Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso. »  Mostrar los mensajes de    a     

El Camino Correcto


El Nuevo Pacto - Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.



Graciela [ Dom 02 Sep, 2018 17:49 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ahora sí, una vez que se ha vuelto a tomar el hilo de la madeja, continuamos con el análisis de Hechos de los Apóstoles.

Lo último que vimos fue a Saulo, con la autoridad del Mesías, echando fuera a un espíritu inmundo del cuerpo de una joven adivina, que daba ganancias a sus dueños.
Hechos 16:19‭-‬22 escribió: 
Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades; y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad, y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos. Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas.

¿En dónde pasó esto? En Filipos, ciudad de Macedonia, pagana e idólatra. Ahí encontraron “ovejas perdidas“ pero, quienes no lo eran, fueron quienes los llevaron ante las autoridades.
Hechos 16:23 escribió: 
Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.

¡Imagínate, los azotaron mucho! Y así, golpeados y débiles, los encarcelaron.
Hechos 16:24 escribió: 
El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

Imaginemos bien esta escena. Saulo y Silas sangrantes y muy adoloridos, fueron llevados al calabozo más oscuro, el más sucio y maloliente, lleno de ratas, y ahí se tuvieron que sentar en el suelo. Luego les pusieron en sus tobillos unos aros de metal, sujetos al piso por una pesada cadena. ¿Que haría yo, qué harías tú, de estar en una situación así? ¿Qué sentiríamos? ¿Qué habrán sentido ellos? Lo que sea que hayan sentido o pensado, no lo sabemos. Lo único que quedó registrado es lo que hicieron.
Hechos 16:25 escribió: 
Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.

¡Eso es actitud! ¡Eso sí que es atravesar, en el Espíritu, por una prueba! Como lo dijo años después Santiago:
Santiago 1:2 escribió: 
Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,

¿Te parece que tú o yo estuviéramos en la condición de Saulo y Silas, teniendo sumo gozo? Pero nota aquí algo MUY importante. Santiago no dice SENTID... dice TENED... ¿Cuál será la diferencia? Que Santiago no dice que ese sumo gozo venga de adentro, de una sensación... No. Dice que debemos TENERLO, es decir, recibirlo del Espíritu Santo, porque si esperamos a sentirlo, ahí nos pueden hallar. Dentro de nosotros sólo encontraríamos miedo, asco, dolor, lamentos, quejas, llanto, angustia, ansiedad, depresión, desesperación...

¿O parece que Saulo y Silas podían SENTIR alegría y regocijo por sí mismos, en esa situación? No lo creo. Pero contrarrestaron los sentimientos y sensaciones naturales ante esa difícil condición, poniéndose a orar y a cantar himnos.

Estoy segura que, después de haber sido azotados injustamente, y siendo llevados a lo más recóndito de la cárcel, no se sentían precisamente privilegiados... Pero no se sometieron ni a sus sentimientos, ni a sus sensaciones... Las combatieron orando y cantando alabanzas al Eterno.
Salmos 22:3 escribió: 
Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.

Y lo más relevante, es que ellos, aún en ese estado, FUERON TESTIGOS de Yeshúa el Mesías, hicieron que Su nombre fuera reconocido y glorificado en ese agujero inmundo, porque ahí dice que los demás presos LOS OYERON.

¿Qué es lo que mostramos tú o yo, cuando atravesamos por una tragedia, una dificultad, un accidente, una injusticia, o cualquier situación desesperada?

Si la Presencia Divina realmente habita en mí, se fortalece cuando yo soy obediente, cuando me comporto como digna hija del Creador.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 02 Sep, 2018 18:10 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer nos encontramos a Saulo y Silas azotados injustamente, adoloridos, sangrantes, en el calabozo maloliente y lleno de ratas, encadenados al suelo con grilletes en los pies, y cantando alabanzas al Eterno... ¡Los demás presos deben haber estado atónitos!
Hechos 16:26 escribió: 
Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

Es tan fácil decir “me hubiera gustado estar ahí, para ver esa maravilla”, pero para eso primero debía estar en lo más profundo de la cárcel y encadenada, después de haber sido azotada sin haber cometido ningún delito... Y no sólo eso, sino gozosa, orando al Padre, y cantándole. Me pregunto si yo hubiera sido capaz de hacer eso... Pero justo esa fidelidad y esa obediencia fue lo que movió al Eterno a manifestar su Presencia con tal despliegue de soberanía y poder... ¡Imagínate! ¡Sacudió la cárcel hasta liberar a todos los presos!
Hechos 16:27 escribió: 
Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.

En el Imperio Romano había pena de muerte a los guardias que perdían a sus prisioneros. Por eso el carcelero pensó mejor en suicidarse.
Hechos 16:28 escribió: 
Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí.

¡Saulo consiguió que ningún preso saliera corriendo! ¿Cómo lo hizo? Consiguió esa autoridad en las pocas horas que duraron él y Silas orando y cantando alabanzas al Creador, contrario a lo que todos lógicamente hacían en esas circunstancias: blasfemar. Seguramente que alguno le preguntó ¿por qué hacen eso? Y tal vez otros los insultaron pidiéndoles que se callaran; y eso lo aprovecharon para hablarles de Yeshúa. Puedo imaginar que cuando los grilletes se soltaron, hicieron lo que Saulo les indicó: esperar.

De esa forma impidió que los guardias fueran castigados, y no sólo eso...
Hechos 16:29‭-‬30 escribió: 
Él entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?

Este hombre fue el fruto de haber asumido la actitud correcta ante la adversidad... Saulo y Silas pudieron haber guardado silencio todas esas horas, aguantando el sufrimiento, creyendo que con no quejarse era suficiente para el testimonio. Pero el Señor quiere que demos un paso más. Es decir, son tres actitudes posibles en la forma de enfrentar una tragedia.
  1. nos enojamos desesperados, le reclamamos al Eterno, y le preguntamos ¿por qué yo, por qué a mí?
  2. si somos creyentes, tomamos una actitud de resignación, y si nos preguntan cómo estamos, respondemos con cara de duelo “bien.....”, y luego, para el testimonio, agregamos “que se haga la voluntad de Dios...”, en voz baja, en actitud de mártir.
  3. como creyentes, hacemos lo que Silas y Saulo: aún con grilletes, azotes e injusticias, oramos y cantamos alabanzas, manifestamos la grandeza de nuestro Padre. Y si alguien nos pregunta, contestamos con firmeza y convicción, y la cabeza alta “¡Bien bendecid@, por la misericordia del Señor!

La única actitud que provoca que se muestre la Presencia Divina, es la tercera... ¿Estoy adentro de la cárcel de la tragedia, los problemas o la rutina diaria? Si quiero que esas paredes caigan, y se suelten los grilletes, debo provocar al Único que tiene poder para sacudir mi vida y que se desprenda todo el lastre. Y con eso viene la cereza del pastel, pues al testificar de las maravillas del Señor, hacemos que la gente DESEE tener lo que nosotros tenemos.

Hagamos que se caigan las paredes de la prisión que nos impiden servir al Eterno en la forma que Él lo ha establecido... Seamos fieles testigos de su amor y su justicia.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 02 Sep, 2018 18:26 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Aquel carcelero es impactado al ver dos milagros (la liberación de los presos, y que éstos no hubieran huido), y en ese momento se produce el tercer milagro... ¿Qué puedo hacer para ser salvo? Esa pregunta marcó la diferencia para él y su familia. Este hombre iba caminando toda su vida por un camino que creía correcto, así le habían enseñado, así había aprendido, y así estaba convencido. Pero algo en las oraciones, los cantos y la predicación de aquellos presos, le hizo ENTRAR EN DUDA. Y una vez que vio la manifestación del poder del Invisible, quiso despejar esa duda. Y eso hizo la diferencia.

Y la respuesta que le dio Saulo ha sido tan malinterpretada...
Hechos 16:31 escribió: 
Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

¿De qué nacionalidad era este hombre? ¿Era judío? Definitivamente no. Eso pasó en Filipos, ciudad griega y pagana, y este hombre era empleado del Imperio Romano. ¿Estaba invitándolo Saulo a unirse a la iglesia cristiana? ¿Cuál? Hasta el momento no se ha visto por ningún lado ningún indicio de la aparición de esa iglesia, y, en el siguiente capítulo, una vez más constataremos que estos enviados del Eterno seguían reuniéndose en Shabat.

Así que... ¿Qué significa “cree en Yeshúa el Mesías, y serás salvo”?

Significa creer en el sacrificio de Él por el pago de la multa por nuestros pecados, y una vez a salvo, decidir entrar en Pacto con el Eterno, obedeciendo sus mandamientos. Es el mismo procedimiento de cuando Israel fue sacado de Egipto. Primero fueron liberados gratuitamente, y una vez a salvo, el Eterno les pone a decidir.
Éxodo 19:3‭-‬6 escribió: 
Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Éstas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.

Así de simple, nada de emocionalismos ni de éxtasis raros, nada de sensaciones bonitas antes de decidir. No, el Señor sólo les recuerda que los ha liberado de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, con milagros, señales y prodigios INMERECIDOS, y luego les pone condiciones. Primero, libres para decidir, y luego, los dos caminos para decidir.
Deuteronomio 11:26‭-‬28 escribió: 
He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido.


Nada de iglesia cristiana SIN Torá. NO. Saulo está presentando el Evangelio en la forma correcta. Primero aceptar que el Mesías vino a pagar la multa por pecar (transgresión de la Torá), y después comenzar a guardar la Torá, sin el temor de la muerte por fallar involuntariamente, o por descuido. Nada de invitación a seguir pecando, violando la Torá, dizque porque es imposible de guardar, sino todo lo contrario; Saulo lo dijo claramente.
Romanos 10:6‭-‬8 escribió: 
Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? (esto es, para traer abajo a Cristo); o, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos). Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos:

¡No digas que es difícil o imposible la Palabra que predicaba Saulo! ¿Y cuál es esa Palabra? Créeme, Saulo no tenía en sus manos un Nuevo Testamento para referirse a él. ¡Ese Nuevo Testamento no existía aún, sino hasta siglos después! ¿Entonces cuál es la Palabra a la que se refiere Saulo? ¡A la misma que el Eterno le dio a Moisés para que se la diera al pueblo! Y, Saulo está sólo repitiendo el Antiguo Testamento (y en tu Biblia aparece la referencia):
Deuteronomio 30:11‭-‬14 escribió: 
Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos. No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos? Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos? Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.

Quien te diga que la Torá es maldición, y guardarla es pecado... Quien te diga que Cristo vino a abolir la Ley, porque era demasiado difícil de obedecer, ¿a quién crees que está escuchando? ¿Las palabras de quién está repitiendo? ¿Palabra de Dios, o palabra del satán?

Mañana veremos qué decidió el carcelero. Y, mientras, quien no esté en Pacto aún con el Creador, también tiene que tomar una decisión. Y quienes ya estamos en Pacto, debemos estar tomando diariamente la decisión de obedecer.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 02 Sep, 2018 18:30 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
El carcelero de Filipos fue confrontado con su forma de vivir, y tenía que tomar una decisión. Pero antes tenían que explicarle en qué consistía entrar en Pacto con el Eterno.
Hechos 16:32 escribió: 
Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.

¿Qué palabra le hablaron? Recuerda: SAULO NO TENÍA UN NUEVO TESTAMENTO EN SUS MANOS PARA MOSTRARLE AL MESÍAS. La única palabra que tenían era el Tanaj, los profetas, los Salmos... Los mismos libros que siempre mencionó Yeshúa en los Evangelios. Aquel carcelero escuchó el Evangelio original, el correcto.

Fíjate en qué consistió CREER. No en una emoción, sino en CONOCIMIENTO para poder obedecer; primero ser salvo, después conocer las cláusulas del compromiso llamado Nuevo Pacto, y después tomar una decisión.
Hechos 16:33‭-‬34 escribió: 
Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos. Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios.

¿Por qué Lucas no especificó en qué creyó, y en lo que iba a hacer ese carcelero a partir de ese momento? Porque no era necesario para el relato. Es lógico (por lo estudiado hasta ahora) que ese hombre y su familia comenzaron a aprender a guardar la Torá, sin necesidad de circuncidarse, conforme a lo establecido en el Concilio de Jerusalén.

Así que una vez más por ninguna parte vemos el inicio de una nueva iglesia. De haber existido ese imprevisto (ya que no fue profetizada), ahí sí que Lucas hubiera hecho énfasis en que el carcelero ya no iba a guardar el Shabat, sino que se reuniría con la iglesia el domingo. Pero no, no dijo nada de eso.

Meditemos en esto, es muy importante, porque en la cristiandad piensan que van caminando hacia el objetivo correcto por el camino correcto... Pero aunque hay verdades en esa doctrina, también hay mentiras, ¿y de cuándo a acá el Eterno admite la contaminación?

¡Shalom!


Graciela [ Dom 02 Sep, 2018 18:50 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
A lo largo de estos meses, una y otra vez el relato de Lucas ha revelado varias cosas muy importantes:

  • Las Escrituras que se mencionan una y otra vez, sólo puede ser el Antiguo Testamento, porque el Nuevo no existió sino hasta varios siglos después.
  • El Evangelio que se predicaba en el primer siglo NO incluía eliminar la Torá, sino todo lo contrario, enseñaban a guardarla.
  • El Eterno NO desechó a su pueblo, pues vemos a miles de judíos convirtiéndose a la fe de Yeshúa, incluidos fariseos.

Hechos 17:4 escribió: 
Y algunos de ellos creyeron, y se juntaron con Pablo y con Silas; y de los griegos piadosos gran número, y mujeres nobles no pocas.

Una vez más, el relato nos muestra a judíos creyendo en Yeshúa, cuando Saulo acude, como de costumbre, a la sinagoga en Shabat. Y también constatamos, una vez más, que los gentiles SE AGREGAN, no se separan.
Hechos 17:5 escribió: 
Entonces LOS JUDÍOS QUE NO CREÍAN, teniendo celos, tomaron consigo a algunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba, alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo.

¿Te fijas? Judíos que creen... Judíos que no creen. Esto está sucediendo en Tesalónica, pero era recurrente en casi todas las ciudades donde se predicaba el Evangelio...
Hechos 17:6‭-‬9 escribió: 
Pero no hallándolos, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá; a los cuales Jasón ha recibido; y todos estos contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús. Y alborotaron al pueblo y a las autoridades de la ciudad, oyendo estas cosas. Pero obtenida fianza de Jasón y de los demás, los soltaron.

No debe ser difícil imaginar la impresión de ver aquella multitud enardecida, asaltando la casa de Jasón y arrastrándolo a golpes ante las autoridades. Hoy en día están pasando cosas parecidas en México...

¿Cuál era el motivo de la furia de estos judíos? Que se aferraban a lo enseñado en las sinagogas por los rabinos, a la interpretación errónea que les habían predicado acerca del Mesías. Los rabinos habían estado enseñando a esperar un Mesías guerrero, hijo biológico de la dinastía de David, que se coronara rey derrotando militarmente al Imperio Romano, que los liberara de ese yugo. Por casi 200 años los judíos habían absorbido estas enseñanzas que contravenían las Escrituras. Entonces ¿cómo es que hubo judíos que sí creyeron? Los que creyeron, se dieron la oportunidad de ver las evidencias proféticas que señalaban a Yeshúa.

Tristemente hoy en día, por dos mil años se ha predicado un Mesías incorrecto, y como les pasó a aquellos judíos que no creyeron, muchos cristianos se niegan a revisar las Escrituras, y se aferran a lo que les han enseñado en la iglesia. Y también, al igual que los judíos de Tesalónica, eligen enojarse y agredir, antes que aprovechar la oportunidad de verificar si realmente están en un error, o no.

Igual que pasó en el edén, la estrategia del satán siempre es tergiversar las Instrucciones del Creador...

¡Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 11:36 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Abrí los ojos a un nuevo día, y es una nueva oportunidad para verificar si no me he desenfocado del objetivo.
Hechos 17:10 escribió: 
Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos.

Una vez más, Saulo y Silas acudieron a la sinagoga. No a la iglesia católica ni cristiana, eso no aparece por ninguna parte. No... A la sinagoga.
Hechos 17:11 escribió: 
Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

¡Me gusta muchísimo esta parte! ¡Observa la comparación que hace Lucas entre los judíos de ambas ciudades! Las razones para hacer resaltar la nobleza de los judíos de Berea es, en primer lugar, porque escucharon a Saulo y a Silas con mucha cortesía y atención. Pero seguramente que a lo largo de ese caminar, los apóstoles habían encontrado muchos judíos atentos y solícitos... Pero que finalmente no creyeron.

No, lo que hizo especiales a los de Berea no fue su solicitud. Esa solicitud les permitió recabar información para dar el siguiente paso, el más importante, el trascendental, el decisivo: ¡se pusieron a estudiar las Escrituras! Compararon, verificaron, investigaron, debatieron (¡¡Siiii, debatieron!!), rebuscaron, desmenuzaron... Y finalmente...
Hechos 17:12 escribió: 
Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres.

¡¡Muchos de ellos creyeron!! Siempre, siempre, siempre que se hace una búsqueda sincera, honesta y determinada, el Señor bendice, y sale a relucir la Verdad. ¿Por qué no todos creyeron? Fue la tierra de cada corazón... Recuerda la parábola del sembrador.
Mateo 13:19‭-‬23 escribió: 
>>Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Éste es el que fue sembrado junto al camino.
>>Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.
>>El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.
>>Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.

¿De cuál tierra es tu corazón? ¿Es la que está junto al camino? ¿O está entre pedregales o entre espinos? De esta tierra fue el corazón de los judíos bereanos que no creyeron... Pero la buena tierra del corazón de los que estaban ordenados para salvación, acogió la semilla y echó raíz...

Es tan hermoso cuando el Eterno me permite encontrar a sus ovejas perdidas...
Lucas 15:7 escribió: 
Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

¡Shabat Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 11:57 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Agradeciendo al Padre la oportunidad de corregir el rumbo, por muy pequeño que sea el desvío.

Ayer vimos que los judíos de Berea fueron más listos que los de Tesalónica, pues se dieron la oportunidad de verificar su sistema de creencias, y muchos creyeron en el Mesías.
Hechos 17:13 escribió: 
Cuando los judíos de Tesalónica supieron que también en Berea era anunciada la palabra de Dios por Pablo, fueron allá, y también alborotaron a las multitudes.

¿Qué judíos serían éstos? ¿Creyentes o incrédulos? Sabemos que en Tesalónica hubo judíos que creyeron, y éstos que vinieron a Berea, lo hicieron para levantar a la gente contra Saulo y Silas, por lo que lógicamente puede deducirse que eran judíos que NO creyeron, los mismos que asaltaron la casa de Jasón.
Hechos 17:14‭-‬15 escribió: 
Pero inmediatamente los hermanos enviaron a Pablo que fuese hacia el mar; y Silas y Timoteo se quedaron allí. Y los que se habían encargado de conducir a Pablo le llevaron a Atenas; y habiendo recibido orden para Silas y Timoteo, de que viniesen a él lo más pronto que pudiesen, salieron.

Se nota que el más elocuente era Saulo, quien tuvo que huir. Pero Silas y Timoteo se quedaron un poco más en Berea, seguramente adiestrando en la Torá a los nuevos creyentes. Pero luego Saulo los manda llamar.
Hechos 17:16 escribió: 
Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.

Imagínate a Saulo presenciando una de esas procesiones, donde traen una imagen, rezándole y pidiéndole favores... ¿Qué haría?

¡Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 12:27 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo en Atenas... Como si estuviera aquí en México en diciembre, lleno de árboles de navidad y viera a toda la gente enardecida y ansiosa por celebrar dizque el cumpleaños de Jesús, y que en realidad es el cumpleaños de Tammuz... Se indignó ante tanta idolatría. Porque allá los judíos presumían de seguir la Torá, pero con mezclas de paganismo. Igual que ahora hacen los que se dicen seguidores del Mesías.
Hechos 17:17 escribió: 
Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.

Observa lo que hacía... ¡Discutía con los judíos! ¿Y de qué? ¿De banalidades? ¡NO! Discutía de la Palabra. ¿Y por qué podía discutir con los en las sinagogas? ¡Porque Saulo conocía las Escrituras, estaba capacitado para discutir del tema! Ahí para los que dizque no les gusta discutir de la Palabra, cuando puede ser que en realidad lo que pasa es que no están preparados para eso.
Hechos 17:18 escribió: 
Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección.

Estos griegos eran totalmente paganos, y no conocían absolutamente nada de la Escritura hebrea, ni de sus profecías, y menos del sacrificio del Mesías. Pero se interesaron.
Hechos 17:19‭-‬21 escribió: 
Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas? Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)

¿Te fijas? Era curiosidad, como algunos que se han acercado a preguntarnos por el Shabat... Han parecido TAN interesados...
Hechos 17:22‭-‬23 escribió: 
Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

Mira tú, qué astuto Saulo... En su recorrido por los templos paganos, alcanzó a ver un nicho vacío, al dios no conocido... Pero no era porque ellos reconocieran al invisible Elohim Todopoderoso. No, ese nicho estaba reservado para cualquier otro dios que ellos aún no conocieran, por si acaso, para presentarle ofrendas, y que no les faltara ninguno. Saulo aprovechó esto.

Mañana veremos el discurso que les dirigió Saulo a estos griegos paganos, y cuál fue el resultado.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 12:36 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Hechos 17:24‭-‬29 escribió: 
El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.

Así como no queriendo, les dice que son inútiles esas imágenes que tienen en sus templos y santuarios, porque el único Todopoderoso no puede ser representado de ninguna manera, pues Él es más grande que cualquier concepto humano. Y luego añade algo de suma importancia aún para nosotros HOY:
Hechos 17:30 escribió: 
Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Analicemos esto. Saulo está en la segunda mitad del siglo primero, hablando a un pueblo que ha sido pagano por MILES de años, y les dice que el Eterno les permitió la ignorancia por ese tiempo, pero que AHORA manda, ordena, a todos los hombres que escuchen (o lean) este mensaje, a que VUELVAN a su Torá.
RECUERDA: Arrepentimiento significa VOLVER.

Hay gente que me ha preguntado:
Citar:
Si todo esto es cierto ¿por qué Dios permitiría que se viviera este engaño por dos mil años?
Aquí está la respuesta. Porque así lo dispuso Él... Pero AHORA ÉL MANDA que las personas que se enteren del engaño VUELVAN a él, a su Torá, a su Pacto. ¿Por qué?
Hechos 17:31 escribió: 
por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

Pensemos un poco: ¿Qué Código de Justicia tendrá en la mano el Gran Juez en ese día? ¿Bajo qué parámetros seremos juzgados? La respuesta la da la misma Escritura: la Torá, la Ley, la cual jamás fue removida, nunca se profetizó que sería eliminada, y el único interesado en quitarla de la mente y el corazón de los hombres es el SATÁN.

Algunos se defienden con este argumento:
Citar:
no es posible que Dios hubiera permitido este engaño por dos mil años.
¿Ah, no? ¿Y qué puede decirse de éstos a quienes les permitió vivir engañados por mucho más de dos mil años? Nos olvidamos que el Eterno es el Todopoderoso, y Él no tiene que darnos cuentas a nosotros, ni explicaciones.
Hechos 17:32‭-‬34 escribió: 
Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez. Y así Pablo salió de en medio de ellos. Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos.

Seguro que muchos NO creyeron, por el mismo argumento de algunos cristianos de hoy:
Citar:
No es posible que ese Dios nos hubiera permitido vivir engañado por más de dos mil años, no puede ser.
Estos se han de haber ido indignados, y más aferrados que nunca a su doctrina idólatra.

Pero........ Hubo otros que creyeron. No muchos... Algunos, dijo Lucas, incluyendo a uno de los miembros del areópago, hombre muy respetado y de las familias más ricas.

Así que no fue en vano la predicación de Saulo en el areópago... Allí, unas ovejas del OTRO REDIL escucharon la Voz de su Pastor, y lo siguieron... ¡Gloria al Eterno!

¡Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 12:50 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo sigue su travesía por Grecia, y de Atenas (dejando allí una congregación de creyentes en Yeshúa) se fue a Corinto. Allí tuvo un encuentro de lo más interesante y revelador.
Hechos 18:1‭-‬2 escribió: 
Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos,

Está expulsión sucedió alrededor del año 50 d.C., y fue la forma en que el emperador romano intentó poner fin a los pleitos entre creyentes en Yeshúa (entre los cuales había judíos, conversos y gente de las naciones), y judíos incrédulos. Todos observantes de la Torá, todos eran catalogados como judíos. Pero los judíos NO creyentes hostigaban a los creyentes en Yeshúa a causa de la Torá, que no se circuncidababan, que creían en un Mesías que para ellos no era el correcto, los consideraban blasfemos, y sentían celos de que guardaran la Torá.Estas revueltas provocaron la expulsión que duró como unos 10 años. De allá venían Aquila y Priscilla.
Hechos 18:3 escribió: 
y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas.

Evidentemente Saulo no recibía diezmos de los congregantes... Él siempre dijo que no era una carga a las congregaciones.
Hechos 18:4 escribió: 
Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos.

¡¡Y vuelta otra vez a discutir!! ¿Pues qué Saulo era UN PECADOR FALTO DE AMOR??? ¿Qué acaso no sabía que la Biblia no está para ser discutida???Justo por ese amor por sus hermanos del linaje de Abraham (como lo dijo en una de sus cartas) es que cada Shabat en que asistía a la sinagoga, se tomaba su tiempo para discutir con los judíos, con los conversos, y también con los prosélitos de la puerta. Eran temas que involucraban la eternidad, pues seguramente Saulo tenía MUY presente lo dicho por el Mesías:
Mateo 7:22‭-‬23 escribió: 
Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, HACEDORES DE MALDAD.(*)

(*) OBRADORES SIN TORÁ

Lo mismo pasa hoy. Es impresionante cómo la historia se repite. Pero hoy los cristianos dicen
Citar:
no quiero discutir, la Palabra no es para discutirla. Que el Espíritu Santo me haga saber todo
, esperando tal vez que Dios envíe un ángel del cielo para que le lea la Biblia al dormirse.

Bueno, no creo que suceda eso. Cuando la Ley está escrita en el corazón de alguien, simplemente se despierta el deseo de obedecer. Cuando NO ESTÁ ESCRITA, lo único que se buscan son pretextos para no obedecer. Sólo las ovejas del Buen Pastor reconocen Su voz.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 15 Sep, 2018 13:10 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo en Corinto, discutiendo con los judíos, en lo que se reunía con Silas y Timoteo.
Hechos 18:5 escribió: 
Y cuando Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo.

Entregado por entero... Deben haberle dicho aferrado, intolerante, juzgador, fariseo... Ah no, eso último no, porque los fariseos eran ellos mismos jajajaja
Hechos 18:6 escribió: 
Pero oponiéndose y blasfemando éstos, les dijo, sacudiéndose los vestidos: Vuestra sangre sea sobre vuestra propia cabeza; yo, limpio; desde ahora me iré a los gentiles.

De nuevo Saulo diciendo esto, de que dejaría a los judíos y se iría a los gentiles. ¿En qué ciudad lo dijo por primera vez?...

En Antioquía de Pisidia. Pero después de irse de esa ciudad, lo vimos una y otra vez entrando en la sinagoga, a predicarles a los judíos en Shabat. ¿Pues no que ya iba a dejar de hablarles a los judíos?

Aclaramos, en su momento que, cuando Saulo dijo eso, se los dijo a los judíos incrédulos de Antioquía de Pisidia, no a todos los hebreos. Porque la cristiandad ha tomado estos versículos para decir
Citar:
¿Ya ves? Dios desechó a su pueblo, ahí lo dice Pablo, que ya no iría a los judíos, y que se iría a los gentiles, a fundar la iglesia cristiana gentil apostólica


¿Y cómo sabemos que se los dijo ÚNICAMENTE a los judíos incrédulos de Antioquía de Pisidia? Porque después de sacudirse el polvo de sus pies, se fueron a los judíos de Iconio, luego a Listra y a Derbe, luego a Panfilia, Perge, Atalia, Frigia, Galacia, Misia, Macedonia, Grecia... En todas partes SIEMPRE entraba primero a la sinagoga en Shabat, a hablarles a los judíos.

Ahora aquí, en Corinto, lo vuelve a decir... ¿Estaría Saulo nomás amenazando, como los papás que sólo dicen...
Citar:
te voy a pegar... Te voy a pegar... Te voy a pegar

No parece lógico, porque Corinto no está cerca de Antioquía de Pisidia, así como para decir
Citar:
que se corra la voz de que Dios está a punto de desechar a su pueblo, y de establecer la iglesia cristiana gentil apostólica, a ver si así reaccionan

No. Ahora que Saulo repite esa declaración, lo dice SÓLO a los judíos incrédulos de Corinto, NO A TODOS LOS JUDÍOS DEL MUNDO.
Hechos 18:7 escribió: 
Y saliendo de allí, se fue a la casa de uno llamado Justo, temeroso de Dios, la cual estaba junto a la sinagoga.


Seguramente que Saulo salió de la sinagoga expulsado por los judíos corintios, y un prosélito de la puerta, ahora ya injertado en Israel por medio del sacrificio de Yeshúa, ofreció su casa para seguir reuniéndose ahí. No, no es evidencia de que AHÍ se haya iniciado la iglesia cristiana gentil apostólica. ¿Y cómo lo sabemos?
Hechos 18:8 escribió: 
Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados.

Todos estos miles y miles de judíos que han creído en Yeshúa a lo largo de estos capítulos (incluyendo a fariseos, y a este PRINCIPAL de la sinagoga), lo hicieron porque Yeshúa pasó la prueba que el Eterno les dejó para probar a cuanto profeta y Mesías apareciera...

En la siguiente publicación veremos cuál era este test.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 16 Sep, 2018 15:01 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer comentaba que la razón por la que miles de judíos creyeron en Yeshúa, fue porque lo pasaron por el test de verificación que el mismo Eterno les dejó con Moisés. Recordemos lo que Dios les dijo:
Deuteronomio 18:18‭-‬19 escribió: 
Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta.

Pero... ¿Cómo saber que el dicho profeta hablaría Verdad? ¿Cómo saber que las palabras que salieran de su boca las puso directamente ahí el Señor?

Para eso, les dejó un simple y sencillo test de verificación:
Deuteronomio 13:1‭-‬3‭, ‬5 escribió: 
Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios que te sacó de tierra de Egipto y te rescató de casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Jehová tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal de en medio de ti.

La prueba era la Torá del Eterno. Fíjate que dice que, aunque el tal profeta hiciera prodigios, no le creyeran, si al mismo tiempo incitaba a servir a otros dioses. En la Torá, el primer gran mandamiento es:
Deuteronomio 6:5 escribió: 
Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Y como la Biblia es el diccionario de la misma Biblia, veamos qué significa amar a Dios:
1 Juan 5:3 escribió: 
Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.

Por lo tanto, tomando en cuenta Deuteronomio 13, el profeta prometido tendría que ser uno que guiara al pueblo al Eterno, a amar al Eterno, a obedecer los mandamientos del Eterno, su Torá.

Si el tal profeta hacía lo contrario, guiarlos a otros dioses, entonces ese profeta debía morir.

Por eso hubo miles de judíos que creyeron en Yeshúa, como Saulo de Tarso; ellos supieron diferenciar entre la Torá del Eterno y la halajá, la ley rabínica. Supieron reconocer que los intérpretes de la Ley habían enseñado mal la Torá, añadiéndole a los mandamientos, cercos inventados por ellos mismos, y a los cuales les daban más importancia que a la misma Torá.

Yeshúa vino a guiar a las ovejas al Eterno, a amar al Eterno por sobre todas las cosas, enseñando la correcta observancia de la Torá. Por eso creyeron en él.

¿Y los judíos que NO creyeron? Esto es fácil de responder. Volvemos al punto de que en el primer siglo había DOS Instrucciones. Una era la Torá genuina, la que está escrita, la dada a Moisés en el monte Sinaí, y que él mismo dejó registrada por escrito. La otra instrucción era la halajá, la interpretación que los líderes religiosos le daban a la forma de obedecer los mandamientos, lo cual muchas veces hacía que se invalidara el mandamiento original.

Estos judíos que NO creyeron, se basaron en Deuteronomio 13 para pedir la muerte de Yeshúa, pero tomando como referencia la halajá, los mandamientos de hombres, NO la Torá de Moisés.

Después del Concilio de Nicea, en el siglo IV, cuando se instituyó el culto dominical, desechando el Shabat y las citas bíblicas, y cuando aseguraban que Jesucristo había venido a abolir la Torá, los judíos MENOS creyeron en ese Mesías grecorromano filosófico, que ordenaba servir a otros dioses, con la navidad (la saturnalia), el culto del domingo (mitraísta), y las demás festividades de origen pagano como el año nuevo gregoriano, día de reyes, los santos, las vírgenes, etc.

Cuando los judíos de hoy en día comparan a Yeshúa, la Salvación del Eterno, con Deuteronomio 13, los profetas y los Salmos, dejando de lado las enseñanzas rabínicas, se dan cuenta de que Él realmente fue aquel profeta prometido por el Eterno, a quien le pondría Su propia Palabra en la boca, el Príncipe del Rostro, el que portaría la autoridad de Su Nombre, que es sobre todo nombre.

Por eso, los que defienden el culto dominical, la navidad y el comer de todo, están siguiendo las instrucciones de un mesías que mezcla lo santo con lo profano. Ese mesías no pasa la prueba de Deuteronomio 13.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 16 Sep, 2018 15:09 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
El último evento fue que el principal de la sinagoga, Crispo, y muchos corintios creyeron en Yeshúa y fueron purificados.
Hechos 18:9‭-‬10 escribió: 
Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.

¿No temas? ¿El gran Saulo de Tarso tenía temor? Pues sólo recordemos la brutal apedreada que le dieron en Antioquía, hasta casi matarlo. Pero el Eterno le dijo “¡Habla, sigue hablando, porque aún hay ovejas perdidas ahí!

Así me sentí ayer después del pleito que se suscitó en una de mis publicaciones en Facebook ¡me sentí fatal de ver aquellas intervenciones tan contenciosas! Me sentí tan responsable que he considerado retirarme de esa red social... Pero ayer el Eterno me dijo igual que a Saulo¡sigue, porque aún hay ovejas perdidas ahí!
Hechos 18:11 escribió: 
Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.

Qué privilegio enseñar la Palabra del Eterno... Hasta hoy, Él no ha acercado a nuestra pequeña congregación a nadie que esté ordenado para salvación, aún ninguna oveja perdida. Pero seguimos perseverando, sufriendo injurias a causa de Su Nombre... Bueno, mientras que ése sea el motivo...
Mateo 5:11‭-‬12 escribió: 
Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.


¡Shalom!


Graciela [ Dom 16 Sep, 2018 15:48 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Hoy aprendí algo nuevo: tefilá y segulah, los antecesores de los rezos, amuletos y las cadenas de oración... Muy interesante.
Hechos 18:12‭-‬13 escribió: 
Pero siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se levantaron de común acuerdo contra Pablo, y le llevaron al tribunal, diciendo: Éste persuade a los hombres a honrar a Dios contra la ley.

Otro texto que se ha malinterpretado. Pero nosotros ya no debemos malinterpretarlo, pues ahora sabemos que la LEY a la que estos judíos se referían era la halajá, los mandamientos de los rabinos, de los intérpretes de la ley, los líderes religiosos. Y lo sabemos por tres indicios:
  1. Pedro, Saulo y los demás discípulos seguían guardando Shabat, leyes alimentarias y citas bíblicas.
  2. Fariseos, principales de las sinagogas y otros líderes religiosos habían CREÍDO en Yeshúa, y habían dejado la halajá, mas NO la Torá.
  3. En el Concilio de Jerusalén, Jacobo indica que se les enseñe la Torá a los de origen gentil, cada Shabat en la sinagoga.

Hechos 18:14‭-‬16 escribió: 
Y al comenzar Pablo a hablar, Galión dijo a los judíos: Si fuera algún agravio o algún crimen enorme, oh judíos, conforme a derecho yo os toleraría. Pero si son cuestiones de palabras, y de nombres, y de vuestra ley, vedlo vosotros; porque yo no quiero ser juez de estas cosas. Y los echó del tribunal.

Este hombre hizo casi lo mismo que Pilato, se lava las manos, pero éste no quiere involucrarse de ninguna manera.
Hechos 18:17 escribió: 
Entonces todos los griegos, apoderándose de Sóstenes, principal de la sinagoga, le golpeaban delante del tribunal; pero a Galión nada se le daba de ello.

¡Mira nada más esta violencia! Los griegos estaban enojados contra Sóstenes[/b], porque seguramente él había liderado las acusaciones contra Saulo. Tal vez no faltó quien culpara a Saulo de que sus predicaciones provocaron ese pleito...

La verdad es que si le vas a decir a alguien que revise su doctrina, porque tiene errores, poco importa la forma en que se lo digas... Casi invariablemente eso levanta la incomodidad, la molestia, el enojo, la ira y la violencia.

Por eso es que si no estamos siendo perseguidos, atacados ni calumniados por predicar la Palabra, debemos preguntarnos si estamos compartiendo el Evangelio correcto.

¡Shalom!


Graciela [ Dom 16 Sep, 2018 16:13 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Hechos 18:18 escribió: 
Mas Pablo, habiéndose detenido aún muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, y con él Priscila y Aquila, habiéndose rapado la cabeza en Cencrea, porque tenía hecho voto.


Saulo había hecho el voto del nazareo, que consistía en apartarse de todo producto de la uva, y dejarse crecer el cabello. Una vez terminado el nazareato, debían raparse el cabello. Está en Números 6, y es otra evidencia de que Saulo seguía guardando la Torá.
Hechos 18:19 escribió: 
Y llegó a Éfeso, y los dejó allí; y entrando en la sinagoga, DISCUTÍA con los judíos,

Ahí está, para los que no les gusta discutir de la Palabra... Por eso Saulo levantaba tanta revuelta, porque no tenía miedo de discutir, mientras que fuera de la Palabra, justamente. Discusiones vanas, de temas diversos, no. Sólo se le veía discutir de la Palabra, en la sinagoga con los judíos, seguramente en Shabat.
Hechos 18:20 escribió: 
los cuales le rogaban que se quedase con ellos por más tiempo; mas no accedió,

¡Mira, pues! El pueblo dizque desechado por Dios ¡le pedían a Saulo quedarse para que siguiera hablándoles de Yeshúa! Ah, qué hermoso es cuando alguien le pide a uno más información acerca de la fe original...

Pero Saulo se negó... ¡Cómo que se negó, ante esta audiencia tan solícita!

Mañana veremos por qué se disculpó con estos judíos...

¡Shalom!


Graciela [ Dom 23 Sep, 2018 20:08 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer, los judíos de Éfeso que creyeron le pedían a Saulo que se quedara a hablarles más de Yeshúa y del Nuevo Pacto; pero él no accedió.
Hechos 18:21 escribió: 
sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Éfeso.

A ver... ¿A qué va a Jerusalén?... A celebrar una fiesta bíblica.

En este punto, los cristianos dicen que él celebraba las fiestas y guardaba la Torá, porque era judío... Es una pena, porque esa afirmación demuestra mucha ignorancia de la Escritura.

Las citas bíblicas (moedim, tiempos designados) las pensó Dios desde el Génesis, cuando creó el sol y la luna. Dijo que era para señalar los tiempos designados, en hebreo moedim, que después fueron traducidos como estaciones, y luego mal interpretados como primavera, verano, otoño, invierno. No, esa palabra moedim significa testimonio, solemnidades, tiempo, hora señalada, lugar, o reunión, y es utilizada justo en Levítico 23, cuando Dios ordena las citas anuales a Moisés. En Génesis 1 todavía no había sido formado el hombre, y ya las citas estaban preparadas.
Levítico 23:2 escribió: 
Habla a los hijos de Israel y diles: LAS FIESTAS SOLEMNES DE JEHOVÁ, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán éstas:


Esto nos lleva al siguiente punto. LAS FIESTAS BÍBLICAS NO SON DE LOS JUDÍOS, son del Eterno. En primer lugar, no son de los judíos, porque en el Monte Sinaí, cuando Levítico 23, había doce tribus, no sólo una. Estaban Rubén, Simeón, Isacar, Leví, Gad, Benjamín, Judá, Zabulón, Neftalí, Aser, Dan, y las tribus de los dos hijos de José, Manasés y Efraín.

En segundo lugar, ese verso Levítico 23:2 dice claramente: las fiestas de Jehová, del Eterno. Son de Él, las diseñó para citarse con su pueblo cada semana en el séptimo día, y otras siete veces en el año: cuatro veces en la primavera, y tres veces en el otoño.

Y no sólo son citas para estrechar su relación con su pueblo; también son las señales proféticas: las moedim de primavera apuntaron al Mesías. Las moedim de otoño apuntan a la Segunda Venida.

Esto nos lleva al tercer punto. Jamás dijo Dios que haría dos pueblos con dos leyes diferentes. En ninguna parte de la Escritura se indicó que en el futuro, los judíos serían poseedores de la Torá, y los cristianos serían un pueblo SIN LEY.
Éxodo 12:49 escribió: 
La misma ley será para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros.

Esto lo sabía Saulo de Tarso, por eso les dijo a los efesios:
Efesios 2:12‭, ‬19 escribió: 
En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,

¿Te parece que Saulo dice aquí “una ley para nosotros, y otra ley para los gentiles”?
Romanos 11:24 escribió: 
Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

A los romanos les dijo lo mismo. Un solo olivo es el bueno, no dos. Yo fui cortada del olivo silvestre, e injertada en el buen olivo, y por eso ahora soy parte de la familia de Dios, coheredera de las promesas y conciudadana de los santos. Por lo tanto, el Instructivo que yo sigo es la Torá. Una sola Ley, un solo Dios, un solo olivo. NO DOS.

Por eso, cuando vemos a Saulo acudiendo a Jerusalén a una moedim, sabemos que así estaba enseñando a las nuevas congregaciones. ¿Y por qué acudía a Jerusalén? Porque aún había templo, y varias fiestas eran peregrinas, es decir, tenían que celebrarlas en el templo. Por eso el templo fue destruido en el año 70, ¿recuerdas que Yeshúa lo profetizó? Porque, como le dijo a la samaritana: llegaría el tiempo en que ya no se acudiría ni a Jerusalén ni a Samaria, porque el Eterno busca servidores en espíritu y en verdad.

Mañana veremos qué hizo Saulo después de acudir a la moedim a Jerusalén.

Nosotros acabamos de celebrar Yom Teruah, la fiesta de las trompetas. Y nos preparamos para Yom Hakkipurim y Sukot...

¡Shalom!


Graciela [ Mie 26 Sep, 2018 20:57 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer se aclaró que las fiestas del Eterno NO son DE los judíos, y quien NO las celebra, está transgrediendo los mandamientos dados en Levítico 23, porque el libro de los Hechos muestra que aún estaban vigentes en el primer siglo, cuando los apóstoles y discípulos estaban cumpliendo la misión encomendada. Y no es sólo el libro de los Hechos (bíblico histórico) sino que también fuentes históricas extra bíblicas apoyan estas evidencias, como ya lo he mostrado otras veces, que en las iglesias del Asia Menor (donde aún sobrevivía Juan, el último apóstol) todavía celebraban Pésaj, y los romanos los presionaban para que dejaran esa “fiesta judía”. Aquellos romanos, como muchos cristianos ahora, demostraban su ignorancia de las Escrituras, al afirmar tal cosa. Viven en desobediencia, creyendo que son muy fieles.

Veamos qué hizo Saulo después de la fiesta.
Hechos 18:22‭-‬23 escribió: 
Habiendo arribado a Cesarea, subió para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía. Y después de estar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, confirmando a todos los discípulos.

Me lo imagino instruyendo a los nuevos creyentes acerca de la fiesta a la que recién había acudido.
Hechos 18:24‭-‬25 escribió: 
Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Éste había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.

Quién sabe qué enseñaba y predicaba este judío helenizado, pero lo hacía de todo corazón, con mucha sinceridad... y estaba sinceramente equivocado.
Hechos 18:26 escribió: 
Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.

Mira la docilidad de este hombre. Permite que se le muestre el error. ¡Qué bendición encontrar gente así! Y no sólo eso, sino que también se corrige...
Hechos 18:27 escribió: 
Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;

… hasta el grado de llegar a ser instrumento útil para el Señor.

Algunos hermanos, negándose a hacer auditoria de su doctrina, me han dicho que no es posible que el Señor hubiera permitido tal engaño por dos mil años. Y ahora, revisando el libro de Lucas, donde toda la evidencia apunta a que LA TORÁ NO FUE ABOLIDA, ni se fundó una nueva iglesia, me pregunto: ¿Cómo que permitió el engaño? Todo el tiempo hemos tenido en las manos esta recopilación de lo sucedido en el primer siglo... Y también hemos tenido a mano las epístolas que apoyan lo dicho por Yeshúa en Mateo 5:17. ¿Cuál engaño? Más bien es lo que dijo Yeshúa:
Mateo 13:13‭-‬15 escribió: 
Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.

No cerraremos nuestros oídos ni nuestros ojos, si es que somos ovejas del redil del Buen Pastor

¡Shalom!


Graciela [ Sab 20 Oct, 2018 20:17 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer apareció un tal Apolos, judío de Alejandría, fiel al Señor y muy dócil para corregir el enfoque, cuando se le mostraron los errores que estaba cometiendo. Esa docilidad le permitió ser un testigo confiable…
Hechos 18:28 escribió: 
porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo.

Ahora sí estaba predicando al Mesías correcto, ahora sí enseñaba el mensaje de Yeshúa.
Hechos 19:1‭-‬3 escribió: 
Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.

A ver… detengamos aquí un poco el relato… cuando Apolos comenzó a predicar, dijo Lucas que sólo conocía el bautismo de Juan, y entonces Priscila y Aquila lo corrigieron. Ahora Saulo llega a Éfeso y encuentra creyentes que sólo conocen el bautismo de Juan. ¿Qué significa esto? Saulo lo explica.
Hechos 19:4 escribió: 
Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.

El bautismo de Juan, esa purificación que él vino a anunciar, era de TESHUVÁ, es decir, de VOLVER a la Torá. El pueblo judío acostumbraba estas purificaciones por inmersión, por diferentes motivos, y ahora Juan les decía: “purifíquense, dejen la halajá, y vuelvan a la Torá del Eterno; límpiense de toda contaminación de tradiciones de hombre, para que estén listos para cuando llegue el que viene detrás de mí.”

Recordemos que ésa fue la misión de Juan el Bautista:
Isaías 40:3 escribió: 
Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

Juan fue enviado a que el pueblo regresara a la Torá, que estudiaran bien a los profetas y los Salmos, y así pudieran reconocer al Mesías cuando llegara. Los que hicieron teshuvá antes de que Yeshúa apareciera, lo reconocieron, y lo siguieron. Adquirieron el conocimiento puro, sin contaminación, sin sincretismos ni malas interpretaciones, y siguieron al Mesías correcto, no al que los líderes religiosos les estaban enseñando.

Nótese aquí que cuando Juan comenzó su ministerio, aún no llegaba Yeshúa. Por lo tanto, esa purificación sólo era para hacer teshuvá, no se hacía bajo la autoridad del Mesías. Es decir, no se hacía en el Nombre de Yeshúa (lo cual realmente significa bajo su autoridad, no que el Nombre sea un amuleto, talismán, o algo mágico).

Entonces, cuando viene Yeshúa, toma la autoridad, y ahora la Torá tiene lo que le hacía falta, ahora al Instructivo se le agregan las partes que le hacían falta: el perdón de los pecados, la ayuda para no seguir pecando, y la Presencia Divina morando en cada creyente.

Entonces, aquellos judíos de Éfeso sólo tenían el conocimiento de volver a la Torá, una columna de la fe. Les faltaba la otra columna, que era el Mesías; les faltaba que la Presencia Divina viniera a hacer tabernáculo (suka) dentro de ellos.

No es que ellos, o Apolos, no fueran sinceros al principio. Eran MUY SINCEROS … pero ESTABAN SINCERAMENTE EQUIVOCADOS. Les faltaba la otra columna, como dijo Yeshúa:
Mateo 5:17 escribió: 
No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para CUMPLIR.


Esa palabra CUMPLIR es el Strong #4137. pléroó, que significa “cumpliese, cumplido, llenos, para hacer completa, para completar” y que en la Biblia en inglés se traduce como FULFILL, que significa LLENAR. Es decir, el Nuevo Pacto incluye la Torá >>>Y EL MESÍAS. No >>>O el Mesías. No… >>>Y el Mesías. Ambas columnas.

La Torá por sí sola no salva a nadie. Para entender este concepto, cada Shabat hemos estado estudiando La Paradoja Paulina, una revisión minuciosa de todas las palabras que Saulo de Tarso escribió a las congregaciones, y que si se malinterpretan, se termina quitando la columna de la Torá, y se deja sólo la columna del Mesías. Pero eso es DESOBEDECER justo las Palabras del Mesías, las de Mateo 5:17.

La Torá por sí sola no salva a nadie, por eso los sacrificios de animales solo servían para CUBRIR el pecado, no para ELIMINARLO.

Mañana seguiremos analizando este suceso en Éfeso.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 27 Oct, 2018 18:38 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Aquellos judíos de Éfeso, que sólo conocían el bautismo de Juan, es decir, NO conocían al Mesías que Juan anunciaba…
Hechos 19:5 escribió: 
Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Esto quiere decir “bajo la autoridad del Adon Yeshúa.
El concepto de autoridad es un concepto que sólo existe en la iglesia cristiana respecto de pastores, líderes, curas, apóstoles, el Papa, etc. Pero al parecer no lo tienen muy claro respecto del Eterno, Yeshúa, la Torá, el Aliento Santo. De hecho, desde el momento que han permitido que la Torá sea eliminada, están en DESACATO contra la autoridad del Creador.

Por eso, al DESCONOCER el concepto de autoridad de Yeshúa, como el Profeta que el Eterno prometió, que hablaría SÓLO lo que el Padre le dijera, han convertido en un ídolo el nombre de Jesús, como si el nombre por sí sólo tuviera poderes sobrenaturales y mágicos. Lo mismo pasa con la sangre del Mesías. La usan para todo, como si de un talismán se tratara. Como quien usa una cruz para enfrentarse al vampiro.

En realidad todo se trata de autoridad. ¿Quién tiene la autoridad suprema? El Creador Todopoderoso. Él es invisible, es Espíritu, lo dice la Escritura. Para hacerse visible, emanó al Hijo, a quien le entregó todos sus atributos, y quien es ahora la imagen visible del Dios invisible. Por eso el Hijo es el Verbo, la Palabra, la Dabar. Lo que el Hijo dice, es como si lo dijera el Todopoderoso mismo. Así fue que por medio de Él creó todas las cosas, lo dice el Evangelio de Juan. Es decir, por medio del Hijo dio INSTRUCCIONES a toda la creación; por eso el perro ladra, el sol quema, los astros giran, la nube derrama lluvia, etc. Toda la creación es obediente, menos el ser humano, porque a nosotros se nos dio libre albedrío, es decir, tenemos libertad para elegir si aceptamos o no la autoridad del Todopoderoso.

Es un error creer que la Torá fue dada por primera vez en el Monte Sinaí. Esto equivale a decir que todos los seres humanos anteriores a Moisés (Abraham, Sem, Noé, Set, Abel, etc.) vivían SIN Torá, es decir, SIN Instrucciones, en total anarquía. Y la Escritura nos revela que tenían Instrucciones.
  • Vemos a Adán y a Eva desobedeciendo la Instrucción de no comer del árbol prohibido.
  • Caín y Abel presentaron ofrendas, sacrificios al Eterno.
  • Noé sabía cuáles animales eran puros y cuáles inmundos.
  • Abraham vivió una vida agradable al Eterno porque obedeció sus Instrucciones.

Esto es consistente con el carácter del Eterno, de orden, totalmente opuesto a la anarquía.

Cuando sucedió el evento en el Monte Sinaí, la situación había cambiado. El pueblo no estaba conformado ya sólo por una familia (la de Abraham) sino por miles de personas, entre hebreos y la multitud mezclada. Las Instrucciones tenían que ser más específicas, y ahora por escrito.

Desde entonces, y hasta antes de la llegada de Yeshúa, el Instructivo mandaba, la Torá indicaba qué hacer, cómo y cuándo... Indicaba qué NO hacer, lo que estaba MAL hacer, y también indicaba el castigo por desobedecer (la muerte). Paralelo a esto último, se especificó la forma de no morir, en el sacrificio de animales puros e inocentes, lo cual NO eliminaba el pecado; es decir, NO eliminaba la desobediencia y la rebeldía del ser humano, sólo CUBRÍA el pecado,es decir, la transgresión a la Torá.

Por lo tanto, el pueblo vivía BAJO la autoridad de la Torá, que quiere decir que, como constantemente estaban desobedeciendo, siempre estaban bajo el peligro de ser castigados por la misma Torá.

¿Por qué esto fue defectuoso? Por la desobediencia del ser humano. Es blasfemia pensar que Dios hizo algo imperfecto ¿cierto? Por lo tanto, si las Instrucciones (Torá) eran prefectas, ¿por qué se dice que el trato fue defectuoso? En ese trato entre Dios (perfecto), la Torá (perfecta), y el hombre… el único imperfecto es el hombre. Había que darle a ese trato lo necesario para que se ELIMINARA en el hombre el impulso de querer desobedecer.

Cuando el Eterno envió a Yeshúa, su Hijo, en forma de hombre, le encomendó:
  1. Que mostrara cómo se debía obedecer la Torá, echando por tierra toda tradición o mandamiento de hombre.
  2. Mostrar cómo usar el amor y la misericordia del Eterno, en combinación con Su Justicia, para obedecer la Torá.
  3. Morir en el lugar de la humanidad, recibir Él mismo el castigo que nos correspondía como pago por transgredir las Instrucciones, la Torá.
  4. Resucitar, y ascender al cielo como Vencedor.

Al cumplir cabalmente con esta misión, el Hijo pudo decir entonces:
Mateo 28:18 escribió: 
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

No dice “me SERÁ dada” en futuro. No. Habla en presente.

Por eso ahora ya no estamos BAJO la Ley, no estamos BAJO la Torá, porque la Escritura dice:
1 Juan 3:9 escribió: 
Todo aquel que es nacido de Dios, NO PRACTICA EL PECADO, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Esto no significa que ya no cometamos errores. Lo que esto significa es que quien ha decidido obedecer la Torá del Eterno, bajo la autoridad de Yeshúa el Mesías, ha entrado en el Nuevo Pacto, el cual incluye que la Torá es escrita en el corazón y la mente del creyente. Equivale a insertar un chip que hace que DESEEMOS obedecer la Torá.

Por eso, el Nombre que es sobre todo Nombre, NO es un talismán, ni la Sangre del Mesías es un conjuro mágico, que puedan repetirse como MANTRAS para hacer peticiones y obtener bendiciones.

No. El Nombre de Yeshúa contiene (hasta en su significado literal) la autoridad del Eterno Todopoderoso, y para estar bajo Su autoridad, debemos obedecer Sus Instrucciones.

Así que a partir de ahora, cuando digas “¡En el Nombre de Jesús!” pregúntate si realmente estás BAJO la autoridad del Hijo.

¡Shalom!


Graciela [ Lun 19 Nov, 2018 17:14 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Estamos siendo testigos, a través del relato de Lucas, del inicio de la congregación de Éfeso, muy famosa por la carta que después les escribió Saulo, y también porque es una de las congregaciones mencionadas en el Apocalipsis de Juan.

En el capítulo 18, se registra que Saulo discutió con los judíos en la sinagoga de Éfeso. Éstos se mostraron muy interesados, aunque no aparece que ninguno se haya convertido. Sólo le piden a Saulo quedarse más tiempo, pero él los deja por acudir a una cita bíblica en Jerusalén. No me sorprende por qué no los invitó. Sin embargo, al regresar encuentra a varios creyentes, pero con poca Instrucción, y una vez que se les explica y amplía su información, deciden colocarse bajo la autoridad de Yeshúa el Mesías, haciendo la purificación.
Hechos 19:6 escribió: 
Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

¿Qué significa PROFETIZAR? En el contexto hebreo NO es adivinar el futuro, ni declarar cosas sobre las personas para que sean hechas, como se acostumbra hoy en día.

Profetizar en este contexto es hablar con mucho entusiasmo y convicción acerca de las maravillas del Señor.
Hechos 19:7‭-‬8 escribió: 
Eran por todos unos doce hombres. Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios.

Por favor, observa este versículo, y honestamente reconoce que en ninguna parte se menciona que Saulo, aparte de ir a la sinagoga de los judíos, también estuviera atendiendo gentiles en domingo en un templo cristiano.

Además, para horror de aquéllos que se niegan a discutir acerca de la Palabra, fíjate lo que hizo Saulo en Éfeso por tres meses: DISCUTIENDO y PERSUADIENDO acerca del Reino que ya estaba establecido en la tierra, bajo la autoridad del Rey Yeshúa. Esa palabrita “persuadiendo” sugiere que UNA Y OTRA VEZ Saulo volvía cada Shabat a insistir en presentar las evidencias de que el Mesías que habían predicado los líderes religiosos era un Mesías errado, incorrecto, con falsas características. Saulo, cada Shabat, en la sinagoga de los judíos, se aferró por tres meses a intentar convencer a estos judíos de que el Mesías que les presentaban los líderes religiosos, no era, y que el VERDADERO MESÍAS ya había venido, en la figura de Yeshúa.

Imagínate cómo tratarían a Saulo en esta época si cada día discutiera y persuadiera a través de Facebook, haciendo justo lo mismo que hacía en Éfeso: intentar sacar a la gente del error de estar siguiendo a un Mesías grecorromano que aleja a los cristianos de la Torá. ¡Y peor cuando Saulo se percatara de que han tomado sus palabras para sustentar la abolición de la Torá! ¡Creo que, o lo hubieran apedreado, o ya le hubiera dado un infarto!

La historia se repite. Multitudes engañadas, siguiendo como borregos a un lobo disfrazado de oveja, a un pastor humano, a un Mesías inventado en Roma en el segundo siglo, e impuesto como dogma en los siglos siguientes. Definitivamente Saulo de Tarso fuera sacado a pedradas de las iglesias cristianas gentiles apostólicas.

¡Shalom!


Graciela [ Lun 19 Nov, 2018 20:23 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer estábamos viendo la forma en que se inició la congregación de creyentes en Éfeso, con unos cuantos judíos que creyeron.
Hechos 19:9 escribió: 
Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno.

Observemos esto. Saulo pasó tres meses acudiendo a la sinagoga a predicar de Yeshúa. Lógicamente guardaba la Torá, pues no hay mención ninguna de que hubiera dejado de santificar el Shabat, ni que hubiera comenzado a reunirse en domingo con los hermanos.

Por lógica: si el NO santificar el Shabat del Eterno les trajo el castigo de ser llevados a Babilonia cautivos por 70 años, seguramente que en el momento en que Dios dijera “¿Saben qué? ¿Se acuerdan que los castigué por no guardar mis reposos? ¿Y que por eso deseché a Israel, el reino del norte, y permití que se lo llevaran los asirios?… Bueno, pues se acabó ¡ya no tienen que guardarlo más! ¡Son libres! Escojan el día que quieran para descansar… oooh ¿el domingo, día del sol, de Baal, de Tammuz?… mmmh, bueno, se los permito sólo porque puedo ver las buenas intenciones de su corazón…”, ese momento tan trascendental, tan relevante, sería mencionado muchísimas veces en el NT, así como la orden de santificar el Shabat está mencionada muchísimas veces por todo el AT.

Pero no. Ni una sola vez se menciona la orden de Dios de eliminar su santo reposo, ni su permiso para elegir el domingo para congregarse. Ni una. Cero. Nada.

De manera que, después de tres meses de reunirse en la sinagoga, en el Shabat, y una vez que muchos judíos (los dueños de la sinagoga, por cierto) terminaron rechazando violentamente el mensaje del Mesías, Saulo APARTÓ a la congregación de creyentes (judíos y de las naciones) de aquellos judíos blasfemos, y continuó congregándose con ellos en la escuela de Tiranno, quien por su nombre, me suena a que era griego, es decir, de las naciones, de origen gentil.
Hechos 19:10 escribió: 
Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús.

Judíos y griegos… tal y como Dios se lo prometió a Abraham:
Génesis 12:3 escribió: 
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA.


Pero recuerda… TODAS no significa SIN condiciones. HAY UNA CONDICIÓN, y está en este famosísimo versículo:
Juan 3:16 escribió: 
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que TODO AQUEL QUE EN ÉL CREE, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Y recuerda también esto: CREER no significa sólo sentir bonito aquí adentroCREER es OBEDECER.

Si has seguido el relato de Lucas, te habrás dado cuenta que, cuando los apóstoles compartían el mensaje, siempre había gente que ACEPTABA y otros que NO ACEPTABAN, entre judíos y griegos, o sea, gentiles. Judíos que creían, judíos que no creían. Gentiles que creían, gentiles que no creían. Acuérdate que Dios le enseñó a Pedro a no hacer acepción de personas, mostrándole la visión de los animales inmundos.

La Biblia es el mejor diccionario. Ahí mismo se responden todas las dudas y las partes confusas, y definitivamente nunca se contradice a sí misma.

¡Shalom!


Graciela [ Lun 19 Nov, 2018 20:34 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Sigamos el libro de los Hechos, aún faltan algunos capítulos, para verificar si la doctrina católico/cristiana tiene un fundamento de verdad en la aparición de la misteriosa iglesia apostólica.
Hechos 19:11‭-‬12 escribió: 
Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.

No era el poder personal de Saulo, era la Presencia Divina en él, por su obediencia. No es que fuera perfecto, que no pecara; Saulo se esforzaba en obedecer, y esa vida de obediencia, de santidad, era morada para el Espíritu Santo del Eterno. Por eso las enfermedades y los espíritus inmundos huían cuando Saulo se acercaba.
Hechos 19:13 escribió: 
Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.

Observa a estos judíos exorcistas. Dios condenó enfáticamente en la Torá toda práctica de brujería, adivinación, hechicería, etc. Ahora llegamos al tema de la cábala.

Cuando el reino del norte regresó del exilio en Babilonia, junto con la Torá de Moisés, se trajeron pegadas muchas creencias y prácticas de los paganos, en especial las cuestiones esotéricas, de numerología, astrología, etc., que dieron origen a la cábala:
Citar:
Interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento propia de la tradición judía que pretende revelar un saber oculto acerca de Dios y del mundo.

Estas creencias paganas, junto con las interpretaciones torcidas que los líderes religiosos le dieron a la Torá, formaron la RELIGIÓN JUDÍA, que es una mezcla de Torá del Eterno, paganismo y tradiciones de hombre. Igualito que hoy en la doctrina católico/cristiana. Y ¿Cuándo le han gustado esas mezclas al Todopoderoso?

Los padres filósofos de la iglesia del segundo siglo en adelante quisieron interpretar los ataques de Yeshúa hacia esa religión judía, como que atacaba Su propia Torá. Entonces comenzaron a dividir el Instructivo en secciones, y a elegir qué sección quitar y qué sección dejar; y en lugar de las partes que quitaron, agregaron paganismo y parte de la cábala de los judíos. ¿El resultado? Una mezcla de Torá, paganismo, y tradiciones de hombre, llamada RELIGIÓN CATÓLICA O CRISTIANA.

Así que aquí estaban aquellos judíos exorcistas, queriendo imitar a Saulo, repitiendo como mantra “En el nombre de Jesús… En el nombre de Jesús…” Igualito como lo hacen ahora, como si el nombre fuera mágico por sí solo, como la cruz contra el vampiro.

¿Cuál fue el problema? El mismo del edén. La serpiente le dijo a Eva que sería como Dios, si comía del árbol prohibido, conociendo el bien y el mal.

¿Qué es la cábala? Un intento de conocer los misterios de Dios.
¿Qué es la filosofía? Un intento de conocer a Dios.

Ninguno de esos métodos sirven. La única forma de llegar a conocer a Dios ya está indicada en la misma Escritura.
Proverbios 2:1‭-‬5 escribió: 
Hijo mío, SI RECIBIERES mis palabras, Y mis mandamientos GUARDARES dentro de ti, Haciendo ESTAR ATENTO tu oído a la sabiduría; SI INCLINARES tu corazón a la prudencia, SI CLAMARES a la inteligencia, Y a la prudencia DIERES tu voz; SI como a la plata LA BUSCARES, Y la ESCUDRIÑARES como a tesoros, ENTONCES ENTENDERÁS el temor de Jehová, Y HALLARÁS el conocimiento de Dios.

¿Quieres llegar a conocer a Dios? Obedece su Torá, estúdiala, escudríñala, atesórala, apréndela, estate atento a su Instrucción, búscala, recíbela, llama a la prudencia y a la inteligencia… Hasta entonces entenderás el verdadero significado del temor del Eterno, y llegarás a conocerlo personalmente.

Mañana seguiremos este lamentable suceso, conociendo la identidad de aquellos judíos exorcistas.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 21 Dic, 2018 20:15 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
¿Te acuerdas de los judíos exorcistas? Mira quiénes eran:
Hechos 19:14 escribió: 
Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto.

Eran los hijos del jefe de los sacerdotes ¡el equivalente a los hijos del pastor! Estos sacerdotes criaban a sus hijos en la religión judía, NO con la Torá original. Y éstos eran los resultados, igual que ahora.
Digo, el ser humano siempre tiende a querer ser desobediente, a entender y aceptar las órdenes antes de obedecer, y a decidir qué obedecer y qué no. Eso es lo que en el mundo se considera ser inteligente.
Así que aún criando a un hijo en la Torá genuina, no podemos garantizar que SIEMPRE caminará en rectitud, tomando en cuenta esa naturaleza humana, y las influencias del mundo. Pero haciendo así, criando al hijo en la verdadera Torá, sin mezclas, sin paganismo, en santidad, entonces se cumple la promesa de:
Proverbios 22:6 escribió: 
Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Estos sacerdotes enseñaban una Torá incompleta, contaminada con halajá y gnosticismo, y los hijos de este sacerdote aprendieron muy bien la cuestión del esoterismo.
Hechos 19:15‭-‬17 escribió: 
Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Éfeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús.

Este espíritu inmundo no tuvo reparos en avergonzar a estos hombres y sus familias, pero mira cómo utilizó el Señor este suceso. El nombre que portaba Yeshúa era glorificado.
Hechos 19:18‭-‬20 escribió: 
Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos. Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata. Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor.

La Presencia Divina arrasó con la brujería en Éfeso, y fue numerosa la congregación que creció ahí.
Cuando leas la carta a los Efesios, recuerda este contexto: judíos helenizados, gnósticos, brujos, ex gentiles griegos, hechicería, exorcismos, etc. Ése era el ambiente que prevalecía en aquella ciudad; y no se convirtieron todos, e incluso algunos de los que se convirtieron no querían dejar ciertas prácticas paganas, e intentaban influenciar con sus ideas a los demás creyentes. Ten en mente eso cuando leas a Efesios.
Porque cada carta tenía un destinatario diferente, ambiente diferente, problemática diferente.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 21 Dic, 2018 20:22 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Veamos lo que hoy nos tiene el Señor en el libro de los Hechos.

Estaba Saulo en Éfeso
Hechos 19:21‭-‬22 escribió: 
Pasadas estas cosas, Pablo se propuso en espíritu ir a Jerusalén, después de recorrer Macedonia y Acaya, diciendo: Después que haya estado allí, me será necesario ver también a Roma. Y enviando a Macedonia a dos de los que le ayudaban, Timoteo y Erasto, él se quedó por algún tiempo en Asia.

… y se quedó ahí todavía un tiempo más antes de ir a Jerusalén, y de planear su viaje a Roma.
Hechos 19:23 escribió: 
Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino.

Así era como los conocían, “Los del Camino.
Hechos 19:24‭-‬27 escribió: 
Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices; a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza; pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Éfeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero.

¡Imagínate! Como si yo hubiera ido a las iglesias en domingo a presentarles a los hermanos las evidencias de que no es lícito que los pastores cobren diezmos, porque ya no hay sacerdocio levita… si así, dicen que lo que no queremos es pagar…
Hechos 19:28‭-‬31 escribió: 
Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: ¡Grande es Diana de los efesios! Y la ciudad se llenó de confusión, y a una se lanzaron al teatro, arrebatando a Gayo y a Aristarco, macedonios, compañeros de Pablo. Y queriendo Pablo salir al pueblo, los discípulos no le dejaron. También algunas de las autoridades de Asia, que eran sus amigos, le enviaron recado, rogándole que no se presentase en el teatro.

Qué intimidante es una turba enardecida… los sobrevivientes del poblado Canoa lo saben perfectamente…
Hechos 19:32 escribió: 
Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido.

Cómo estaría de violenta la multitud, que los amigos le aconsejaban a Saulo que no apareciera por ahí… su vida corría peligro… se enojaron mucho porque estaban cegados en la idolatría, oyendo del Evangelio no creyeron, y además les tocaron el bolsillo… Cómo se parecen aquellos tiempos a éstos.

Mañana sabremos cómo se desarrolló este tumulto.

¡Shalom!


Graciela [ Vie 21 Dic, 2018 20:30 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Lo último que supimos de Saulo es que estaba en Éfeso, donde se había levantado una multitud con deseos de lincharlo, pues predicaba en contra de la idolatría. Mucha gente, antiguos clientes de los plateros, se habían apartado del paganismo, y los plateros tenían miedo que se les cayera el negocio.
Hechos 19:33‭-‬41 escribió: 
Y sacaron de entre la multitud a Alejandro, empujándole los judíos. Entonces Alejandro, pedido silencio con la mano, quería hablar en su defensa ante el pueblo. Pero cuando le conocieron que era judío, todos a una voz gritaron casi por dos horas: ¡Grande es Diana de los efesios! Entonces el escribano, cuando había apaciguado a la multitud, dijo: Varones efesios, ¿y quién es el hombre que no sabe que la ciudad de los efesios es guardiana del templo de la gran diosa Diana, y de la imagen venida de Júpiter? Puesto que esto no puede contradecirse, es necesario que os apacigüéis, y que nada hagáis precipitadamente. Porque habéis traído a estos hombres, sin ser sacrílegos ni blasfemadores de vuestra diosa. Que si Demetrio y los artífices que están con él tienen pleito contra alguno, audiencias se conceden, y procónsules hay; acúsense los unos a los otros. Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea se puede decidir. Porque peligro hay de que seamos acusados de sedición por esto de hoy, no habiendo ninguna causa por la cual podamos dar razón de este concurso. Y habiendo dicho esto, despidió la asamblea.

Definitivamente este hombre tuvo la habilidad de calmar la furia de aquella multitud, y así Saulo pudo salir de Éfeso, después de haber estado como dos años ahí.
Hechos 20:1‭-‬2 escribió: 
Después que cesó el alboroto, llamó Pablo a los discípulos, y habiéndolos exhortado y abrazado, se despidió y salió para ir a Macedonia. Y después de recorrer aquellas regiones, y de exhortarles con abundancia de palabras, llegó a Grecia.

Se fue dejando una congregación de creyentes en Yeshúa, conformada por judíos, conversos y gente de las naciones (gentiles). La evidencia está en aquel hombre, Alejandro, quien en el teatro trató de hablar en su defensa contra los plateros. Él era judío, y estaba con otros judíos, y eran discípulos de Saulo, por eso los traían ahí. Eran judíos creyentes en Yeshúa. Y todos eran observantes de la Torá. ¿Y cómo podemos saberlo? Porque hasta ahorita no hay ni una sola mención de que la Torá hubiese sido eliminada, excepto la circuncisión, tema que se debatió en el Concilio de Jerusalén (capítulo 15). Hasta ahora no aparece el mandamiento en contra del día de reposo, el Shabat. Nada. Cero. Y aparte, están una y otra vez las evidencias de que Saulo seguía acudiendo a la sinagoga cada Shabat, en cada ciudad que llegaba.

Y esto era porque Saulo seguía guardando el Shabat; cuando lo corrían de la sinagoga, se iba a alguna casa a seguir reuniéndose en Shabat con los discípulos. Es decir, él acudía a la sinagoga en primera instancia, porque era ahí donde estaban los judíos, y la Instrucción de Yeshúa había sido ir a ellos primero.

Mañana habrá más evidencias de que la Torá seguía siendo obedecida por los apóstoles y discípulos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 22 Dic, 2018 01:41 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Recordemos que Saulo salió de Éfeso una vez que se calmó el disturbio, fue a Macedonia, y de ahí pasó a Grecia.
Hechos 20:3‭-‬5 escribió: 
Después de haber estado allí tres meses, y siéndole puestas asechanzas por los judíos para cuando se embarcase para Siria, tomó la decisión de volver por Macedonia. Y le acompañaron hasta Asia, Sópater de Berea, Aristarco y Segundo de Tesalónica, Gayo de Derbe, y Timoteo; y de Asia, Tíquico y Trófimo. Éstos, habiéndose adelantado, nos esperaron en Troas.

Volvamos a recapitular acerca de la razón por la que los judíos incrédulos en Yeshúa se enojaban tanto contra Saulo.

El lector asiduo de la Biblia está familiarizado con la historia de la división del Reino de David, a causa de la apostasía de su hijo Salomón, y la necedad de su nieto Roboam.
  • Reino del sur, capital Jerusalén, formado por dos tribus principalmente: Judá y Benjamín… y unos pocos levitas.
  • Reino del norte, capital Samaria, formado por las otras 10 tribus, liderado por Jeroboam, de la tribu de Efraín.

Ambos reinos desobedecieron por generaciones, y ambos reinos fueron castigados con exilio: el reino del norte a Asiria (de donde no volvieron), y el reino del sur a Babilonia (de donde el Eterno los hizo volver, a causa de la promesa hecha a David).

Desde el año 180 antes del Mesías, cuando los del Reino del Sur iban regresando del cautiverio de Babilonia, que duró 70 años (una generación y media) comenzaron a pasar dos cosas muy relevantes y trascendentales:
  1. La doctrina de estos hebreos se había contaminado con creencias sumerias y babilónicas. Recordemos que ya había comenzado este proceso de contaminación ANTES del cautiverio, pues el Señor los castigó justo por eso, por desobedecer la Torá, especialmente el Shabat.
  2. Regresaron tan traumados por el castigo, que los líderes comenzaron a ser estrictos en la observancia de la Torá. En su afán de asegurarse de que el pueblo no volviera a desobedecer, interpretaron los mandamientos en detalles TAN minuciosos, que no estaban especificados en la Torá, hasta el grado de olvidarse del Espíritu de la Torá. Es decir, ya no obedecían por amor, por gratitud, por agradar al Eterno; no, lo hacían por miedo, y eso los hizo poner mandamientos sobre los mandamientos, creando así una Ley tan complicada, que resultó en una carga muy difícil de cumplir. Y para rematar, se convirtió en una lista de verificación. Ya no era una obediencia para vida, sino una esclavitud para muerte. Por eso Saulo dijo “la letra mata” recordando que él mismo estuvo sujeto, como fariseo, a esa carga.

Cabe aclarar otro punto que es ignorado, y esto ha motivado una errónea interpretación de la Escritura.

Fíjate bien. Sólo volvió el reino del sur, Judá y Benjamín; el del norte ya no volvió, y esto pasó alrededor del 180 antes del Mesías. Entonces ellos comenzaron a ser conocidos como JUDÍOS, y este término se convirtió en su gentilicio para designar a todo Israel. Por eso, cuando leas la palabra JUDÍO en tu Nuevo Testamento, recuerda que se quieren referir a todo Israel, aunque en realidad el término proviene de una sola tribu: Judá.

Entonces ¿por qué los judíos incrédulos se enojaban contra Saulo?

Saulo los invitaba a:
  • Leer bien la Escritura;
  • A revisar la interpretación que habían aprendido acerca de las características del Mesías que vendría, y
  • Los exhortaba a dejar la religión judía (sincretismo de Torá con paganismo y tradición de hombres), a volver a la Torá (teshuvá); y eso no les gustaba.

Pero Yeshúa le enseñó eso a Saulo, a dejar la religión judía, y lo instruyó a que eso predicara.
Filipenses 3:8 escribió: 
Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

Recuerda que Yeshúa mismo acusó a los fariseos:
Mateo 23:4 escribió: 
Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

Ésa era la furia de los judíos adoctrinados contra Yeshúa (hasta que lo mataron), y era la misma furia de esos judíos adoctrinados que mataron a Esteban, que apedrearon a Saulo, y que persiguieron a todos los apóstoles, hasta matarlos.

¿No te parece familiar este escenario?

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:12 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Unos discípulos de Saulo lo esperaron en Troas, mientras él viajaba con los demás, y con Lucas. En este punto del relato, Lucas se incluye.
Hechos 20:6 escribió: 
Y nosotros, pasados los días de los panes sin levadura, navegamos de Filipos, y en cinco días nos reunimos con ellos en Troas, donde nos quedamos siete días.

Al parecer, Saulo y los demás pasan una de las citas bíblicas en Filipos, la de los panes sin levadura, que dura 7 días. Otra prueba más de que estas comunidades de creyentes obedecían la Torá, ya que, entre la gente que seguía a Saulo en sus viajes, no sólo había judíos, sino también gente de las naciones, creyentes de origen gentil, que habían sido injertados en el buen olivo, llamado Israel.
Hechos 20:7 escribió: 
El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Nos detendremos en este versículo, pues la doctrina cristiana tiene una de sus bases aquí, como indicio de que los creyentes y apóstoles ya habían dejado el Shabat, y santificaban el domingo. Este punto no tiene sustento bíblico por varios motivos; cada uno por sí solo puede derribarlo.

  1. Ahí no hay un mandamiento de abolir el Shabat; ni antes, ni después tampoco. Recordemos lo dicho por el profeta:
    Amós 3:7 escribió: 
    Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.

    También recordemos una de las características de nuestro Padre Eterno:
    Malaquías 3:6 escribió: 
    Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

    Si alguien me muestra la profecía de la fundación de la nueva iglesia cristiana gentil apostólica, separada de Israel, con la ley abolida, consideraré seriamente regresarme al cristianismo.
  2. Donde dice “el primer día de la semana” está mal traducido. Aquí casi puedo estar segura de la mala intención del traductor, cambiando el original con tal de apoyar la teoría dominguera. Pero una vez que los textos originales han salido a la luz, ha quedado de manifiesto el engaño. Porque en realidad en ese texto hablan del Shabat. Literalmente dice así, en griego: Ἐν δὲ τῇ μιᾷ τῶν σαββάτων lo cual se traduce “en la víspera del sábado.” Lo puedes constatar en este vínculo https://bibliaparalela.com/interlinear/acts/20-7.htm

De hecho, hay otro versículo que también toma la cristiandad para apoyar su domingo, es 1 Corintios 16:2

Pero con este versículo pasó lo mismo que con el anterior: el traductor, con evidente mala intención, alteró el original para acomodarlo al supuesto cambio del Shabat al domingo.

El original dice así: κατὰ μίαν σαββάτου y se traduce “en un sábado.” Igualmente lo puedes corroborar aquí
https://bibliaparalela.com/interlinear/1_corinthians/16-2.htm

Al ver esta evidencia, cualquier creyente sincero debe sentir la necesidad de hacer una revisión a la doctrina en la que ha creído por años.


Mañana continuaremos analizando estos pasajes.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:18 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer estábamos analizando la traducción correcta de uno de los versículos base de la doctrina cristiana para apoyar el domingo.

Como pudimos ver, ahí no hay un mandamiento… sólo dice que Saulo alargó el discurso hasta la medianoche. Imagínate si hubieran realmente estado reunidos desde el domingo en la mañana… eso significaría que Saulo alargó su discurso por ¡12 horas! A veces nos creemos todo sin analizarlo. El otro punto es que el día hebreo comienza en la tarde - noche, no en la mañana. Lo más lógico es concluir que estaban reunidos para despedir el Shabat, y que Saulo iba a viajar al día siguiente, alargando su discurso por unas 4 ó 5 horas.

Ahora, viendo que ahí no hay ningún mandamiento ordenando el cambio del sábado al domingo, ¿por qué Lucas menciona ese día en particular? En los siguientes versículos lo sabremos.
Hechos 20:8‭-‬10 escribió: 
Y había muchas lámparas en el aposento alto donde estaban reunidos; y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo.

Ahí está el motivo por el cual Lucas incluyó este evento en su relato. No fue para dar un mandamiento, ni tampoco para dar un indicio de mandamiento; fue para dar a conocer este milagro.

Para puntualizar más, y darle el tiro de gracia a ese argumento del domingo (esto es para quienes sí conocen a su Hacedor), recordemos cuántas veces mencionó el Señor SUS reposos en el AT. Y vamos a ser más precisos: los REPOSOS o Shabatot del Eterno no son solamente los del séptimo día. Incluyen los Shabatot de las fiestas, y la santas convocaciones. Después de haber ordenado Sus Shabatot tantas veces, e incluso haber enviado al exilio a Su pueblo por haberlos desobedecido ¿realmente será congruente con la naturaleza del Eterno el cambiar el sábado por el domingo con dos menciones por encimita, insertadas en dos momentos anecdóticos? Aún si la traducción hubiera estado correcta, creer que el Eterno cambió un mandamiento de esa forma tan informal, y sin agregar “YO, EL QUE SOY”, indica una crasa ignorancia. ¡Y para colmo al domingo, CASUALMENTE el día de su gran enemigo Tamuz!

Por eso, cuando la iglesia de Roma cambió el cuarto mandamiento, le puso “santificarás las fiestas.” Por lo visto estos filósofos grecorromanos no eran tan ignorantes de la Escritura hebrea, después de todo; sabían muy bien que en el mandamiento
Éxodo 20:8 escribió: 
Acuérdate del Shabat para santificarlo.

estaban incluidas las moedim, los tiempos designados, las citas santas del Eterno. El pecado es que ahora esas FIESTAS que se ordenan son las designadas por la misma iglesia, incluida la navidad (festividad abominable al Eterno por muchos motivos. Si quieres comprobar por qué, puedes ver este video: https://youtu.be/Wq7xZfE58wk)

Mañana veremos algo del aposento alto en el que estaban reunidos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:30 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer analizamos lo que pasó en el aposento alto, en el Shabat. Hasta este punto del relato, no se ha visto por ningún lado que los apóstoles o discípulos hubieran dirigido ninguna obra de construcción de un templo. ¿Por qué? ¿Y por qué hoy hay templos, con altares y todo?

Cuando el Eterno dio su Ley en el Monte Sinaí, también dio Instrucciones sobre la construcción de altares.
Éxodo 20:24‭-‬25 escribió: 
Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de cantería; porque si alzares herramienta sobre él, lo profanarás.

Primero, el altar debía ser de tierra. Pero si era de piedra, debía ser sin estar labrada, es decir, sin que ninguna mano haya estado alterando su forma, porque eso sería profanarla. Esto tiene un gran simbolismo acerca de cada uno de los hijos de Dios.
1 Pedro 2:5 escribió: 
vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Ya que nosotros somos el templo del Espíritu Santo, la piedra con que estemos construidos debe ser sin labrar, es decir, sin ninguna tradición de hombres encima, que alteren la fe de Yeshúa que debemos tener.

Y ya que hablamos del templo…
Isaías 66:1 escribió: 
Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo?

Claramente sabemos que el Eterno no puede ser confinado a un espacio determinado, eso lo entendió el mismo Salomón:
1 Reyes 8:27 escribió: 
Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?

¿Y por qué edificó Salomón un templo, una casa al Eterno, si Él mismo había prohibido que se hiciera? La respuesta es obvia: porque el Eterno atendió a un deseo del corazón obediente de David.
2 Samuel 7:12‭-‬13 escribió: 
Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. Él edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.

Esto tuvo un propósito: Dios había hecho un pacto con David, le aseguró la permanencia de su reino, y la continuidad de su descendencia sobre el tono de Israel.

¿Cuándo volvió Dios a ordenar la construcción de un templo? ¡Nunca más! De hecho, el Arca del Pacto se perdió cuando Judá, el reino del sur, fue llevado cautivo a Babilonia; cuando volvieron, 70 años después, y edificaron el segundo templo, la Presencia Divina ya no se manifestaba ahí. ¿Por qué? Porque en primera instancia Dios había prohibido la construcción de templos y altares de piedra labrada; en segundo lugar, a causa de las abominaciones cometidas, había prometido no volver a habitar en medio de su pueblo sino hasta que viniera el Mesías. Por eso Yeshúa dijo que se tenía que ir, para que descendiera la Presencia Divina a su pueblo.

Pero ese día de Shavuot, Pentecostés, no descendió ni a un altar, ni a un templo, sino a habitar EN cada uno de los creyentes; por eso ahora somos el templo del Espíritu Santo.
1 Corintios 6:19 escribió: 
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

Por eso es que en todo el ministerio de los apóstoles y discípulos, no se ve por ninguna parte la construcción de un templo, ni siquiera de un altar. Ellos entendieron la Escritura, y se reunían en casas…
Mateo 18:20 escribió: 
Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Pero entonces ¿por qué hay tantos templos católico/cristianos? Esa práctica comenzó a partir del siglo III, y se oficializó en el Concilio (ecuménico) de Nicea, adoptando las costumbres babilónicas de las grandes construcciones y los altares. En esa época ya no les importaban las Instrucciones del Eterno; se comenzó a considerar a la IGLESIA como el templo, el edificio, y se le comenzó a llamar LA CASA DE DIOS.

Así que la siguiente vez que alguien te invite a la casa de Dios, podrás saber que Dios NO ha hecho habitación EN esa persona, ya que tiene que acudir a tratar de ver a Dios en otra parte.

Igualmente, recuerda que Dios prohibió los altares construidos con mano humana, y arrodillarse en ellos es profanar el templo del Espíritu Santo, que es cada creyente.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:39 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Los dos días anteriores analizamos los versículos Hechos 20:7-10, donde constatamos que NO dice “el primer día de la semana” sino “en la víspera del sábado”; también repasamos el mandamiento del Eterno acerca de la construcción de altares y de templos. Es imprescindible estudiar la Biblia en contexto, sobre todo las partes históricas, para poder entender las proféticas.
Hechos 20:11‭-‬12 escribió: 
Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió. Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados.

Como podemos ver, el motivo de haber agregado al relato este suceso, fue para compartir el milagro de la recuperación de este joven. No hay mandamiento de abolir el Shabat.

Ahora sigamos un poco el itinerario de Saulo y los demás (incluyendo a Lucas, el escritor del relato), y pongamos atención a la última parte.
Hechos 20:13‭-‬16 escribió: 
Nosotros, adelantándonos a embarcarnos, navegamos a Asón para recoger allí a Pablo, ya que así lo había determinado, queriendo él ir por tierra. Cuando se reunió con nosotros en Asón, tomándole a bordo, vinimos a Mitilene. Navegando de allí, al día siguiente llegamos delante de Quío, y al otro día tomamos puerto en Samos; y habiendo hecho escala en Trogilio, al día siguiente llegamos a Mileto. Porque Pablo se había propuesto pasar de largo a Éfeso, para no detenerse en Asia, pues se apresuraba por estar el día de Pentecostés, si le fuese posible, en Jerusalén.

La fiesta de Shavuot (o Pentecostés) era una fiesta peregrina; recordemos que en esa fiesta, años atrás, fue cuando la Presencia Divina regresó a la tierra, e hizo su morada en cada creyente.

No es la primera evidencia en Hechos, de que Saulo seguía guardando la Torá, respecto a las moedim.

La primera vez fue cuando estaba en Éfeso:
Hechos 18:21 escribió: 
sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Éfeso.

No sabemos qué fiesta era en aquel momento; pero en ésta última, Saulo dice que es Shavuot. Y una vez más está en Éfeso, regresando a Jerusalén.

Y si aún se escuchan voces de la cristiandad diciendo que Saulo acudía a esas moedim porque eran DE los judíos, y porque él era judío, solo pongamos atención al carácter del Eterno.
Éxodo 12:49 escribió: 
La misma ley (Torá) será para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros.

Ezequiel 37:22 escribió: 
y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.

Efesios 2:14 escribió: 
Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

RECUERDA: la abolición de la Ley sí fue profetizada; pero no que la eliminaría el Mesías, sino el ENEMIGO.
Daniel 7:25 escribió: 
Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.


Si el Mesías que predican en la cristiandad ha abolido la Ley¿QUIÉN ES EN REALIDAD?

Si deseas averiguarlo, te recomiendo esta pequeña serie: https://www.youtube.com/playlist?li...k9B8xmFNQADqQZF

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:45 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Dijimos que hoy revisaríamos esa expresión “partir el pan”, porque en la cristiandad con frecuencia se le da el significado de “la cena del Señor” o la eucaristía. Una vez más es necesario informarnos primero, conocer un poco de la cultura hebrea, antes de sacar cualquier conclusión, para no errar.

En las culturas antiguas, que la gente comiera junta, que partieran el pan en la misma mesa, implicaba mucha cercanía; mucho más era invitar a alguien a comer, a tu propia casa. Dentro de la tradición judía, así como en la sinagoga no se sentaban juntos los judíos de nacimiento, con los judíos conversos, también tenían restricciones para sentarse a la mesa a comer; no lo hacían con todo mundo, como se acostumbra ahora. De hecho, si recuerdas la anécdota del lienzo que el Eterno le mostró a Pedro, que fue para instruirlo de que aceptara a los gentiles que estaban siendo llamados, dijo esto:
Hechos 10:28 escribió: 
Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo;

Los judíos tenían prohibido sentarse a la mesa con extranjeros o gentiles. No podían visitarlos en su casa, menos aceptar una invitación a comer.

De manera que fue todo un reto para los apóstoles el re programar su mente para obedecer aquella Instrucción del Eterno (recuerda que Saulo era fariseo).
1 Corintios 1:10 escribió: 
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

Aquel aposento alto no era un templo ni una capilla; era la casa de alguien, tal vez judío de nacimiento, tal vez un gentil, no se sabe; pero definitivamente era un creyente en el Mesías Yeshúa. Este detalle fue para Lucas digno de mencionarse, seguramente para hacer énfasis en el grado de cambio de mentalidad que tuvieron estos judíos, al sentarse a la mesa todos juntos como iguales.

El siguiente versículo contiene un dato que puede echar por tierra otro pilar que sostiene a la cristiandad, pero sin base bíblica. Mañana lo veremos.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:52 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Hechos 20:17 escribió: 
Enviando, pues, desde Mileto a Éfeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia.

¿Por qué no hizo llamar al PASTOR? Porque los apóstoles no ponían a un solo hombre al frente de las congregaciones, sino a un grupo.
Hechos 14:23 escribió: 
Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

Estas personas no eran de edad avanzada necesariamente, sino gente conocedora de las Escrituras, de buen testimonio, tal y como Saulo lo instruyó en sus cartas.

Desde Moisés, y por consejo de Jetro, su suegro, el gobierno de la asamblea era otorgado a un grupo de gente bien preparada.

Por eso es que en ninguna parte del Nuevo Testamento ves a ningún pastor, sino obispos y diáconos. Los obispos son los ancianos; y los diáconos son los servidores.

Así que Saulo reúne a los ancianos, a los gobernantes de las congregaciones, porque quiere informarles de algo muy importante.
Hechos 20:18‭-‬21 escribió: 
Cuando vinieron a él, les dijo: Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

¿Por qué no menciona la Torá? Porque en ese contexto histórico no era necesario en este discurso, ya que el evangelio NO implicaba dejar la Torá, sino todo LO CONTRARIO. El mensaje del Evangelio implicaba hacer teshuvá, es decir, volver al Eterno y su Torá, porque el sacrificio de Yeshúa libraba de la ley del pecado y de la muerte.
Hechos 20:22‭-‬23 escribió: 
Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

Todo por predicar el Evangelio. Esta postura yo siempre la asocié a las sectas; de hecho, una de las características de una secta es que el líder capitaliza el que se les margine, se les rechace o se les persiga.

Sin embargo, el creyente bien versado en la Escritura no es engañable ni adoctrinable, porque TODO lo somete a la Biblia en contexto. Las sectas no invitan a leer la Biblia, mucho menos leerla en contexto.

Mañana continuaremos con este discurso de despedida de Saulo.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 12:57 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Continuemos con el discurso de Saulo:
Hechos 20:24 escribió: 
Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Evangelio de la gracia de Dios” es igual a “las buenas noticias de que Dios nos brindó la forma de librarnos de la penalidad por pecar.” Una vez más entendamos esto: La gracia NO es la eliminación de la Ley. La gracia es la ayuda para PODER obedecer la Ley.
Hechos 20:25‭-‬27 escribió: 
Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro. Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.

Saulo ha cumplido, hasta ese momento, más allá de lo que algunos de nosotros lo hubiéramos hecho. Después de los primeros reclamos, tal vez nos hubiéramos retirado “por no dar mal testimonio” o por “cuidar la autoestima” de la gente. Saulo ha entendido que no está en un concurso de popularidad, y al igual que Yeshúa y los demás apóstoles, ha seguido predicando a todos que están viviendo un error que los está llevando a perder el Camino a Casa.

Como buen pescador de hombres, Saulo ha seguido metiéndose en la cueva de los lobos, buscando las ovejas perdidas que reconocerán la voz de su Pastor Yeshúa, el Mesías.

Esa decisión le ocasionó golpes, pedradas, insultos, ofensas, difamaciones, persecuciones, acusaciones, intentos de matarle, impopularidad, etc., pero él siguió adelante. Porque entendía que, como sea que les digas que están en un error, quienes NO están ordenados para salvación, saltarán de furia y procurarán callar a quien sea que se atreva a invitarle a revisar su doctrina sincrética. Pero Saulo sabía que, entre esa gente enfurecida, había ovejas del redil del Buen Pastor, y esas ovejas valen la pena de ir por ellas; es más, tenemos la orden de ir por ellas.
Que este día nos preguntemos frente al espejo: ¿Estoy siguiendo al verdadero Pastor, o a un impostor?


¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 13:05 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo continuó despidiéndose de las congregaciones de Éfeso y Mileto, antes de ir a Jerusalén.
Hechos 20:28 escribió: 
Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Una vez más vemos a Saulo dirigiéndose a los ancianos, palabra que se tradujo como “obispo”, que significa “vigilante”. Observa que hasta el momento no hay mención de pastores por ningún lado. Además, estos obispos o ancianos eran nombrados desde las mismas congregaciones; no se ve a Saulo nombrando de dedazo a ningún líder.

Pero la doctrina se fue torciendo una vez que los apóstoles fueron desapareciendo.
Hechos 20:29‭-‬30 escribió: 
Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

… y los hubo. Sin embargo, los de Éfeso velaron, se mantuvieron firmes. Varias generaciones después, se puede encontrar a Polícrates, obispo de Éfeso, defendiendo la sana doctrina enseñada por Saulo, ante los ataques de los obispos de la iglesia de Roma, que ya se estaban paganizando.

El debate que quedó registrado para la historia fue acerca de la celebración de Pésaj; en Roma ya habían abandonado la forma “judía” de celebrar la fiesta, habían establecido que siempre se celebrara en domingo, por el error de creer que Jesucristo resucitó en domingo (en su ignorancia de las citas santas, y de la hora en que comienza el día hebreo). Éfeso y todas las demás congregaciones de Asia, seguían celebrando Pésaj original, tal como la practicaron Yeshúa y los apóstoles (anual y en fecha fija, día de la semana móvil, sin importar si era domingo o no).
El obispo Victor I de Roma estaba presionando a las congregaciones de Asia que se mantenían fieles a la Torá, a que abandonaran Pésaj y que se adhirieran a la nueva tradición de la Pascua romana. Los obispos de Asia se reunieron entonces, y siendo Polícrates el presidente de la asamblea, fue él quien redactó la carta de respuesta a Victor. ¿Y cuál fue la respuesta?
Citar:
«Nosotros observamos el día genuino, ni le agregamos a eso o tomamos de allí. Porque en Asia grandes luces han dormido [grandes hombres de Dios] los cuales se levantarán de nuevo durante el día de la manifestación del Señor, en el cual él vendrá con gloria del cielo, y levantará a todos los santos: Felipe, uno de los doce apóstoles, que duerme en Hierapolis y sus dos ancianas hijas vírgenes; su otra hija, también, que habiendo vivido bajo la influencia del Espíritu Santo, ahora igualmente descansa en Efeso; es más, Juan, que descansó en el pecho de nuestro Señor, que también fue un sacerdote, y lució en la frente la placa de oro sacerdotal, ambos mártir y maestro; él está enterrado en Efeso. También Policarpo de Esmirna, ambos Obispo y mártir y Traseas, ambos Obispo y mártir, de Eumenia, que duerme en Esmirna. Porque mencionar a Sagaris, Obispo y mártir, que duerme en Laodicea; además, el bienaventurado Papirius, y Melito, que vivió en total bajo la influencia del Espíritu Santo, que ahora descansan en Sardis, esperando el episcopado del cielo, en el cual él se levantará de los muertos. Todos éstos observaron el decimocuarto día de la Pascua según el evangelio, desviándose en ningún aspecto, sino siguiendo la regla de la fe. Además Yo Policrates, que soy el menor de ustedes, según la tradición de mis parientes, algunos de quienes yo he seguido. Porque siete de mis parientes fueron Obispos, y yo soy el octavo: mis parientes siempre observaron el día cuando el pueblo de los Judíos tira la levadura. Yo por lo tanto, hermanos, ahora tengo sesenta y cinco años en el Señor, que habiendo conferido con los hermanos por todo el mundo [Asia] y habiendo estudiado el todo de las Sagradas Escrituras, no estoy en nada alarmado en aquellas cosas con las cuales soy amenazado, para intimidarme. Porque ellos que son más grande que yo han dicho, “Nosotros debemos obedecer a Dios antes que a los hombres”»

Si has leído completa la carta, podrás ver que incluso Victor I los amenazaba, seguramente con la excomunión.

Pero ellos se mantuvieron firmes… incluso después del Concilio de Nicea. Soportaron persecuciones, amenazas, muerte, los leones del coliseo romano, etc.
Hechos 20:31 escribió: 
Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

Velaron… claro que velaron. Fueron fieles al Eterno y a sus Instrucciones; no como los de Roma, que no soportaron ser confundidos con judíos (recordemos, en esa época aún continuaban los levantamientos), y se esforzaron en hacer los cambios que fueran necesarios, hasta abandonar el Shabat (la señal que identifica al pueblo del Eterno) y adoptar la celebración pagana del culto al sol en domingo.

Es evidente que los de Asia tenían algo que les faltaba a los de Roma: conocimiento de las Escrituras. En la carta, Polícrates dice:
Citar:
y habiendo estudiado EL TODO de las Sagradas Escrituras, no estoy en nada alarmado en aquellas cosas con las cuales soy amenazado, para intimidarme

EL TODO de la Biblia, EL TODO, el contexto, no solo versículos aislados, ni interpretaciones filosóficas, sino EL TODO.

Pero los de Roma dejaron entrar a los lobos rapaces, desoyendo las advertencias de Saulo, y desechando su enseñanza. Las iglesias de hoy en día, católica y protestante, son las herederas de aquella paganización, de aquella desobediencia. ¿Y cómo es que se impusieron sobre Asia? Contaron con la ayuda de Constantino, el emperador romano adorador del sol invictus.

Hay mucho qué meditar, mucho qué investigar, mucho por orar.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 13:22 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Bueno, si verificaste todo lo dicho ayer, y si hiciste tu propia búsqueda, tal vez ya encontraste la evidencia histórica que demuestra que los creyentes en Yeshúa de los primeros siglos, seguían guardando la Torá.
Hechos 20:32‭-‬34 escribió: 
Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido.

Es evidente que Saulo no percibía ningún tipo de remuneración, ni en diezmo ni en ofrendas. Respecto al diezmo en particular, no hay una sola mención en el NT acerca de que se seguía practicando; al contrario, en sus cartas, Saulo aseguró varias veces que él no fue carga para nadie, porque donde quiera que llegaba, trabajaba con sus propias manos, para su propio sostén.

Y no sólo para él, sino para los demás.
Hechos 20:35 escribió: 
En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

¡Qué diferencia con lo que vemos hoy! Pastores pidiendo el diezmo y cuantiosas ofrendas, vendiendo la salvación, como lo hacía la iglesia de Roma, cuando Lutero se rebeló.

Y aquí viene otra vez el doble discurso. Aunque el diezmo no fue ordenado en el NT, lo siguen pidiendo, argumentando que el diezmo no pertenece a la Ley del Sinaí, sino que es de antes, de cuando Abraham le diezmó a Melquisedec.

El Shabat tampoco está ordenado explícitamente en el NT, y la iglesia argumenta que no lo guarda, porque ESO SÍ pertenece a la Ley del Sinaí. No les da pena exhibir su ignorancia, pues en Génesis 1, Dios creó el sol y la luna para sus moedim, sus tiempos designados, sus citas santas, el Shabat y las demás santas convocaciones de Levítico 23. ADEMÁS, el Shabat aparece de nuevo en Éxodo 16, cuando Dios le da el maná al pueblo de Israel ANTES de llegar al Sinaí, y a todas las tribus, no sólo a los judíos.

Diezmo sí, Shabat no. ¿Le encuentras una lógica a esto? Yo sí.
Diezmo es dinero, el Shabat no.

Al fin, Saulo termina su discurso.
Hechos 20:36‭-‬38 escribió: 
Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.

Cómo deben haber echado de menos a Saulo en Éfeso, cuando décadas después, el tal Victor I, obispo de Roma, amenazaba con excomunión a las congregaciones de Asia que NO se sujetaran a los paganismos que ya estaban inventando.

Lo bueno que quedó registro histórico de eso.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 20:34 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Qué duras son las despedidas… y más ésta, que fue tan decisiva…

Saulo no volvería a Éfeso. Pero puedo imaginar la carga que sentía por estas congregaciones; debió escribirles varias cartas, pero solo se conserva una. En esa carta vuelve a recordarles de dónde los sacó el Señor.
Efesios 2:11‭-‬12 escribió: 
Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. En aquel tiempo estabais sin Cristo, ALEJADOS DE LA CIUDADANÍA DE ISRAEL y ajenos a los PACTOS DE LA PROMESA, sin esperanza y sin Dios en el mundo.

Fíjate las características de los destinatarios de la carta de Efesios, quiénes eran estos efesios. Esto es crucial, pues hay versículos en esta carta que se han tomado para basar la torcedura de la doctrina cristiana.

Ellos antes eran:
  • Incircuncisos.
  • No conocían a Yeshúa.
  • No eran de Israel.
  • Fuera de Pacto con Dios.
  • Sin una relación con Dios.
  • En síntesis, ellos NUNCA habían guardado la Torá, nunca.

Efesios 2:14 escribió: 
Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

Fíjate bien. Saulo afirma lo que ya se ha venido comprobando a lo largo del relato de Lucas: jamás se fundó una iglesia separada de los judíos, jamás hubo algo como dos pueblos. Aquí Saulo se está refiriendo a la profecía:
Ezequiel 37:19 escribió: 
diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y SERÁN UNO EN MI MANO.

NUNCA DOS.
Efesios 2:15 escribió: 
aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

¿A cual Ley se está refiriendo Saulo? No puede ser la Torá, puesto que los efesios NO conocían la Torá antes de venir a la fe de Yeshúa.

Te recomiendo que leas la carta a los Efesios, pero ahora con el conocimiento del contexto cultural y espiritual de estos ex paganos, ex gentiles, que antes no conocían al Elohim Todopoderoso, ni su Torá. Seguramente que, leyéndola con la correcta perspectiva, te darás cuenta que Saulo no se está dirigiendo a judíos exhortándolos a que dejen la Torá; sino que se dirige a ex paganos, recordándoles que se aferren a la Torá.

Saulo escribió esta carta desde la prisión en Roma. Ya estaba condenado a muerte, seguramente que ahí pudo ser testigo de la infiltración de los lobos rapaces a las congregaciones romanas.

Después analizaremos la carta a los Romanos.

Por ahora, quedémonos con la tarea de darle una buena leída a las cartas de Efesios, teniendo siempre en mente lo que ahora conocemos de estos habitantes del Asia Menor, hoy Turquía.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 20:39 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Espero que te hayas tomado el tiempo de leer Efesios, ahora con el enfoque correcto.

Lo último que supimos fue que Saulo tuvo una despedida muy emotiva. Recordé cuando dijo que por un lado deseaba ya estar en las moradas celestiales, pero por otro lado deseaba quedarse más tiempo para poder seguir ayudando y apoyando a las congregaciones. Solo el Eterno sabe por qué permitió que sucedieran así las cosas.
Hechos 21:1‭-‬4 escribió: 
Después de separarnos de ellos, zarpamos y fuimos con rumbo directo a Cos, y al día siguiente a Rodas, y de allí a Pátara. Y hallando un barco que pasaba a Fenicia, nos embarcamos, y zarpamos. Al avistar Chipre, dejándola a mano izquierda, navegamos a Siria, y arribamos a Tiro, porque el barco había de descargar allí. Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo por el Espíritu, que no subiese a Jerusalén.

Saulo ya sabía que su tiempo se estaba acabando, pero a los demás les costaba trabajo aceptarlo.
Hechos 21:5‭-‬6 escribió: 
Cumplidos aquellos días, salimos, acompañándonos todos, con sus mujeres e hijos, hasta fuera de la ciudad; y puestos de rodillas en la playa, oramos. Y abrazándonos los unos a los otros, subimos al barco y ellos se volvieron a sus casas.

Ese regreso de Saulo a Jerusalén fue de puras despedidas.
Hechos 21:7‭-‬9 escribió: 
Y nosotros completamos la navegación, saliendo de Tiro y arribando a Tolemaida; y habiendo saludado a los hermanos, nos quedamos con ellos un día. Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. Éste tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban.

¿Te acuerdas que Polícrates de Éfeso mencionó a Felipe y a sus hijas? Los puso como ejemplo de creyentes fieles a la Torá, en aquella carta que envió a Victor I, obispo de Roma, décadas después, cuando los amenazaban con la excomunión si no se adherían a los sincretismos que ya estaban inventando los creyentes romanos paganizados.

Sería buena una releída a esa carta, y también ampliar la investigación, para que obtengas la evidencia de primera mano.

Las Escrituras se deben leer como lo hacían, y hacen todavía, los judíos: desde Génesis, verso a verso, en contexto, para prevenir cualquier pretexto de tergiversar la interpretación. No es bueno quedarse solo con lo que una persona nos dice, por muy preparada que parezca. Siempre debemos asegurarnos que lo que nos dicen se apega a la Biblia, que tenga fundamento escritural.

Mañana continuamos siguiendo el viaje de regreso de Saulo.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 20:46 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo y los demás llegaron a Cesarea, y allí tuvieron un encuentro muy interesante.
Hechos 21:10‭-‬12 escribió: 
Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles. Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén.

El Eterno le avisó a Saulo lo que le esperaba en Jerusalén, que una etapa de su vida estaba a punto de terminar. Los que escucharon no soportaron esta revelación, pero Saulo recibió el mensaje con valentía.
Hechos 21:13 escribió: 
Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.

Todos esos llantos eran de estorbo, pero ¿Cómo hubiera reaccionado yo?
Hechos 21:14 escribió: 
Y como no le pudimos persuadir, desistimos, diciendo: Hágase la voluntad del Señor.

Lo bueno que luego luego se enfocaron, y los pudieron despedir en paz.
Hechos 21:15‭-18 escribió: 
Después de esos días, hechos ya los preparativos, subimos a Jerusalén. Y vinieron también con nosotros de Cesarea algunos de los discípulos, trayendo consigo a uno llamado Mnasón, de Chipre, discípulo antiguo, con quien nos hospedaríamos. Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos;

Observemos que no hay pastores, sino ancianos. Nunca fue el diseño divino que una congregación fuera gobernada por una sola persona; cuando Moisés, se estableció el consejo de ancianos.
Proverbios 11:14 escribió: 
Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.

Por todas partes se da la Instrucción de que haya multitud de consejeros, no una sola persona.
Proverbios 15:22 escribió: 
Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman.

Proverbios 24:6 escribió: 
Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria.

¿Qué tanto poder sobre otros puede afrontar una persona, antes de ser presa del orgullo, la soberbia, el egocentrismo? El Eterno conoce nuestra naturaleza caída, y para evitar que caigamos en pecado, nos dejó las Instrucciones (Torá).
Hechos 21:19 escribió: 
a los cuales, después de haberles saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio.

Saulo comienza a dar el reporte de sus viajes, y mañana veremos el reporte que dieron los creyentes de Jerusalén.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 21:02 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Hechos 21:20 escribió: 
Cuando ellos lo oyeron, glorificaron a Dios, y le dijeron: Ya ves, hermano, cuántos millares de judíos hay que han creído; y todos son celosos por la ley.

Millares de judíos, creyentes en Yeshúa, observantes fieles de la Torá… por favor, que nadie venga y me diga que Dios desechó a su pueblo Israel
Hechos 21:21 escribió: 
Pero se les ha informado en cuanto a ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni observen las costumbres.

¡Observa esto, es MUY importante! Al parecer aquí apareció otra controversia, derivada de una mala interpretación de los mensajes de Saulo. Veamos de qué se trata. Decían que Saulo:
  • Desechaba la Ley de Moisés, diciendo que…
  • No circuncidaran a los niños, y que…
  • No observaran las COSTUMBRES.

¿A quién le gusta tergiversar la Verdad del Eterno? ¿Quién siempre nos mezcla verdades con mentiras? La primera acusación, FALSA. Las dos siguientes, VERDADERAS.

  1. Romanos 7:22 escribió: 
    Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;
    Recuerda: la ÚNICA LEY que había en el momento de escribir esa carta, era el Tanaj, la Torá escrita, la Ley de Moisés. Así que Saulo obedecía la Ley de Moisés con gozo, eso es lo que decía.
  2. Romanos 2:29 escribió: 
    sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios
    Después de las conversiones de los gentiles SIN NECESIDAD de la circuncisión, se hizo necesario reunirse para debatir este tema (Concilio de Jerusalén, Hechos 15), y Jacobo recordó la profecía, que evidentemente se estaba cumpliendo. Y que era acorde con lo dicho por el Eterno desde tiempos antiguos:
    Deuteronomio 10:16 escribió: 
    Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz.
    ¿Por qué dejó de ser necesaria la circuncisión? Porque antes así era como se ratificaba entrar en Pacto con el Eterno, derramando la sangre del prepucio cortado. Pero los israelitas empezaron a darle más importancia al acto de la circuncisión, que al simbolismo que representaba. Una vez que Yeshúa dijo en
    Mateo 26:28 escribió: 
    porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados
    , que murió y resucitó, Su sangre es ahora la ratificación del Pacto. Por eso los gentiles que desearon ser parte de Israel, el Eterno los visitó, derramando sobre ellos su Presencia Divina, escribió su Ley en sus corazones, y aceptó el compromiso hecho por medio del sacrificio de Yeshúa. Ya no es necesaria la circuncisión, eso lo concluyeron en el Concilio de Jerusalén.
  3. Tito 1:14 escribió: 
    no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.
    Las COSTUMBRES eran los inventos de la religión judía, las tradiciones de hombre, los rituales agregados por los intérpretes, las añadiduras humanas a los mandamientos divinos, absolutamente nada escrito en la Torá, lo cual Yeshúa vino a condenar:
    Mateo 15:9 escribió: 
    Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.
    Para el judío adoctrinado del primer siglo, le era extremadamente difícil, y a veces imposible, separar la Torá escrita, la Ley de Moisés, de la halajá, la ley oral de los intérpretes; lo habían aprendido por siglos, tenían idolatrados a sus líderes, y no les era posible considerar que los hubieran engañado por tanto tiempo. De ahí que si Yeshúa o Saulo decían: no es necesario lavarse las manos antes de comer, para ser considerado santo, no es así como se es santo; no por circuncidarte veinte veces eres justo ante los ojos de Dios… para estos judíos adoctrinados, ambos estaban hablando en contra de la Ley de Moisés, porque para ellos el paquete era completo.

Es igual hoy en día: si yo le digo a un cristiano que es pecado haber cambiado la santidad del sábado por el domingo, para él estoy en contra de toda la Biblia. Si le digo que debemos obedecer Levítico 11, cuidando el templo del Espíritu Santo, para él estoy judaizando. Así es el adoctrinamiento, mezclar en la mente cosas bíblicas (verdades) y cosas anti bíblicas (mentiras), como si todas fueran verdad.

De manera que aquellos judíos de Jerusalén, nuevos creyentes en la fe de Yeshúa, estaban confusos por las diversas noticias tergiversadas que les llegaban de Saulo, y todo por un simple factor: no conocían bien su propia Torá, no habían leído bien la Ley de Moisés; por eso fueron presa fácil de los que interpretaron como les dio la gana.

Bueno, mañana seguiremos con esta controversia…

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 21:14 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ayer vimos que, mientras Saulo viajaba por diversos lugares, acompañado de algunos discípulos, buscando ovejas perdidas de la Casa de Israel, las habladurías estaban a todo lo que daban en Jerusalén, difamándolo, diciendo que predicaba la abrogación de la Ley de Moisés, la Torá. Los judíos adoctrinados lo acusaban falsamente, igual que lo hicieron con Esteban, pues para ellos eran más importantes los mandamientos inventados por los intérpretes de la Ley, la religión judía que venían enseñando desde hacía casi dos siglos, que la Torá escrita, la Ley dada a Moisés para el pueblo, en el Monte Sinaí.
Hechos 21:22‭-‬24 escribió: 
¿Qué hay, pues? La multitud se reunirá de cierto, porque oirán que has venido. Haz, pues, esto que te decimos: Hay entre nosotros cuatro hombres que tienen obligación de cumplir voto. Tómalos contigo, purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se rasuren la cabeza; y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley.

De nuevo, hay que poner atención a esto. Esta “obligación” a que se refirieron los ancianos ¿era de la Torá escrita, la Ley dada en el Sinaí? ¡No, no lo era! Era de la “religión judía”, las ordenanzas de los intérpretes de la Ley, era una añadidura que NO estaba en la Torá. Sin embargo, los ancianos le pidieron a Saulo que, por los judíos, cumpliera con esa “tradición”, no como una obligación, sino por motivo de conciencia. Años después, Saulo recordaría este incidente en su primera carta a los corintios.
1 Corintios 9:20 escribió: 
Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley;

Obviamente Saulo no se consideraba sujeto a la ley halájica, la religión judía… a esa ley se refiere.

Porque Saulo entendió el motivo por el cual los ancianos le recomendaban cumplir con una tradición de la religión judía, que era no ser piedra de tropiezo a los judíos creyentes AÚN ADOCTRINADOS. A Saulo no le costaba nada cumplir con esa tradición, mientras que no la presentara como mandamiento a nadie.

Ahora, fíjate lo que le dicen los ancianos: “todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley”. Los ancianos judíos creyentes en Yeshúa, de Jerusalén, están dando testimonio de que Saulo guardaba la Ley, la Torá, lo cual es sinónimo de ANDAR ORDENADAMENTE. Y fíjate lo que agregan a continuación los ancianos.
Hechos 21:25 escribió: 
Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación
esto recordando lo determinado en el Concilio de Jerusalén (en tu Biblia viene una referencia a Hechos 15).

Ahora ¿los ancianos están diciendo que los gentiles SÓLO tienen que obedecer estos cuatro mandamientos, y el resto de la Torá ya no? ¿Será que los ancianos están diciendo que a los gentiles venidos a la fe de Yeshúa se les enseñe a andar DESORDENADAMENTE? Pues si guardar la Torá es andar ORDENADAMENTE, entonces NO guardar la Torá es lo contrario, es andar DESORDENADAMENTE ¿no? Recuerda, NO HAY DOS LEYES, el Eterno jamás dijo que una Ley sería para el judío, y otra para el gentil. En este contexto NO se está hablando del Shabat, sino de circuncisión y otras tradiciones de la religión judía, NO de la Ley de Moisés dada en el Monte Sinaí.

Aquí, una vez más, se está hablando de lo que eran mandamientos genuinos, válidos aún para el Eterno, y lo que era la “basura” a la que después se referiría Saulo en sus cartas.

Una última aclaración antes de continuar, y esto para el que aún piense que no está tan mal haber cambiado el Shabat por el domingo.

Dios es santo ¿cierto? En esto estamos de acuerdo todos. Pero… ¿Qué es ser santo? Santo significa literalmente APARTADO. Y cuando decimos que Dios es santo, es que Él no puede convivir con el pecado, en lo absoluto, tiene que mantenerse APARTADO del pecado. Ahora bien, en su Torá, Él ya definió lo que es pecado, y un pecado es PROFANAR el Shabat, el séptimo día.

Entendemos que Dios es santo, pero también tenemos que entender que Dios NO CAMBIA. Lo que Él estableció como pecado desde el principio, seguirá siendo pecado hasta el final.

¿Por qué, entonces cambió el mandamiento de la circuncisión, y dejó de ser pecado NO circuncidarse? Porque eso fue profetizado, que la circuncisión que Él quería era la del corazón, no un ritual vacío rutinario.

¿Y qué hay del Shabat? JAMÁS se profetizó que el día de reposo cambiaría; en todo el Nuevo Testamento no hay un solo mandamiento ordenando cambiarlo; Yeshúa acostumbraba santificarlo, lo mismo que los apóstoles. Y en el Concilio de Jerusalén se concluyó que lo único que había cambiado era la circuncisión y que se eliminaba la religión judía, las tradiciones de hombre, las añadiduras humanas a la Torá. Nunca se ordenó eliminar o cambiar el Shabat; al contrario, la Torá seguiría enseñándose a los gentiles en la sinagoga, cada Shabat.

Meditemos en esto el resto del día.

¡Shalom!


Graciela [ Sab 19 Ene, 2019 22:14 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Me impresionan los detalles que habían permanecido ocultos para mí en el libro de los Hechos. Fue el resultado de más de veinte años de adoctrinamiento
Hechos 21:26 escribió: 
Entonces Pablo tomó consigo a aquellos hombres, y al día siguiente, habiéndose purificado con ellos, entró en el templo, para anunciar el cumplimiento de los días de la purificación, cuando había de presentarse la ofrenda por cada uno de ellos.

Ahí está; nada le costaba a Saulo, y con eso demostró que no estaba en contra de la Ley de Moisés. Sin embargo, la ceguera de los judíos incrédulos les impedía entender esto.
Hechos 21:27‭-‬28 escribió: 
Pero cuando estaban para cumplirse los siete días, unos judíos de Asia, al verle en el templo, alborotaron a toda la multitud y le echaron mano, dando voces: ¡Varones israelitas, ayudad! Éste es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar; y además de esto, ha metido a griegos en el templo, y ha profanado este santo lugar.

Una vez más las acusaciones:
  1. Que enseña a todos contra el pueblo…
  2. Contra la Ley… (para ellos estaban juntas la Ley de Moisés, la Torá, y también la halajá, las interpretaciones de los líderes)
  3. Contra este lugar… (refiriéndose al templo, el cual por dos siglos había sido tomado por los judíos como ídolo, como fetiche, como símbolo de protección)
  4. Ha metido a gentiles en el templo…
  5. Lo ha profanado.

Isaías 8:20 escribió: 
¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.

No, no les amaneció a estos judíos adoctrinados. No entendían, no aceptaban a Yeshúa como su Mesías prometido, ellos esperaban a otro Mesías, les habían enseñado a esperar a uno equivocado. Estaban aferrados a sus creencias, a su doctrina, a su religión judía, y no se querían dar la oportunidad de examinarla.
Hechos 21:29 escribió: 
Porque antes habían visto con él en la ciudad a Trófimo, de Éfeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo.

Fíjate nomás… tomaron de pretexto algo que ni siquiera les constaba, para difamar a Saulo. Era tanto el odio que le tenían, por sentir que pisoteaba sus creencias.
Hechos 21:30 escribió: 
Así que toda la ciudad se conmovió, y se agolpó el pueblo; y apoderándose de Pablo, le arrastraron fuera del templo, e inmediatamente cerraron las puertas.

¡Imagínate nomás! Lo sacaron a golpes del templo y le cerraron las puertas ¡cuánto amor!

Veamos esto detenidamente. Saulo era fariseo, de hueso colorado. Había sido admirado y reconocido como un defensor de la religión judía, de las tradiciones de sus padres, de la ley oral rabínica; hasta le permitían perseguir a los creyentes del Camino, y le dieron cartas para ir a seguir la matanza en Damasco. No cabía duda de su celo, de su preparación, de su entrega.

De pronto, algo pasa, y termina siendo creyente en Aquel que persiguió… y todos estos judíos que lo han rechazado, perseguido, apedreado y golpeado, ninguno de ellos se tomó el tiempo de pensar: “A ver… este Saulo de Tarso era muy devoto de nuestra religión, y sabe mucho, conoce la Escritura de pé a pá… ¿Por qué cambió? Creo que vale la pena escuchar de él mismo qué pasó para que ahora esté en contra de la religión de nuestros padres, tomando en cuenta que antes él la defendía a capa y espada… él dice que estamos esperando al Mesías incorrecto, sería bueno preguntarle en qué se basa para afirmar eso…

¡NO! ¡No hacen eso! ¡En vez de eso lo atacan, lo calumnian, lo agreden, lo insultan, lo expulsan! ¿Te parece familiar la reacción de estos judíos adoctrinados?
Hechos 21:31 escribió: 
Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada.

Nada más imagínate esta escena tan intimidante… una multitud enardecida, alborotada por unos cuantos que gritaron y comenzaron a golpear a Saulo… no cabe duda, la histeria colectiva es el resultado del contagio de la violencia.
Hechos 21:32 escribió: 
Éste, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo.

¿Qué pasaba por la mente de Saulo en estos momentos, ahí tirado sangrante en el suelo, recibiendo puñetazos, patadas y golpes por todos lados? ¿Pensaría en la condenación que esta gente se estaba acarreando sobre sí, con este acto de rechazo total al Mesías Yeshúa? ¿Le dolería en su corazón, más que los golpes, el ver la ceguera de sus hermanos israelitas?

Alguien me preguntó hace días que si me enojaba cuando alguien rechazaba lo que yo predicaba, porque me notaba como muy autoritaria. Agradezco al Eterno que hasta el momento solo he recibido rechazos y ataques verbales, no físicos. Es fácil para mí parecer autoritaria desde la comodidad de mi hogar frente a la pantalla de mi tablet, o en mi celular, cuando en realidad me duele el corazón de ver la ceguera de mis hermanos cristianos. Dudo que en esos momentos, Saulo pudiera parecer autoritario… seguramente sólo se cubría los golpes, y clamaba que el Eterno tuviera misericordia de aquellos insensatos.

Mañana le seguimos…

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 19:42 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Sigamos teniendo en mente que estos judíos adoctrinados acusaban FALSAMENTE a Saulo de apostatar de la Ley de Moisés. Igual que lo hicieron con Yeshúa, y con Esteban; al primero lo crucificaron, y al segundo lo apedrearon.
Hechos 21:33‭-‬36 escribió: 
Entonces, llegando el tribuno, le prendió y le mandó atar con dos cadenas, y preguntó quién era y qué había hecho. Pero entre la multitud, unos gritaban una cosa, y otros otra; y como no podía entender nada de cierto a causa del alboroto, le mandó llevar a la fortaleza. Al llegar a las gradas, aconteció que era llevado en peso por los soldados a causa de la violencia de la multitud; porque la muchedumbre del pueblo venía detrás, gritando: ¡Muera!

Mismo escenario, mismo motivo, diferentes personas. Desde Yeshúa, y hasta la fecha, las personas adoctrinadas acusan sin averiguar.
Hechos 21:37‭-‬40 escribió: 
Cuando comenzaron a meter a Pablo en la fortaleza, dijo al tribuno: ¿Se me permite decirte algo? Y él dijo: ¿Sabes griego? ¿No eres tú aquel egipcio que levantó una sedición antes de estos días, y sacó al desierto los cuatro mil sicarios? Entonces dijo Pablo: Yo de cierto soy hombre judío de Tarso, ciudadano de una ciudad no insignificante de Cilicia; pero te ruego que me permitas hablar al pueblo. Y cuando él se lo permitió, Pablo, estando en pie en las gradas, hizo señal con la mano al pueblo. Y hecho gran silencio, habló en lengua hebrea, diciendo:

Qué valentía de Saulo. Sin importar quién le dijera que debía callarse, que debía respetar la libertad de cada quién, cuidar la autoestima de las personas, mostrar amor y no juicio, medir sus palabras y su tono, dejar que el Espíritu Santo convenciera… él se dispuso a aclarar y a refutar las acusaciones.

Veremos qué dijo Saulo en el discurso.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 19:56 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Pero este relato se quedó muy interesante… Saulo se preparó para intentar aclarar las cosas con la turba que quería matarlo.

Por cierto, hay personas que dicen que los israelitas del primer siglo hablaban en arameo y griego, no en hebreo. Pero Saulo habló en hebreo a la multitud:
Hechos 21:40; 22:1‭-‬2 escribió: 
… Y hecho gran silencio, habló en lengua hebrea, diciendo: Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante vosotros. Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio. Y él les dijo:

La mayoría eran judíos de nacimiento, y es evidente que el hebreo era su lengua natal. Tal vez pocos romanos entendieron lo que Saulo dijo.
Hechos 22:3 escribió: 
Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros.

Para poder ser instruido con Gamaliel, Saulo debió aprenderse de memoria todo el Tanaj (la Torá escrita), y también toda la halajá, la Torá oral, las interpretaciones de los escribas y fariseos. Todo junto conformaba la religión judía. Es igual que ahora, la religión cristiana se conforma de lo escrito en la Biblia, y de las interpretaciones de los padres de la iglesia católica de los siglos segundo en adelante. Son religiones contaminadas, mezcla de verdades con mentiras.

Pero Saulo estaba muy bien entrenado con Gamaliel, conocía la religión judía al dedillo, y era celoso (como todos los fariseos) de que se cumpliera al pie de la letra.
Hechos 22:4‭-‬5 escribió: 
Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.

Ésas eran sus credenciales, nada más por eso ya valía la pena escuchar qué fue lo que lo llevó a ese cambio tan repentino.
Hechos 22:6‭-‬13 escribió: 
Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo; y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues. Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo. Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas. Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco. Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban, vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré.

Anteriormente leímos sobre la conversión de Saulo, por la pluma de Lucas. Ahora leemos la versión del mismo Saulo; recordemos que Ananías acudió a visitar a Saulo porque el Señor mismo se lo ordenó.
Hechos 22:14‭-‬16 escribió: 
Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído. Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

Saulo halló la gracia del Señor, le perdonó sus pecados. Mañana veremos que hizo a continuación Saulo: si siguió pecando, porque halló la gracia del Señor; o justo porque halló esa gracia, dejó de pecar. Aunque esa respuesta ya la sabemos; pero vale la pena analizarla con detenimiento.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 20:45 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Estábamos ayer analizando la “conversión” de Saulo. Más bien debiéramos decir que Saulo hizo “teshuvá”, veamos…

Para este breve análisis, debemos tener bien en mente tres cosas:
  1. Que para el Eterno NO existe NADA de una ley para el judío, y otra para el gentil creyente en su Hijo.
  2. Que NO hay DOS pueblos para el Eterno. HAY SÓLO UN PUEBLO: ISRAEL.
  3. Hoy en día se considera pecado decir que la Torá debe obedecerse (Shabat, leyes alimentarias, y santas convocaciones).

Ahora veamos qué hacía Saulo ANTES, y qué hacía DESPUÉS de su encuentro con el Señor. Esto lo hacemos para verificar si es verdad que Saulo dejó la Torá, porque se arrepintió de haber estado obedeciendo esa ley pesada, atadura, maldición, carga, etc.

ANTES Saulo perseguía creyentes en Yeshúa.
DESPUÉS Saulo reconoció a Yeshúa como el Mesías, y ahora él era el perseguido y acusado por los fariseos.
ANTES Saulo decía que si alguien que no era judío deseaba entrar a Israel, debía circuncidarse siguiendo todo el rito rabínico.
DESPUÉS de que Saulo vio a los gentiles recibiendo la Presencia Divina SIN circuncisión, ya no obligaba a nadie a circuncidarse físicamente.
ANTES, Saulo no tenía relación cercana con ningún gentil, porque la ley rabínica se lo prohibía (OJO, la ley rabínica, NO la Torá).
DESPUÉS, Saulo partía el pan con los creyentes en Yeshúa, provenientes de las naciones, pues la Torá NO se lo prohibía.
ANTES, Saulo santificaba el Shabat.
DESPUÉS, Saulo siguió santificando el Shabat.
ANTES, Saulo acudía a las santas convocaciones (Pésaj, Matzot, Bikurim, Sukot, etc.)
DESPUÉS Saulo se seguía congregando (como muchos tienen por costumbre) en las santas convocaciones.

A ver… Saulo SE ARREPINTIÓ de haber seguido la Ley… pero siguió guardando la Ley. ¿Cómo explicas eso?

Analicemos qué cosas dejó Saulo, y qué cosas conservó, conservando en mente los tres puntos básicos para llegar a una correcta conclusión.

Saulo DEJÓ tres cosas que eran de la RELIGIÓN JUDÍA: ya no odió a los seguidores del Camino, ya no obligó a nadie a seguir el rito rabínico, y comenzó a juntarse con los ex gentiles, los creyentes que venían de las naciones.

Saulo CONSERVÓ dos cosas que eran de la Torá: el Shabat, y congregarse en las santas convocaciones. No hay registro de que haya respetado Levítico 11, pero en base al ejemplo de Pedro, y a que no existe evidencia de que exista un mandamiento en contra, podemos asumir que también siguió con esa Instrucción; sobre todo si después él mismo confirmó que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, de la Presencia Divina, y que debemos cuidarlo, porque en realidad no es nuestro.

¿Conclusión? Saulo NO dejó la Torá del Eterno. Saulo SÍ DEJÓ la religión judía, la ley rabínica, las tradiciones de hombre, los mandamientos humanos…

Es lo mismo que yo. Mucha gente cree que me alejé de Dios porque he declarado que ya no soy cristiana. En sus mentes adoctrinadas, igual que les pasó a aquellos judíos adoctrinados, todo es un solo paquete.

Para mí ya no. Yo he entendido que debo santificar el séptimo día, como dice el mandamiento, y dejar el domingo, porque de eso NO hay mandamiento. Entendí que, si mi cuerpo es el Templo del Espíritu Santo, lo debo mantener santo, limpio, purificado, siguiendo las Instrucciones de Levítico 11.
También entendí que las fiestas de la cristiandad, todas son de origen pagano; por lo tanto las dejé, y en cambio he comenzado a aprender cómo congregarme con el Eterno en cada una de sus santas convocaciones, junto con mi familia.

Sigo sabiendo que mi salvación fue gratuita, sin merecimientos, sin nada que yo haya podido hacer. Y en agradecimiento es que yo ahora quiero ser obediente a la Torá. Ahora que he sido sacada de Egipto, sé que es mi responsabilidad lo que queda por delante, seguir obedeciendo, con la ayuda del Espíritu Santo, para ser hallada digna de la vida eterna cuando llegue el momento, tal y como lo dijo Yeshúa:
Mateo 24:13 escribió: 
Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Saulo entendió; pudo separar la Torá del Eterno, de los mandamientos de hombre. Lástima que en las malas traducciones, y en la ignorancia de los intérpretes, se haya colocado de nuevo todo en un solo paquete.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 20:50 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Antier llegamos al capítulo 22 de Hechos, y fuimos capaces de analizar la conversión de Saulo. Pudimos corroborar QUÉ FUE LO QUE DEJÓ ATRÁS, por considerarlo pecado, atadura, maldición, carga, tradición de hombres, parte de la religión judía, ley rabínica; y QUÉ FUE LO QUE CONSERVÓ, por considerarlo mandamientos de Dios, de la Torá.

¿Por qué no pudimos hacerlo en el capítulo 8? Porque a partir de ese capitulo se ve que Lucas comenzó a andar con él, lo acompaño en sus viajes, registró sus anécdotas. Los capítulos anteriores sólo relatan lo que Pedro y otros apóstoles hacían. A partir del capítulo 8, prácticamente Lucas se enfocó en Saulo de Tarso.

Durante estos siguientes14 capítulos pudimos ver a Saulo dejando atrás los ritos rabínicos de conversión, y aceptando la entrada a Israel a gente de las naciones, sin necesidad de circuncidarse; abandonó la creencia de que los gentiles eran inmundos, y comenzó a recibirlos en la fe de Yeshúa como iguales, sin hacer acepción de personas.

¿Y qué continuó creyendo y haciendo? Se le ve defendiendo la Torá, guardando Shabat, congregándose en las santas convocaciones, y enseñando así a la gente de las naciones, conforme lo establecido en el Concilio de Jerusalén.

¿Qué es lo que NO SE LE VE HACIENDO? No se ve que haya fundado una nueva iglesia, ni abolido el Shabat ni la Ley, ni haciendo separación entre judíos y gentiles en las congregaciones. NO hay registro de que se haya reunido en algún culto dominical, ni celebrado navidad.

Todo lo demás que él haya escrito en sus cartas, tiene que ser consistente con estos Hechos históricos. Es decir, cuando PARECE que dice que el Shabat ya no es necesario, debemos recordar que EL GUARDÓ SHABAT todo el tiempo antes de morir. Si en sus cartas PARECE que dice que las fiestas bíblicas son obsoletas, debemos recordar que en los Hechos, Lucas registró que Saulo ACUDÍA a las fiestas peregrinas señaladas en la Torá.

