecha ni a izquierda.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 11:55 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer vimos que la condición para que la Presencia de Dios habite en nosotros, es obedecer en forma decidida, sin dudar ni flaquear, creyendo que obtendremos el galardón de la vida eterna.
Hebreos 3:7 escribió: 
Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz,

Mucha gente dice “deja que el Espíritu Santo me hable.” Ahora que se abrió un debate acerca de la navidad, una persona me dijo: “Si fuera malo, el Espíritu Santo me lo haría saber. No creo que Dios se enoje conmigo, Él conoce mi corazón, y nosotros usamos la navidad para evangelizar. Sé que a Dios le agrada, porque la navidad me hace sentir bien.

Todos estos argumentos tienen varios errores:
  1. No hay ninguna Escritura donde a los apóstoles se les dijera “deja que les hable el Espíritu Santo.” Al contrario. Ellos hablaban con denuedo, insistentemente, igual que lo hicieron los profetas, y prácticamente todos fueron torturados, perseguidos y muertos violentamente.
  2. La navidad es mala desde que su origen es pagano; y aunque la hayan cristianizado, no se pueden desaparecer sus raíces. Árbol malo, da malos frutos, lo dijo Yeshúa. Lo bueno y lo malo ya está en la Biblia, ya sé nos dejó dicha la Voluntad del Eterno. No confundamos la función del Espíritu Santo.
  3. El Señor no peca con enojo, pero Su Santidad repele instantáneamente la rebeldía y la desobediencia sistemática. Recordemos el caso de Uza.
  4. El corazón es engañoso, y es el lugar preferido del satán para plantar la desobediencia.
  5. En ninguna parte de la Biblia dice que los apóstoles o profetas necesitaron elementos paganos para predicar la Palabra.
  6. Si sientes bonito al celebrar la navidad, y la navidad es una fiesta abominable al Todopoderoso ¿Quién crees que es que te hace sentir bonito?

Si oyereis hoy su voz…” significa “si haces caso a su Voluntad, y temieras a las consecuencias por desobedecer…
Hebreos 3:8 escribió: 
No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,

¿Cómo reconocer que mi corazón no está endurecido? Cuando NO me guío por mis sentimientos o mis sensaciones. Cuando NO me aferro a decir “hago lo mejor que puedo.” Cuando NO importa lo que tal o cual cosa signifique para mí; cuando NO hago lo que mejor me parece, sino investigo lo que le parece bien a Dios. Cuando para mí lo más importante es agradar a Dios, hacer Su Voluntad, obedecerle en la forma que Él ha establecido. Cuando hago tiempo para Él, y acepto que sin Él estoy perdida. Cuando NO quiero ignorar ninguna de las cláusulas del Nuevo Pacto, cuando me empeño en aprender cómo servirle, NO conforme a mis consideraciones, o a las tradiciones y costumbres, NO a lo que me enseñan en la iglesia, o he aprendido desde niña, SINO a lo que está escrito en el Instructivo.

Porque en el desierto, muchos se empeñaron en ser desobedientes, provocaron al Eterno.
Hebreos 3:9 escribió: 
Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años.

¿Para qué esperar la corrección del Altísimo?
Hebreos 3:10-11 escribió: 
A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: SIEMPRE andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.

El reposo para los israelitas en ese momento, era entrar a la Tierra Prometida, y eso fue figura para la vida eterna, la esperanza por la que nosotros debemos vivir. El autor de Hebreos nos está diciendo que sólo obedeciendo podemos heredar la salvación ¡ojo! Aún no estamos a salvo ¡lo dice la Escritura! Podemos correr la carrera a la salvación, únicamente por medio del sacrificio de Yeshúa, y siguiendo el Instructivo (Torá), que es nuestro mapa.

De lo contrario, si sólo queremos creer en Yeshúa, y comenzamos a correr la carrera SIN SEGUIR el Instructivo, y haciendo todo lo que se nos previene que NO HAGAMOS, al final de la carrera NO ESTARÁ la puerta estrecha, la de la eternidad. Encontraremos sólo destrucción.

Procuremos seguir fielmente el mapa del tesoro. No nos desviemos ni a derecha ni a izquierda, no nos apoyemos en nuestra propia opinión, ni sigamos nuestros sentimientos. Obedezcamos los señalamientos, para poder entrar en el último reposo.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 02 Nov, 2019 15:03 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
¿Cómo nos ha ido con nuestra revisión? Es tiempo de tomar decisiones.
Hebreos 4:1 escribió: 
Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.

¡Temer! Es la recomendación, temer y obedecer, para lograr el cumplimiento de la promesa en nuestra vida…
Hebreos 4:2 escribió: 
Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.

¿Quién dijo que la buena nueva es del Nuevo Pacto? ¿Quién dijo que la gracia sólo es en el Nuevo Pacto? Evangelio significa buenas noticias, y para Israel, la buena noticia fue “¡se ha cumplido la promesa de la redención! ¡Ha llegado el que nos librará de la esclavitud de Egipto!” ¿Te has fijado que Israel fue liberado POR GRACIA? Cuando Moisés regresó a Egipto, no llevaba ninguna condición, la orden de Dios era “libera mi pueblo.” Así, sin más. Las plagas fueron gratuitas, y también el abrir el Mar Rojo. Todas esas maravillas fueron para que el pueblo se derritiera en agradecimiento. Esto es lo que está diciendo el tratado: “Confíen, tengan fe, créanle a Dios, obedezcan, atiendan a su voz, hagan caso, no lo reten, no lo provoquen, conózcanlo y hagan lo que Él quiere… no le busquen tres patas al gato.” ¿No les decimos esto a nuestros hijos? ¿No les aconsejamos eso a los hijos rebeldes y desobedientes? “Si no quieres que te castiguen, ¿para qué haces lo que ya sabes que no les gusta a tus papás? No abuses de su confianza.” Muchos de nosotros educamos muy bien a nuestros hijos, somos firmes y al mismo tiempo amorosos, nos esforzamos por equilibrar muy bien las reglas con los permisos. Lo malo es que si somos padres cristianos, vivimos nuestra vida como hijos sobreprotegidos de Dios, como juniors que sólo reciben, y nada dan… o damos lo que nos da la gana, cuando y como queremos, sin importar lo que a nuestro Padre le importe. Somos padres muy sabios, y al mismo tiempo hijos necios. De eso está hablando el escritor de Hebreos. Tomemos como ejemplo aquellos israelitas que fueron sacados de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, que vieron maravillas a su favor, que fueron salvados gratuitamente de forma milagrosa… y no imitemos su desobediencia, no esperemos que un ángel descienda del cielo, o que el Espíritu Santo nos hable de forma sobrenatural con voz estentórea; ya tenemos la Biblia, obedezcamos y punto.
Hebreos 4:3 escribió: 
Pero los que hemos creído ENTRAMOS en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, No entrarán en mi reposo; aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo.

¡Huuuy, tema muy interesante! La cristiandad toma estos versos de acuerdo a la interpretación que hizo algún padre filosófico de la iglesia católica, para fundamentar la abolición del sábado… esto se va a poner bueno mañana.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 05 Nov, 2019 15:46 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
En los siguientes versos notaremos que por ningún lado se encuentra un mandamiento que ponga fin al Shabat .
Hebreos 4:4-7 escribió: 
Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones.

Aquí no se está hablando del Shabat semanal. En la Torá no sólo se ordena el Shabat semanal. También existen los reposos (shabatot) de las fiestas; las que duran varios días, por lo general comienzan con un reposo, y terminan con un reposo. Y todos fueron instituidos al terminar la Creación, con un propósito.

Pero el autor de Hebreos no está refiriéndose aquí al Shabat semanal, sino al reposo de la vida eterna, poniendo como ejemplo el pueblo que salió de Egipto para entrar en la tierra prometida. No todos entraron a causa de no escuchar la voz de Dios, y desobedecer sistemáticamente. Y esta misma advertencia es para nosotros, si es que deseamos recibir la recompensa. Aquellos recibieron el Evangelio por primera vez, y salieron de Egipto los que creyeron. Pero después, cuando se trató de la PERMANENCIA, fue donde muchos fallaron, por desobedecer la Instrucción. Hoy nosotros recibimos el mensaje del Evangelio, pero aunque salimos de Egipto, nos hemos quedado en el desierto, dando vueltas sin guía, sin Instrucción, sin Torá.
Hebreos 4:8-10 escribió: 
Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

Unos entraron al reposo de la tierra prometida, dirigidos por Josué. Los desobedientes no entraron. Pero ese reposo fue una sombra.

Queda un reposo; no dice que es el único, sino uno más. ¿Y quién ha entrado en el reposo? ¿A qué reposo se refiere? No a la vida eterna, pues ese reposo nadie lo ha recibido aún, sino hasta el día de la resurrección y del juicio. “Porque el que ha entrado en su reposo…” esta frase está en tiempo presente, no en futuro. ¿Quién ha YA entrado en su reposo? En tiempo presente, los que hemos entendido que el Shabat semanal, y los Shabatot de las citas bíblicas, son parte del reposo diseñado por Dios al finalizar su Creación (Él no se cansa, no necesitaba descansar; lo hizo para nosotros). Esos Shabatot son los ensayos que hacemos el pueblo del Eterno, para recordar que somos peregrinos en esta tierra, y que esta vida no es nada, comparada con la eternidad con Dios. Son para recordarnos que no nos aferremos a nada de esta vida, que no nos afanemos, ni nos angustiemos por las calamidades.
Hebreos 4:11 escribió: 
PROCUREMOS, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

Significado de PROCURAR ->> “INTENTAR conseguir o lograr un objetivo o un fin.” ¿Te das cuenta? ¡Tenemos que HACER OBRAS para conseguir nuestra meta! ¿Y cuáles obras? Pues las especificadas en la Torá, el INSTRUCTIVO DE BUENAS OBRAS PARA ALCANZAR LA VIDA ETERNA. Oh, pero… ¿ya lo tiraste, te deshiciste de él? Pues tú sabrás si sigues por tu cuenta, obrando y obrando, sin seguir el Instructivo. O si corres a recogerlo de la basura, para consultarlo, y verificar que todo lo que estás haciendo realmente te está llevando a la vida eterna.

Al final, todos habremos de enterarnos si fuimos como la generación desobediente que no entró a la Tierra Prometida, o fuimos de los pocos que permanecimos en obediencia, siguiendo el Instructivo, y que podremos entrar al último reposo. En ese día será tarde para tomar decisiones.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 05 Nov, 2019 15:54 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
En lo que llevamos del tratado de Hebreos, ya van varias advertencias a que cuidemos lo que hacemos, no vaya a ser que nos perdamos. Y esto me llama la atención, porque en el protestantismo no se ponen de acuerdo respecto de la salvación. Unos dicen que no se pierde, y otros que sí; yo predicaba que no se perdía.

Pero, sea cual sea la postura, las dos presentan problemas.
  1. Si no se pierde, ¿ya puedes hacer lo que se te venga en gana?
  2. Y si se pierde ¿Qué obras se deben hacer para no perderla?

Si tú le haces estas preguntas a tu pastor, o a tu sacerdote, muy seguramente recibirás diferentes respuestas, aunque ellos usen la Biblia. Uno usará unos versículos, el otro otros versículos. Pero seguramente ninguno se pondrá de acuerdo.

El problema es que la doctrina tradicional confunde la salvación (el llamamiento gratuito) con la santificación (obra de perfeccionamiento, por OBRAS).

Volvamos al ejemplo de Egipto, el que también está usando el autor de Hebreos. El pueblo esclavo en Egipto era el que Dios había elegido POR GRACIA, es decir, por SU soberanía, por SU voluntad, o en otras palabras, porque quiso. El asunto no es A QUIÉN eligió, sino PARA QUÉ. Israel no fue elegido porque sí; Israel tenía una misión: ser luz a las naciones. Entonces, cuando se cumplió la promesa hecha a Abraham, y su descendencia fue tan numerosa como la arena del mar, Dios envió a Moisés GRATUITAMENTE a liberarlo de la esclavitud de Egipto. Cuando el pueblo fue liberado, no se les permitió que cada quién se fuera a donde le diera la gana, a donde le gustara, a donde le pareciera bien. No. Moisés LOS GUIÓ a donde el Eterno le dijo: al Monte Sinaí. Ahí les dio su Instrucción, el Instructivo, para que lo siguieran al pie de la letra; seguirlo al pie de la letra era LA CONDICIÓN para PERMANECER y poder entrar a la tierra. A ver, de nuevo, rebobinemos esto, y repasemos en cámara lenta: el pueblo elegido POR GRACIA, con la misión de ser luz a las naciones, fue liberado GRATUITAMENTE de la esclavitud. Una vez libre, se le dio a escoger: vivir, siguiendo fielmente el Instructivo, o morir, si decidían no seguir la Instrucción. Hasta aquí llega la salvación, con la capacidad de elección. Pero ¿qué pasó después? Ya habían elegido seguir el Instructivo, muy emocionados. Pero a las primeras de cambio, siguieron sacando a relucir todo el Egipto que aún había dentro de ellos: idolatría, desobediencia, rebeldía, ingratitud, egoísmo… entonces durante 40 años, Dios llevó al pueblo por el desierto, para desechar a toda la generación incrédula, limpiando a su pueblo de contaminación, de corrupción, de carnalidad, de paganismo; y una vez purificado, hizo entrar a la tierra prometida al remanente que quedó. En el desierto dejaron todo lo que los corrompía, y entraron ya perfeccionados. Pero ¿qué usó el Señor para limpiarlos de la desobediencia todo ese tiempo? Pues la obediencia ¿no? ¿Pero la obediencia A QUÉ? ¿Cómo midió esa obediencia?

Dios ya había dado la MEDIDA, en el Sinaí les entregó su Torá, su Instrucción, su Reglamento, su Instructivo. La transgresión a ESE Instructivo fue calificada como DESOBEDIENCIA, y durante 40 años, al remanente que entraría a Canaán, les fue enseñando CÓMO obedecer, para ir limpiando y lavando su vida, lo necesario para ser aptos, y poder entrar a la Tierra Prometida, y así poder cumplir con el objetivo por el cual fueron elegidos.

Hoy en día, la doctrina tradicional, en su ignorancia, va y rescata a la gente de Egipto, pero hasta ahí las deja; les dice que ahora tienen libertad para decidir hacia dónde ir, cómo hacer, cuando y con quien quieran. Que para eso los liberaron de Egipto, para poder tomar decisiones, y les aseguran que entrarán a la tierra prometida, es decir, a la vida eterna.

¡Qué peligroso! Es como si Moisés, en vez de obedecer la Instrucción del Eterno de llevar al pueblo al Sinaí a recibir la Torá, para enseñarles a obedecerla, los hubiera llevado a Babilonia, y asegurarles que aún así Dios los haría entrar a la Tierra Prometida.

La verdad es que el que se dice hoy el pueblo de Dios, NO está guiando a la gente a recibir la Instrucción, porque aseguran que ya fue eliminada; no están enseñando a la gente a purificarse y santificarse para poder entrar a la vida eterna. Ellos caminan, y enseñan a sus hijos, a caminar por la carretera amplia; han elegido el camino de muerte, el que desecha la Instrucción, el que decide no obedecer la Torá.
"Deuteronomio 30:19 escribió: 
A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;
Los cielos y la tierra siguen aquí, y siguen siendo testigos de quien desobedece la Torá, y también de quien ha decidido obedecerla.

La Torá son las OBRAS para cuidar el llamamiento gratuito, y así ver cumplida la promesa de la vida eterna.

La única forma de ser luz a las naciones, es caminando por el camino estrecho, iluminando nuestros pasos con la Luz de la Instrucción.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 05 Nov, 2019 16:00 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Oro al Eterno para que la Palabra caiga en ojos atentos.
Mateo 22:14 escribió: 
Porque muchos son llamados (liberados de Egipto), y pocos escogidos (los que entren a la Tierra Prometida).
Hay millones de gentes que han escuchado las buenas noticias de salvación, hay millones de misioneros católico/cristianos por todo el mundo… están saliendo de Egipto, y ayudando a otros a salir, pero no los llevan a recibir la Torá, como un requisito para entrar a la vida eterna; no, saliendo de Egipto los sueltan, y les dicen: “Ya eres libre, toma tus propias decisiones, el camino que tomes te llevará a la vida eterna, porque ya Cristo murió por ti.” ¡Pero eso no es lo que dice la Escritura! Esas personas agarran camino, se esfuerzan, luchan, batallan por cumplir con nueve mandamientos; el cuarto no lo toman en cuenta porque les dijeron que ése ya no cuenta. No los llevan a probar el maná caído del cielo, no los llevan al campo de entrenamiento. Esas gentes están seguras de que su destino es la vida eterna, no sienten la necesidad de verificar, no conocen el Instructivo, no van siguiendo el mapa. Pasan por lugares muy peligrosos, pero como no están preparados, muchos de ellos caen y se rinden; o son destruidos, y nunca llegan a la vida eterna. Sus líderes los tienen que animar cada domingo, distraer con actividades, aturdirlos con conciertos, conferencias, predicaciones emocionalistas, luces, humo, colores
Mateo 15:14 escribió: 
… son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

Si ya saliste de Egipto, no te quedes dando vueltas como trompo chillador; si has creído en la buena nueva de salvación en Yeshúa, ve ahora a recibir el maná, santifica el Shabat, recibe la Torá, aprende a obedecerla, sigue el mapa, y llegarás a la Meta. Todo esto está diciendo el escritor de Hebreos.
Hebreos 4:12 escribió: 
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

¿Cuál PALABRA? ¿Las cartas de Saulo de Tarso? Esas cartas apenas se estaban escribiendo, y no eran ningún tratado de teología, no eran doctrina extraña. La única Palabra a la que se refirió aquí el tratado era la misma Palabra que siempre usaron Yeshúa y los apóstoles: la Torá, los profetas y los Salmos.

Vamos a desmenuzar este verso mañana; hay mucho qué aprender ahí.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 05 Nov, 2019 16:04 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer nos quedamos en uno de los versículos más conocidos. Yo acostumbraba repetirlo, sin saber realmente lo que decía. ¿Y por qué digo eso? Porque en mi mente, “la Palabra” mencionada ahí era el Nuevo Testamento. Por veinte años, yo no había caído en cuenta de algo tan lógico como que el Nuevo Testamento no existía para cuando Hebreos fue escrito. ¿Cómo podría referirse al Nuevo Testamento?

Por lo tanto, lo que es una espada cortante de dos filos, para el escritor y para nosotros, es la Ley de Moisés (la Torá), los Salmos y los profetas. Justo la misma Escritura que Yeshúa y los apóstoles siempre mencionaban.

También es viva y eficaz… ESTÁ VIVA y es eficaz. No es lo mismo decir a un niño “robar es malo”, que decirle “a Dios le desagrada, Él prohíbe robar, lo dice la Biblia.”

Cuando esa Palabra entra en la mente, el corazón y el espíritu de una persona, ya nada es igual. Tome la decisión que tome, rechazarla o acatarla, esa persona no volverá a ser la misma. Esta Palabra (Yeshúa mismo) salva, revive, restaura, sana, redarguye, corrige, guía… y nosotros tenemos la opción de decidir si hacemos lo que nos dice aquí, o interpretarla como nos han enseñado. Aquí en esta Escritura hay premisas bíblicas que van en contra de muchos dogmas y tradiciones de la doctrina tradicional. Lo dicho y lo interpretado son dos cosas que muchas veces son antagónicas.
Hebreos 4:13 escribió: 
Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

¿Te crees que porque ya aceptaste a Cristo como tu salvador ya la hiciste? ¿Crees que porque ahora participas en la iglesia, y haces cosas por la gente, ya vas directo al cielo? Pues no. Todo lo que, hasta ahora, hemos pensado, sentido y hecho, está medido por la Torá, y en base a esa medida tendremos que dar cuenta, seremos juzgados. Por eso insisto tanto en que nos conviene estar verificando constantemente si nuestras actitudes, intenciones, pensamientos y obras están sujetos y alineados con la Torá. Ése es el fiel de la balanza.
Hebreos 4:14 escribió: 
Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, RETENGAMOS nuestra profesión.

RETENER… Esto nos indica que aún esta profesión de fe puede perderse, aún podemos perdernos si nos descuidamos. De nuevo la advertencia. Mañana retomaremos este último versículo.

¡Shabat Shalom!


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 12:50 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
El autor de Hebreos nos exhorta una vez más a no menospreciar el sacrificio de Yeshúa; Él vino a convertirse en nuestro sumo sacerdote… observa esto, ya estamos entrando a entender cuál fue la diferencia entre el Antiguo y el Nuevo Pacto. Antes, había un sumo sacerdote en el sistema ceremonial levítico, nombrado por el mismo Dios desde Aarón y toda su descendencia. A partir de la venida de Yeshúa, su sacrificio, su muerte, su resurrección y su regreso a los cielos, Él se ha erigido como nuestro sumo sacerdote. Veamos qué significado tiene.
Hebreos 4:15‭-‬16 escribió: 
Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Yeshúa nunca violó la Torá, la llamada Ley de Moisés. Aquí lo dice el autor de Hebreos, y se puede corroborar en los Evangelios. Él santificó el Shabat, se abstuvo de consumir animales prohibidos, asistió a las convocaciones santas, y obedeció todos los demás mandamientos. Por eso fue el Cordero Perfecto para el sacrificio por nuestros pecados, y como Él mismo estuvo en la carne expuesto a tentaciones, puede entendernos.

Pero ahora aquí aparece la muy mal interpretada palabrita GRACIA. De entre todos los significados, éste es el que se ajusta más a lo que Yeshúa hizo por nosotros: “Perdón o indulto concedidos por la persona que tiene autoridad para ello.” Y para llegar al fondo de la definición, veamos qué significado tiene INDULTO: “Medida especial de gracia por la cual la autoridad competente PERDONA a una persona toda o parte de LA PENA a que había sido condenada en virtud de una sentencia firme.

Analicemos con inteligencia estas definiciones. Si hay una pena o castigo, es que hubo una transgresión o infracción a un reglamento; si hay un indulto, es para perdonar el castigo, NO PARA ELIMINAR EL REGLAMENTO. Es decir, la gracia fue el indulto por medio del cual, Yeshúa, teniendo la autoridad competente para ello, nos perdonó EL CASTIGO que había sido decretado en contra nuestra (la pena de muerte) por haber transgredido la Instrucción de Dios; pero ese indulto NO ELIMINÓ LA TORÁ. O sea, nosotros debemos seguir obedeciendo; el reglamento no se destruyó.

Volvamos al ejemplo de la liberación de Egipto. Dios mandó a Moisés a rescatar al pueblo POR GRACIA, es decir, sin cobrarles por eso. Una vez que los liberó gratuitamente, los llevó al Sinaí a recordarles el reglamento de vida, la Torá, la Instrucción, y les preguntó si estaban dispuestos a obedecerlo.

Dios no envió a Yeshúa a sufrir una muerte horrible, sólo para que nosotros ya podamos elegir qué es bueno y qué es malo, y tomar nuestras propias decisiones. No, nos liberó por medio de Yeshúa para que elijamos obedecer la Instrucción de vida.

Mañana veremos qué es exactamente acercarnos al trono de la gracia.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 12:54 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Ayer me quedé meditando todo el día acerca de que fuimos liberados para que elijamos la vida. Sentí que me quedé corta.

No, no fuimos liberados para elegir la vida. Fuimos liberados para que PUDIÉRAMOS ELEGIR. Mientras el pueblo estaba en Egipto ellos NO PODÍAN decidir, no eran dueños de sus vidas, los dueños eran los egipcios. Igualmente nosotros… mientras estamos presos del pecado, el pecado es quien nos controla, no tenemos opción.
Romanos 6:16 escribió: 
¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

¿Qué he decidido yo? A aquellos que me dicen que guardar la Torá es esclavizarme a un sistema obsoleto, tiránico e imposible de satisfacer, les digo que yo elegí la vida, elegí ser esclava de la obediencia. Porque, o eres esclavo del pecado, o de la obediencia, sólo hay dos tipos de esclavitud ¡en realidad no hay libertad como tercera opción! Y la obediencia a la que se refiere Saulo no es otra más que a la Torá, no había más, no podía referirse a otra cosa.

Ahora podemos entender qué es acercarnos al tono de la gracia. Únicamente es para hallar perdón cuando fallo. No es para que quiten la Torá.
Hebreos 5:1‭-‬3 escribió: 
Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados; para que se muestre paciente con los ignorantes y extraviados, puesto que él también está rodeado de debilidad; y por causa de ella debe ofrecer por los pecados, tanto por sí mismo como también por el pueblo.

Antes de Yeshúa, el sumo sacerdote también tenía que presentar ofrendas por él mismo, por sus propios pecados.
Hebreos 5:4 escribió: 
Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón.

Todos aquellos que dizque pueden perdonar pecados, que lean bien este tratado. En el primer siglo, los únicos que podían erigirse como sacerdote y Sumo Sacerdote, eran los descendientes directos de Aarón, no cualquier levita. Pero una vez venido el Mesías, se acabó ese sistema levítico. Ahora Él es nuestro Sumo Sacerdote.

Antiguo Pacto, Aarón y descendencia.
Nuevo Pacto, Yeshúa.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 12:58 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Para mí es muy emocionante este sistema de analizar verso a verso la Sagrada Escritura. Es algo que no se hace en la iglesia cristiana, y no tenía idea de lo que me estaba perdiendo. Por lo general, en la doctrina tradicional, se toman del Antiguo Pacto un versículo, o dos, para apoyar sus premisas anti bíblicas; no se usa el contexto.

Pero sigamos escarbando en este tratado. Ahora el autor está fundamentando qué tipo de Sumo Sacerdote tenemos hoy.

Hebreos 5:5 escribió: 
Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy.
Hay mucha polémica respecto de si Yeshúa es Dios Todopoderoso, pero este verso, como muchos otros, confirma que Yeshúa es el Mesías enviado por el Eterno, para que fuera el Cordero de Pésaj, el Sumo Sacerdote, y… veremos qué más es Yeshúa después de su muerte y resurrección.
Hebreos 5:6 escribió: 
Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec.

Más adelante veremos en detalle por qué se compara a Yeshúa con Melquisedec.
Hebreos 5:7 escribió: 
Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.

¿Recuerdas su oración del Getsemaní? ¿Cuando sudó sangre? Aquí aclara que su oración fue atendida porque tenía temor del Eterno, y eso sólo se obtiene en base a la obediencia.
Hebreos 5:8‭-‬10 escribió: 
Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

La obediencia hizo perfecto a Yeshúa; así se constituyó en el Cordero perfecto para el sacrificio. ¿Y para salvación de quienes? ¿De los que dicen que ya no tienen que obedecer la Torá? Recuerda que este tratado se escribió casi simultáneamente que las cartas de Saulo de Tarso a las congregados, y en aquel entonces estas cartas no se habían torcido tomándose como tratados teológicos. Así que cuando el escritor dice “vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen”, se refiere justo a los que obedecen la Torá, que era el único Instructivo que existía para los creyentes en Yeshúa. Esta salvación NO es para los que insisten en los dogmas anti bíblicos.

En los siguientes versos comienzan de nuevo las advertencias. Mañana lo veremos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 13:03 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Entre más estudio la Biblia, la verdadera misión de Yeshúa se revela más. Puedo constatar una y otra vez que la Torá no sólo no fue abolida, sino que es la única forma de mantenernos en el camino correcto.
Hebreos 5:11 escribió: 
Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.

Es bien difícil intentar explicar la Escritura a alguien que no se esmera en escudriñarla.
Hebreos 5:12 escribió: 
Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.

¿Por qué sucede esto? Esto sucede a las personas que siempre preguntan y preguntan, pero no indagan, no corroboran, no estudian. Ocupan que se les dé biberón, no tienen dientes para masticar. Pero el no investigar, no es el único motivo.
Hebreos 5:13‭-‬14 escribió: 
Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

Esta persona puede saber mucho, haber leído mucho de la Biblia… pero no obedecerla. Para ser maduros espiritualmente, se requiere ejercitarnos en la obediencia, usar la Torá, observarla, guardarla.
Proverbios 2:1‭-‬5 escribió: 
Hijo mío, si haces tuyas mis palabras y atesoras mis mandamientos; si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, entonces comprenderás el temor del Señor y hallarás el conocimiento de Dios.

Que la misma Palabra sea la medida de nuestro nivel de madurez.

Shalom


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 13:11 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Estamos en una parte de Hebreos donde Saúl (considerando que todo indica que fue él quien lo escribió) está reprendiendo a la congregación a quien le dirigió esta carta.
Hebreos 6:1‭-‬3 escribió: 
Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.

Esta palabra “rudimentos”, significa “Nociones básicas de una ciencia, arte, técnica o profesión.” Y en estos versos se explica cuáles son estas nociones básicas. Porque lo que Saulo está queriendo transmitir es que el Mesías vino a establecer un reino espiritual, no físico. Lo expuesto en estos versos es el comienzo del entendimiento; pero no debemos quedarnos ahí, debemos avanzar en el conocimiento.
Hebreos 6:4‭-‬6 escribió: 
Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

Esta palabra es fuerte, y no sólo es para los destinatarios de la carta, sino también para todas las generaciones postreras.

Como vimos en el libro de los Hechos, la razón por la que se llevó a cabo el Concilio de Jerusalén, NO FUE para debatir sobre la Torá, sino para debatir sobre el HECHO, la evidencia, lo irrefutable, de que los gentiles que venían a la creencia en Yeshúa, recibían el Espíritu Santo SIN LA CIRCUNCISIÓN. Ése fue el debate, y ahí hubo judíos judaizantes que, ignorando la Voluntad del Eterno, exigían que se circuncidara a los gentiles para poder ser injertados en Israel. Estos judíos aún seguían en los rudimentos de la doctrina del Mesías. Lo mismo hacían aquellos que querían imponer un día para ayunar, o que aún seguían apegados al templo y a los sacrificios.

Hoy en día los judíos que han negado al Mesías, siguen aferrados a un templo futuro, a sacrificios, al sacerdocio levítico, y a su halajá.

Y los católico/cristianos que aún esperan un milenio, una segunda y tercera venida del Mesías, la construcción de un templo, y la reanudación de los sacrificios, están iguales, se han quedado en los rudimentos de la doctrina del Mesías; no han entendido que el reino del Mesías es espiritual, por eso Saulo dijo:
Romanos 7:14a escribió: 
Porque sabemos que la Torá es espiritual…
Romanos 8:2 escribió: 
Porque la Torá del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Y luego agrega algo muy contundente:
Romanos 8:5 escribió: 
Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
Esto se relaciona con los últimos versos de Hebreos que acabamos de agregar. Es IMPOSIBLE que alguien que haya aceptado a Jesús, y aún siga con su vida sin obedecer Torá, afanado por dinero, estudio, proyectos personales, actividades iglesieras y misioneras, y permanezca en esa carnalidad, pueda algún día volver a la fe de Yeshúa. Esto es MUY GRAVE, pues es justo lo que hacen los evangelistas cristianos: traen a la gente a Jesús, pero no les enseñan a entrar en Pacto, los dejan literalmente dando vueltas como trompo chillador, sin rumbo, y obviamente sin dirigirse a la puerta estrecha. Es más, les aseguran que ya no hay Torá, que ya no hay Ley, y que ahora cada quien hace lo que su corazón le dicte, porque al cabo Dios toma en cuenta sus buenas intenciones.

Ahí lo dijo Saulo: la Torá es espiritual, y quien obedece la Torá es espiritual. El que no la obedece, es carnal. Se queda en los rudimentos, y eventualmente termina perdiéndose. Lo dice la Escritura, no lo digo yo. Éstas son premisas bíblicas, no son interpretaciones.

Escribiendo este mensaje, me fui sintiendo mejor. No cabe duda que la Palabra es Vida ????

Mañana vienen más advertencias.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 16 Nov, 2019 13:15 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de Hebreos
Saulo estaba zarandeando a esta congregación, porque por lo visto aún no crecían, no maduraban en el conocimiento de la Torá.
Hebreos 6:7‭-‬8 escribió: 
Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.

No daban fruto, leían y leían, pero no aplicaban la Torá sana, limpia y santa.
Hebreos 6:9‭-‬10 escribió: 
Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

Estos creyentes habían comenzado bien, con mucho amor y muy solícitos. Pero ahí se quedaron, y tal vez se quejaban de la reprensión de Saulo, argumentando todas las buenas obras que habían hecho. Pero Saulo les recuerda la justicia del Eterno, que sí toma en cuenta lo que hacemos en obediencia.
Hebreos 6:11‭-‬12 escribió: 
Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Saulo los exhorta a ser perseverantes, a no desmayar, a seguir adelante, imitando a los que nos han precedido. Observa que dice: “muestre la misma solicitud hasta el fin”, lo cual nos dice que la salvación es la meta a la debemos desear llegar.
Filipenses 3:12 escribió: 
No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.
¡y esto lo dijo el gran Saulo, el apóstol de apóstoles! “Para ver si logro asir…” ¡Padre Eterno, si eso lo decía Saulo, qué será de nosotros! ¡Y de la cristiandad, a la que le han enseñado que la Torá ya fue abolida, y que ya son salvos! No están dando los frutos aceptables al Eterno, con su culto dominical, sus templos, altares, fiestas sincréticas, la eliminación de la Torá de su doctrina, etc. Deberían leer detenidamente este tratado…

Según lo aprendido hasta ahora, Dios prometió un Salvador, y lo cumplió. Dios ha dicho que quiere que todos se salven, pero que sólo serán salvos los que entren en Pacto con Él. Dios ha dicho que no todo el que diga “Señor, Señor, en tu nombre echamos fuera demonios, canté en la iglesia, prediqué, hice buenas obras…” será salvo. Dios ha dicho que en el momento que Yeshúa llegue con sus ángeles, los enviará a recoger el trigo, porque la cizaña será destruida. Y todo eso lo cumplirá, porque lo ha decretado. Entonces su pueblo entrará en el último reposo, ese pueblo que fue obediente y estuvo ensayando cada semana y cada cita santa, que cuidó su templo de contaminación, y que procuró ser obediente a toda su Torá. Esto también lo ha decretado, y lo cumplirá.

¡Shalom!




Powered by Icy Phoenix