Página 1 de 1
 
 

Mensaje Los asesinatos cometidos por los mormones fundamentalistas Dan y Ron Lafferty

#1  Graciela Sab 13 Jun, 2020 15:05

MATARON A SU CUÑADA DE 24 AÑOS, Y A SU BEBÉ DE 15 MESES

 brenda_erica ron_dan_lafferty  


Esta historia me impactó tremendamente, como siempre me impactan todos los crímenes que se cometen en el nombre de Dios, o en el nombre de Jesús. Me parecen tan apropiado el nombre del libro que se escribió acerca de este crimen: Under The Banner of Heaven, lo cual significa: Bajo la Bandera del Cielo.

Sí, grandes y horrendos crímenes se han cometido a lo largo de la historia, escudándose en supuestas revelaciones divinas, echándole la culpa a Dios, y haciéndolo a Él responsable. Eso me asquea y me indigna, pero debo reconocer la soberanía del Eterno al momento en que permite que estas cosas sucedan, y que la gente ignorante sea engañada.


LA HISTORIA

Voy a hacer un breve resumen de esta historia, porque al final les adjuntaré el documental que aborda este terrible caso.

La familia Lafferty era mormona, el papá bastante radical, muy firme, muy comprometido con la doctrina de su iglesia. Se dice que era tan estricto, que no se detenía en corregir a sus hijos con algún manazo en la cara, o a su esposa, verbalmente. Aún a pesar de sus esfuerzos, es evidente que su objetivo no se cumplió, puesto que estas correcciones por lo general no eran bien recibidas por sus hijos, por lo que producían el efecto contrario al deseado; así fue que se fue gestando una gran hostilidad, mucha frustración y bastante resentimiento en esta numerosa familia. Como dijo su nieta: (Mi abuelo) quería ver la perfección, y si no la veía, iba a corregirla.

Eran ocho niños en total, de 2 a 17 años. Los mayores eran Ron y Dan, y el más pequeño era Allen. Ellos son los protagonistas de esta tragedia.

El primero en abandonar el nido fue Ron, lógicamente, por ser el mayor; y esta familia mormona cumplía las reglas, hasta ese momento. Luego se casó con una joven llamada Diana, y se estableció cerca de su familia. Sin embargo, comenzó a enfrentar serios problemas económicos.

El siguiente en irse de la casa fue Dan, y después contrajo matrimonio con Matilda; al parecer también se estableció cerca de su familia.

Con el tiempo, Allen, el menor, también se casó con una joven llamada Brenda, y tuvieron una bebé a la que llamaron Erica.

Todas estas esposas también eran mormonas, y sus vidas también giraban alrededor de la doctrina de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días.

Pero Dan, el segundo hijo, inició un estudio más profundo de las Sagradas Escrituras, del Libro de Mormón, y de las enseñanzas de Jose Smith (el fundador de la iglesia mormona), y muy sutilmente se comenzó a notar un cambio en su carácter, en palabras de su propia hija Rebeca. Taciturno, pensativo, huraño, malhumorado, impaciente. Se estaba gestando la tragedia.

Finalmente, Dan se convenció de que había más en la doctrina mormona de lo que les habían enseñado, y comenzó a exponer su idea de volver a la poligamia, al patriarcado, al dominio del hombre, a la sumisión de la esposa... y a la expiación por sangre.

Él comenzó con su familia, sacando a sus hijas de la escuela, y obligándolas a ellas y a su esposa a dejar los pantalones, y vestir solamente faldas. Eventualmente también tomó otra esposa, lo cual Matilda no aprobó, y terminó separándose de él, llevándose a sus hijas consigo.

En ese proceso, formó un grupo al que denominó Escuela de Profetas, dentro del cual estaban ya cinco de los seis hermanos Lafferty. El único que estaba fuera era Ron, y a Diana, su esposa, se dirigieron Brenda y Matilda, las esposas de Allen y Dan, respectivamente, para pedirle que  su esposo (el hermano mayor al que todos respetaban y tomaban en cuenta) los convenciera de dejar las enseñanzas radicales de Dan.

El asunto resultó al revés, pues Dan más bien convenció a Ron de unirse a su nueva doctrina. Esto disgustó sobremanera a las esposas de ellos, y terminaron abandonándolos.

Sin embargo, al que más le afectó su ruptura matrimonial fue a Ron, ya que se había enterado que su esposa Diana había sido aconsejada por su cuñada Brenda; por lo cual culpaba a Brenda, y la hacía totalmente responsable del abandono de su esposa.

La razón por la que Allen abandonó el grupo, fue porque de pronto Ron anunció que había recibido una revelación divina, en la cual Dios le estaba ordenando que suprimiera a las personas que estaban estorbando el cumplimiento de sus divinos propósitos... y esto incluía asesinar a Brenda, a su hijita, a una amiga, y al obispo mormón que había influido para la excomulgación de los hermanos de la iglesia. Ron se estaba refiriendo específicamente a una expiación por sangre. Allen no lo tomó en serio, pero como involucraba a su esposa, decidió no seguir participando más en la Escuela de Profetas, y se retiró.

Al mismo tiempo, los hermanos mayores y su grupo salieron de la ciudad, y así Allen se reconcilió con Brenda, y recomenzaron su vida juntos.