Continuemos…
Hechos 22:17‭-‬21 escribió: 
Y me aconteció, vuelto a Jerusalén, que orando en el templo me sobrevino un éxtasis. Y le vi que me decía: Date prisa, y sal prontamente de Jerusalén; porque no recibirán tu testimonio acerca de mí. Yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti; y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban. Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles.

Saulo aún creía en la lógica de que los judíos lo respetaban y le reconocían su celo, y que por eso lo escucharían… pero el Señor sabía que el adoctrinamiento impediría que le dieran el beneficio de la duda.

Ahora, esta declaración de Yeshúa, de que lo enviaría a los gentiles, de ninguna manera puede interpretarse como que se desechó a los judíos. Porque eso sucedió cuando recién Saulo se convirtió a Yeshúa; y en el capítulo 22, donde Saulo está relatando su conversión, él ya está en Jerusalén de regreso, varios años después, y ya hay millares de judíos convertidos a la fe de Yeshúa.

El creyente adoctrinado de hoy en día le tiene FOBIA al CONTEXTO. Se aferra a un solo texto, o picotea varios de aquí y de allá, y los acomoda para que coincidan con su doctrina sincrética.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 20:55 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo estaba dando su discurso a la multitud hostil, entre los cuales seguramente estaban muchos de los judíos creyentes en Yeshúa.
Hechos 22:22 escribió: 
Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a tal hombre, porque no conviene que viva.

Le “oyeron” mas no le “escucharon”. Ellos no querían saber si había algún error en sus creencias, no querían averiguar, se aferraban a las enseñanzas de sus padres y de sus líderes. Saulo intentaba mostrarles dónde estaba el error, pero ellos no querían; ese error doctrinal lo traían arrastrando desde hacía como 180 años, cuando los fariseos tomaron el control del templo, y muchos levitas celosos de la Torá tuvieron que abandonar su servicio huyendo al desierto. Los levitas que quedaron se corrompieron, y de ahí comenzaron a distorsionar la imagen del Mesías, y a adulterar los mandamientos de la Torá.

¿Por qué Dios permitió que sucediera eso, y que por tanto tiempo fueran engañados? Eso se lo tendríamos que preguntar a Yeshúa cuando estemos cara a cara con Él. Porque de la misma forma que permitió aquel engaño por tanto tiempo, también permitió este engaño que lleva 1700 años, el cual fue profetizado.
Hechos 22:23‭-‬24 escribió: 
Y como ellos gritaban y arrojaban sus ropas y lanzaban polvo al aire, mandó el tribuno que le metiesen en la fortaleza, y ordenó que fuese examinado con azotes, para saber por qué causa clamaban así contra él.

Qué forma tan moderna de interrogar a un acusado… ¡azotándolo!
Hechos 22:25‭-‬29 escribió: 
Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado? Cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano. Vino el tribuno y le dijo: Dime, ¿eres tú ciudadano romano? Él dijo: Sí. Respondió el tribuno: Yo con una gran suma adquirí esta ciudadanía. Entonces Pablo dijo: Pero yo lo soy de nacimiento. Así que, luego se apartaron de él los que le iban a dar tormento; y aun el tribuno, al saber que era ciudadano romano, también tuvo temor por haberle atado.

Saulo se evitó los azotes esgrimiendo su ciudadanía romana; no sé si se imaginaría la trascendencia de esta declaración, pero yo cada vez que leo esta parte, desearía que Saulo se hubiese dejado azotar en silencio, porque seguramente que después sería puesto en libertad, como había pasado otras veces. Pero los planes del Eterno eran otros.
Hechos 22:30 escribió: 
Al día siguiente, queriendo saber de cierto la causa por la cual le acusaban los judíos, le soltó de las cadenas, y mandó venir a los principales sacerdotes y a todo el concilio, y sacando a Pablo, le presentó ante ellos.

El tribuno ahora quería conseguir argumentos para defenderse por haber prendido a un ciudadano romano.

Y cuando Saulo quiso dirigirse a los líderes religiosos de los judíos

Mañana veremos cómo le fue…

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 21:02 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Ahora sigamos viendo cómo le fue a Saulo en su entrevista con los líderes religiosos de Jerusalén.
Hechos 23:1‭-‬2 escribió: 
Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el día de hoy. El sumo sacerdote Ananías ordenó entonces a los que estaban junto a él, que le golpeasen en la boca.

… y así le fue… ¿Puedes imaginarte la humillación de Saulo? Apenas comenzaba a hablar, y de pronto ¡zaz! Un bofetón en plena poca…
Hechos 23:3 escribió: 
Entonces Pablo le dijo: ¡Dios te golpeará a ti, pared blanqueada! ¿Estás tú sentado para juzgarme conforme a la ley, y quebrantando la ley me mandas golpear?

Pocos como Saulo, conocedores de la Ley. Y en su respuesta se nota la indignación que sentía hacia estos líderes corruptos.
Hechos 23:4‭-‬5 escribió: 
Los que estaban presentes dijeron: ¿Al sumo sacerdote de Dios injurias? Pablo dijo: No sabía, hermanos, que era el sumo sacerdote; pues escrito está: No maldecirás a un príncipe de tu pueblo.

¡Mira si Saulo era o no respetuoso de la Ley! Con toda humildad supo retroceder, cuando se dio cuenta de que él mismo transgredía la Ley al responderle de forma irrespetuosa al Sumo Sacerdote.
Hechos 23:6‭-‬8 escribió: 
Entonces Pablo, notando que una parte era de saduceos y otra de fariseos, alzó la voz en el concilio: Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la esperanza y de la resurrección de los muertos se me juzga. Cuando dijo esto, se produjo disensión entre los fariseos y los saduceos, y la asamblea se dividió. Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos afirman estas cosas.

Astutamente encontró otra estrategia… recordemos que Saulo era fariseo, y él conocía la forma de pensar de ese grupo religioso, y también conocía al dedillo las creencias de los saduceos. Saulo deseaba que se le diera la oportunidad de hablar con ellos, y compartirles de la revelación recibida, de acuerdo a las Escrituras.
Romanos 9:3 escribió: 
Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;

Es lo mismo hoy. Puedo percibir que mis hermanos cristianos sienten juicio de parte mía, y les disgusta que les diga que están en un error fatal. Qué más quisiera yo no haberne enterado de nada, y seguir en la iglesia, en la femenil, en las confraternidades, los retiros, las reuniones tomando cafecito…

Pero, al igual que Saulo, no puedo simplemente cerrar los ojos a la evidencia reveladora que tengo ante mis ojos.
Hechos 23:9‭-‬10 escribió: 
Y hubo un gran vocerío; y levantándose los escribas de la parte de los fariseos, contendían, diciendo: Ningún mal hallamos en este hombre; que si un espíritu le ha hablado, o un ángel, no resistamos a Dios. Y habiendo grande disensión, el tribuno, teniendo temor de que Pablo fuese despedazado por ellos, mandó que bajasen soldados y le arrebatasen de en medio de ellos, y le llevasen a la fortaleza.

Me imagino a Saulo siendo jaloneado por todos, peleándose entre ellos…
Hechos 23:11 escribió: 
A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

Ahí está… éste era el propósito del Señor, que Saulo fuera llevado a Roma, a la capital del imperio, donde se crearía una congregación muy grande; que después tomaría el poder del emperador, para imponer sus cambios doctrinales paganizados, varias décadas después de la desaparición de todos los apóstoles.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 21:42 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Vamos a ver qué tiene para nosotros hoy el Señor… estaba Saulo en prisión, acusado FALSAMENTE de predicar en contra de la Ley de Moisés.

Recordemos: la religión judía estaba conformada de una doctrina mezclada. Una parte de Torá escrita, la Palabra de Verdad, y otra parte de mandamientos añadidos o cambiados. Por eso Yeshúa les dijo a los fariseos:
Marcos 7:8 escribió: 
Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes.

Estos judíos adoctrinados estaban AFERRADOS a sus tradiciones, no las querían dejar. Y por eso estaban furiosos contra los apóstoles. Ya habían condenado a Yeshúa en un juicio ilegal, y ahora estaban haciendo lo mismo con Saulo.

Porque, para ellos, Saulo SÍ estaba predicando contra la Ley. Porque, para ellos, todo el paquete era COMPLETO, UN SOLO PAQUETE: la Palabra de Verdad (Torá), y sus mandamientos y tradiciones de hombre.

Igual que sucede hoy. La gente piensa que yo digo que TODA la doctrina cristiana está errada. Pero no, lo más triste es que es el ejemplo más claro de lo que es ser TIBIO. Mezcla de verdades con mentiras. ¿Y qué dice Dios de los TIBIOS?
Apocalipsis 3:16 escribió: 
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Al Eterno le da asco lo TIBIO, le causa náuseas, todo su ser lo rechaza violentamente. Él es santo, no puede convivir con la mentira.

Por eso es tan claro en sus órdenes. Nada de que Yeshúa abolió el Shabat con su ejemplo, eso es mentira del satán. Si el Eterno hubiera abolido el sábado, Yeshúa lo hubiera dicho CLARAMENTE, para que no hubiera dudas, así como lo hizo con la circuncisión, y con el sacrificios de animales.

De manera que Saulo está preso injustamente, pero para cumplir propósitos del Señor.
Hechos 23:12‭-‬13 escribió: 
Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo. Eran más de cuarenta los que habían hecho esta conjuración,

¡Imagínate cuarenta hombres con impulso asesino! ¡Hasta dónde llegaba la ceguera espiritual!…

Bueno, cuarenta hombres querían asesinar a Saulo, y hasta hicieron un pacto con el satán para lograrlo…
Hechos 23:14‭-‬15 escribió: 
los cuales fueron a los principales sacerdotes y a los ancianos y dijeron: Nosotros nos hemos juramentado bajo maldición, a no gustar nada hasta que hayamos dado muerte a Pablo. Ahora pues, vosotros, con el concilio, requerid al tribuno que le traiga mañana ante vosotros, como que queréis indagar alguna cosa más cierta acerca de él; y nosotros estaremos listos para matarle antes que llegue.

Querían tenderle una trampa con engaños y… ¿Quién es el padre de la mentira? Pero mayor es el que estaba con Saulo, así que…

Mañana veremos qué pasó después…

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 21:50 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Pues continuemos, ya casi termina el relato de Lucas.

Ayer nos quedamos en que cuarenta hombres hacían hecho un pacto para asesinar a Saulo.
Hechos 23:16 escribió: 
Mas el hijo de la hermana de Pablo, oyendo hablar de la celada, fue y entró en la fortaleza, y dio aviso a Pablo.

El Eterno envió al sobrino de Saulo para que escuchara la conspiración de estos hombres.
Hechos 23:17‭-‬33 escribió: 
Pablo, llamando a uno de los centuriones, dijo: Lleva a este joven ante el tribuno, porque tiene cierto aviso que darle. Él entonces tomándole, le llevó al tribuno, y dijo: El preso Pablo me llamó y me rogó que trajese ante ti a este joven, que tiene algo que hablarte. El tribuno, tomándole de la mano y retirándose aparte, le preguntó: ¿Qué es lo que tienes que decirme? Él le dijo: Los judíos han convenido en rogarte que mañana lleves a Pablo ante el concilio, como que van a inquirir alguna cosa más cierta acerca de él. Pero tú no les creas; porque más de cuarenta hombres de ellos le acechan, los cuales se han juramentado bajo maldición, a no comer ni beber hasta que le hayan dado muerte; y ahora están listos esperando tu promesa. Entonces el tribuno despidió al joven, mandándole que a nadie dijese que le había dado aviso de esto. Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea; y que preparasen cabalgaduras en que poniendo a Pablo, le llevasen en salvo a Félix el gobernador. Y escribió una carta en estos términos: Claudio Lisias al excelentísimo gobernador Félix: Salud. A este hombre, aprehendido por los judíos, y que iban ellos a matar, lo libré yo acudiendo con la tropa, habiendo sabido que era ciudadano romano. Y queriendo saber la causa por qué le acusaban, le llevé al concilio de ellos; y hallé que le acusaban por cuestiones de la ley de ellos, pero que ningún delito tenía digno de muerte o de prisión. Pero al ser avisado de asechanzas que los judíos habían tendido contra este hombre, al punto le he enviado a ti, intimando también a los acusadores que traten delante de ti lo que tengan contra él. Pásalo bien. Y los soldados, tomando a Pablo como se les ordenó, le llevaron de noche a Antípatris. Y al día siguiente, dejando a los jinetes que fuesen con él, volvieron a la fortaleza. Cuando aquéllos llegaron a Cesarea, y dieron la carta al gobernador, presentaron también a Pablo delante de él.

… y eso lo salvó. Nótese que Saulo estaba preso solamente porque los judíos adoctrinados presionaban; el mismo tribuno confesó que no encontraba delito qué perseguir. Y así justo pasó con Yeshúa: lo acusaron falsamente los líderes religiosos, soliviantaron a la multitud, y presionaron a Poncio Pilatos para que lo matara, con testigos FALSOS, violando la Torá; y esto aunque Pilatos reconoció que no encontró ningún delito qué perseguir.

Mañana veremos cómo le fue a Saulo en su comparecencia ante el gobernador Félix.

¡Shalom!


Graciela [ Mar 29 Ene, 2019 22:01 ]
Título del mensajeRe: Estudio sencillo del libro de los Hechos, desmenuzándolo verso a verso.
Saulo de Tarso llegó ante el gobernador Félix, escapando de la celada que habían preparado contra él. A pesar de que el tribuno sabía que no había cometido ningún delito, en vez de soltarlo, lo manda con el gobernador.
Hechos 23:34‭-‬35 escribió: 
Y el gobernador, leída la carta, preguntó de qué provincia era; y habiendo entendido que era de Cilicia, le dijo: Te oiré cuando vengan tus acusadores. Y mandó que le custodiasen en el pretorio de Herodes.

Nótese que los líderes religiosos no querían juzgar a Saulo (tenían atribución para hacerlo), pero como no podían condenarlo a muerte, aunque lo hallaran culpable, preferían que lo juzgaran las autoridades romanas (cosa que estaba en contra de la Torá) con tal de que lo mataran (que era en realidad lo que querían).
Hechos 24:1) escribió: 
Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo.

Ahora, leamos con mucha atención lo que dijo este orador Tértulo, comenzando por la labia con la que se dirigió al gobernador.
Hechos 24:2‭-‬6 escribió: 
Y cuando éste fue llamado, Tértulo comenzó a acusarle, diciendo: Como debido a ti gozamos de gran paz, y muchas cosas son bien gobernadas en el pueblo por tu prudencia, oh excelentísimo Félix, lo recibimos en todo tiempo y en todo lugar con toda gratitud. Pero por no molestarte más largamente, te ruego que nos oigas brevemente conforme a tu equidad. Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos. Intentó también profanar el templo; y prendiéndole, quisimos juzgarle conforme a nuestra ley.

Vamos a ver punto por punto lo que este hombre dijo. Primero veamos las acusaciones:

  1. Promotor de sediciones. “La sedición es un alzamiento público y colectivo contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar, sin llegar a la gravedad de la rebelión​ ni la traición” Por lo tanto, a Saulo se le acusaba de desafiar la autoridad de los líderes religiosos, y los únicos que hacían alboroto (según lo que hemos visto por todo el libro de los Hechos) eran los judíos adoctrinados, que reaccionaban violentamente ante la prédica de Saulo, como que la Palabra de Verdad les ocasionaba salpullido.
  2. Cabecilla de la secta de los nazarenos. Esto también era mentira, pues entre los creyentes se nombraban ancianos como líderes de las congregaciones; no había pastores, ni obispos, ni arzobispos, ni cardenales, ni ningún hombre solo como líder.
  3. Intento de profanar el templo. ¿Recuerdas? “Porque antes habían visto con él en la ciudad a Trófimo, de Éfeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo.” (Hechos 21:29) Fue por una SUPOSICIÓN que atacaron a Saulo.

Ahora veamos las falsedades que este tal Tértulo dijo en esa primera declaración: “Quisimos juzgarle conforme a nuestra Ley” ¿Es en serio? Revisemos de nuevo el capítulo 21:
Hechos 21:30‭-‬31 escribió: 
Así que toda la ciudad se conmovió, y se agolpó el pueblo; y apoderándose de Pablo, le arrastraron fuera del templo, e inmediatamente cerraron las puertas. Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada.

¿Te parece a ti que estos hombres actuaban como que iban a juzgar a Saulo? Si el tribuno tuvo que intervenir era porque estaban linchándolo, así sin más, sin averiguaciones. Pero este Tértulo llegó muy bien aleccionado por el Sanedrín, sin importarles violar los mandamientos de Dios, mintiendo.
Hechos 24:7 escribió: 
Pero interviniendo el tribuno Lisias, con gran violencia le quitó de nuestras manos,

¡Este hombre no tenía ni una pizca de vergüenza! Ahora resulta que ellos llevaban pacíficamente a Saulo, y el tribuno fue el que llegó con violencia.
Hechos 24:8‭-‬9 escribió: 
mandando a sus acusadores que viniesen a ti. Tú mismo, pues, al juzgarle, podrás informarte de todas estas cosas de que le acusamos. Los judíos también confirmaban, diciendo ser así todo.

¿Y la Torá? ¿Y las Instrucciones sobre no dar falso testimonio?
Éxodo 20:16 escribió: 
No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

Hechos 24:10 escribió: 
Habiéndole hecho señal el gobernador a Pablo para que hablase, éste respondió: Porque sé que desde hace muchos años eres juez de esta nación, con buen ánimo haré mi defensa.

Antes de proseguir con la defensa de Saulo, recordemos que los líderes estaban acusando FALSAMENTE a Saulo de predicar CONTRA LA LEY DE MOISÉS.
Hechos 21:24 escribió: 
Tómalos contigo, purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se rasuren la cabeza; y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, SINO QUE TÚ TAMBIÉN ANDAS ORDENADAMENTE, GUARDANDO LA LEY.

Dos puntos:
  1. Esa palabra TAMBIÉN nos indica que TAMBIÉN los otros apóstoles y todos los creyentes en Yeshúa guardaban la Torá.
  2. Según esta Escritura, guardar la Ley es ANDAR ORDENADAMENTE.

Así que Saulo guardaba la Torá, la Ley de Moisés, NO LA LEY ORAL RABÍNICA. Y lo que estos judíos adoctrinados defendían a capa y espada era justamente esa ley oral rabínica, las tradiciones y mandamientos de hombre, las añadiduras, las torceduras… de eso lo acusaban, y para darle una apariencia de legalidad, lo tenían que acusar FALSAMENTE, calumniar, difamar, igual que lo hicieron con Yeshúa:
Mateo 26:59 escribió: 
Y los principales sacerdotes y los ancianos y todo el concilio, buscaban falso testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte,
y contra Esteban:
Hechos 6:13‭-‬14 escribió: 
Y pusieron TESTIGOS FALSOS que decían: Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley; pues le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá este lugar, y cambiará las costumbres que nos dio Moisés.

Trágicamente hoy se hace lo mismo: se acusa FALSAMENTE a Yeshúa y a Saulo de Tarso de PREDICAR CONTRA LA LEY. Aquellos por adoctrinados. Los de hoy por adoctrinados y por ignorantes.

Mañana analizaremos la defensa de Saulo.

¡Shalom!




Powered by Icy Phoenix