Pero un día de 1982, Ron, Dan y otros dos individuos, se apersonaron en el hogar de Allen, aprovechando que éste no estaba en casa, forzaron a Brenda a dejarlos entrar, y la mataron a golpes, ahorcándola con el cable de una aspiradora, y finalmente degollándola; después fueron y degollaron a la niña, a tal grado, que los informes forenses revelaron que sólo un pellejito de piel y un poco de hueso habían impedido que la cabeza se desprendiera del cuello.

A las otras dos personas no las pudieron encontrar, y de esa forma salvaron su vida.

Allen fue quien encontró a su familia masacrada, y fue quien reveló el plan de Ron, expuesto tiempo atrás, y al cual él no le había dado mayor importancia, sin poder creer a sus hermanos capaces de llevar a cabo tal monstruosidad. Cuando la policía supo que posiblemente la motivación de Ron y Dan había sido la venganza por el abandono de las esposas, inmediatamente fueron a resguardar a las sobrevivientes Diana y Matilda.

Los hermanos finalmente fueron arrestados, juzgados y condenados, Ron a muerte, y Dan con dos cadenas perpetuas. Aunque Ron nunca fue ejecutado, pues por 30 años estuvo echando mano de todos los recursos legales para posponer su ejecución, hasta que finalmente falleció el año pasado, por causas naturales.


¿QUÉ PROVOCÓ ESTA TRAGEDIA?

Haciendo un breve y somero análisis de la tragedia y de los antecedentes familiares, rápidamente se pueden descubrir varios factores que llevaron a este horrible desenlace:
  • Aunque el patriarca Watson estaba muy comprometido con su iglesia, no seguía fielmente las instrucciones de la Biblia acerca de la forma de educar a los hijos, y de relacionarse con ellos. En su afán de perfección, no practicó la tolerancia, la paciencia, la comprensión, la cortesía y el respeto con sus hijos. Es evidente que intentaba proyectar su deseo de perfección en sus hijos, lo que comúnmente se conoce como hacer caravana con sombrero ajeno.
  • Su doctrina no se basaba solamente en la Sagrada Escritura, la Biblia, sino que ponía por encima de éstas, las propias interpretaciones de Jose Smith, el Libro de Mormón, y los escritos de la iglesia... aunque estas interpretaciones contradijeran las premisas bíblicas.
  • Debido a este factor anteriormente descrito, podemos decir, pidiendo disculpas a quien se sienta ofendido, que esta doctrina no tiene raíces santas; sus raíces son una mezcla de Biblia con mormonismo, y las mezclas siempre han sido abominación al Creador. Debido a esto, si las raíces son abominables, el árbol resultante será incapaz de dar frutos agradables al Eterno; es imposible.
  • Por tanto, por mucho que este hombre se esforzara en inculcar a sus hijos el temor al Eterno, la semilla obtenida de este fruto abominable, y que estaba siendo plantada, no era una Semilla de Vida, sino una Semilla de Muerte; no bastaron sus buenas intenciones. Esas exhortaciones, y toda aquella corrección, no sólo no fueron bien recibidas, ni aceptadas con los años, sino que fueron semillas de frustración, de impotencia, de resentimiento y de odio. Por eso no se cumplió la Palabra que dice:
    Citar:
    Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. (Proverbios 22:6)

Tomando en cuenta estos factores, podemos concluir que, por más buenas intenciones que se tengan, por más comprometidos que estemos con la doctrina en la que creemos, por más sincera que sea nuestra actitud, y por mucho que sintamos amor por el Eterno, si nuestro sistema de creencias incluye algo más que la Sagrada Escritura (la Biblia, la Torá), específicamente, si esa inclusión consiste en interpretaciones que otras personas le dan a la Escritura, y si esa interpretación contradice aunque sea un poco lo que está escrito... siempre se estará en riesgo de que alguno de nuestros seres queridos caiga en el engaño de una secta, o que resulte víctima de la violencia que se puede generar con el fanatismo que normalmente se predica en una secta.

Aquí te presento el documental; por favor, si visitas este artículo, y ves que el video ha sido retirado ¿serías tan amable de reportarlo, para resubirlo?



Espero que esto alerte a algún lector a reconsiderar su sistema de creencias.

¡Shalom!


FUENTES

https://bles.com/ultimas-noticias/n...silamiento.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Expiaci%C3%B3n_con_sangre
https://en.wikipedia.org/wiki/Under_the_Banner_of_Heaven
 



 
avatar
blank.gif Graciela Femenino
Site Admin
 
Registrado: Octobre 2017
Mensajes: 409
  Compartir
  • Volver arriba Página inferior
 



Página 1 de 1
 


Ocultar¿Este tema fue útil?
Compartir este tema
Correo a un amigo Facebook Twitter Windows Live Favorites MySpace del.icio.us Digg SlashDot google.com LinkedIn StumbleUpon Blogmarks Diigo reddit.com Blinklist co.mments.com
technorati.com DIGG ITA linkagogo.com meneame.net netscape.com newsvine.com yahoo.com Fai Informazione Ok Notizie Segnalo Bookmark IT fark.com feedmelinks.com spurl.net
Enlazar este tema
URL
BBCode
HTML



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno