Página 1 de 1
 
 

Mensaje El cristianismo fue mi tabla de salvación

#1  Graciela Lun 03 Dic, 2018 13:31

AL FIN EL ETERNO ME HA REVELADO EL SIGNIFICADO DE LOS MÁS DE 20 AÑOS QUE PASÉ EN EL CRISTIANISMO

naufrago


Sí... fue como una tablita para un náufrago.


Este pasado 11 de noviembre se cumplieron dos años desde que santifiqué el Shabat por primera vez... Pero el camino para llegar a ese día de 2016 fue largo y muy doloroso. Esto comenzó desde los primeros meses en que conocí al Señor Jesús en forma personal. Digo en forma personal, porque ya desde niña lo conocía, en su forma de hombre humano, un súper profeta, un gran hombre, con poderes sobrenaturales para hacer milagros, que poseía unos ojos de mirada bondadosa que irradiaban amor, y que podía transformar la vida de una persona con sólo posar esa mirada en él. ¡Guau, yo quería eso en mi vida! Cómo lamentaba que hubiera venido al mundo dos mil años antes que yo... Cómo deseaba haber nacido en aquella época, y haber sentido el calor de esa mirada ¡yo seguramente hubiera sido de los que le seguían!

Pero crecí siendo atea, en el seno de aquella familia disfuncional que les he platicado ya otras veces; así que el recuerdo de aquellos ojos se fue a un rincón de mi memoria. Pero cuando supe que Jesús estaba vivo, y que me amaba, y que me ofrecía ayuda, me aferré a Él, y me salvó de mí misma.  A partir de ese momento comenzó el proceso lento de irme despojando de mí misma, para vivir la vida conforme a Su Voluntad. Ese proceso aún no finaliza, por supuesto. Pero desde aquella época también comenzaron las preguntas: ¿Por qué hay tantas denominaciones cristianas? ¿Cuál tiene la verdad? ¿Por qué todas dicen tener la verdad? ¿Cómo saber cuál es la verdadera? ¿Por qué existe esa pequeña n en la palabra reposo, en las Biblias? ¿Por qué si significa sábado, no nos congregamos en sábado, sino en domingo? ¿Por qué dicen que la Salvación no se pierde, y en muchas partes la Biblia dice que la debemos cuidar, y que podríamos deslizarnos? ¿Por qué Jesús dijo que no había venido a abrogar la Ley, y en la iglesia dicen que la Ley fue eliminada? ¿Por qué la iglesia metodista libre no se junta con las demás congregaciones de diferente denominación?

Todas estas preguntas se fueron gestando en mi mente casi desde el momento en que comencé a congregarme en la Iglesia de Dios, Evangelio Completo, a un año después de mi conversión. Algunas preguntas fueron formuladas, pero no obtuvieron respuesta convincente, otras no fueron respondidas, y otras simplemente nunca las formulé. Definitivamente nunca tuve una respuesta bíblica para ninguna de ellas; todas se fundamentaban en tradiciones y costumbres.

Creo que el proceso de volver a la Torá comenzó desde entonces, pero yo estaba muy ocupada trabajando y criando chamacos, como para detenerme mucho a meditar en todas esas preguntas. Veía irregularidades en la iglesia, en las formas de establecer las jerarquías, en las actitudes de los congregantes, en las actividades extra bíblicas, pero yo siempre las atribuí a errores humanos particulares; nunca llegué a aterrizar que el problema era de la doctrina en general.

Pero si durante todos esos 20 años sólo había escuchado susurros, hace como tres años llegó el momento de escuchar gritos. A partir de un video que encontré, cuando buscaba material para hacer un volante sobre el Halloween, fue como que se abrió la compuerta de una presa, y recibí de frente la avalancha de información, de evidencias, de errores doctrinales, etc.


¿CÓMO ES QUE EL ETERNO ME PERMITIÓ ESTAR EN UN ERROR DOCTRINAL TAN GRAVE? ¿CÓMO PUDE ENSEÑAR A MIS HIJOS A OBEDECER TANTO SINCRETISMO?
Estos últimos años, desde que comencé a darme cuenta de la contaminación del cristianismo, nunca pude encontrar respuesta a esta pregunta. Incluso no pude responder a tantos hermanos que me decían: No puedo creer que Dios hubiera permitido que por dos mil años la cristiandad hubiera vivido en un error. Así no es el Dios en el que yo creo.

Por muchos meses se lo estuve preguntando al Señor. Y hoy, finalmente, me dio una respuesta.


DEBO DEJAR DE SER UNA NÁUFRAGA, Y DEJARME LLEVAR A LA SEGURIDAD PERMANENTE
Hoy estuve meditando en las personas a las cuales el Señor rescata de diversas adicciones, después de haber llegado a tocar fondo. Algunas se hacen cristianas, y otras se quedan ancladas en los 12 pasos y los grupos de apoyo. Incluso puede haber algunas personas que se enteran de que debemos obedecer la Torá, se emocionan por lo novedoso, pero recaen en el pecado, y el Señor de ahí vuelve a sacarlos, y a darles una oportunidad. Pero una vez que se sienten a salvo, se dejan envolver por las actividades diarias, las ocupaciones, la vorágine de la vida, y manifiestan no contar con suficiente tiempo para aprender a obedecer las Instrucciones del Creador. Se esfuerzan por no recaer, por ser mejores personas, hasta oran, leen la Biblia, e incluso pueden ir a la iglesia de cuando en cuando, queriendo convencerse de que eso los mantendrá a salvo.

Entonces, meditando en esta situación, se me vino a la mente la figura de un náufrago aferrado a su balsa, o a su tabla. Para poder ilustrar mejor lo que el Eterno me respondió, tomaré como ejemplo el caso de un marino chino que pasó ciento treinta y tres días a la deriva en el mar sobre una tarima de tablas. Es el de la imagen del principio. Su nombre era Poon Lim. Al final te dejaré el link por si deseas leer completa su odisea.

Aquí comienza la respuesta del Eterno:

Cuando la embarcación de Poon Lim fue torpedeada y se fue a pique, se terminó para él la sensación de seguridad que le proporcionaba aquel enorme buque. Era una sensación solamente, porque flotar sobre un elemento tan hostil para el ser humano, como es el mar y todos sus animales marinos, no es precisamente una situación muy segura. Pero en el momento en que fue arrojado de ese buque, y lanzado al mar, sus perspectivas eran: ahogarse o ser devorado por los tiburones. Sin embargo, eso no sucedió, porque de pronto pudo aferrarse a una tarima que andaba flotando por ahí.

Una vez a salvo de morir ahogado o devorado por los animales, que eran los peligros inmediatos, surgió la necesidad de resolver la necesidad de agua y comida; eso lo resolvió (al menos por unas cuantas semanas) recogiendo todas las provisiones que pudo hallar alrededor de la balsa improvisada. Luego se puso a salvo de los rayos del sol fabricando un toldo con una lona que servía para proteger los botes salvavidas. En la imagen puedes ver el resultado de sus esfuerzos.

Toco eso le permitió prolongar su vida por un tiempo, mientras le duró la comida. Pero una vez que se agotaron sus provisiones, tuvo que echar mano de su propio ingenio para obtener alimento del mar, y agua de la lluvia. De esta forma logró sobrevivir hasta ser rescatado.

Ahora, llegado a este punto, yo puedo comparar mi vida antes de conocer al Señor Jesús, con el vivir sobre un pequeño bote junto con mis hermanos y mi mamá; un lugar medianamente seguro, que al menos evitaba que muriera de hambre, sed, devorada por los animales, o víctima de la insolación, pero que no me libraba del peligro de alguna vez ser arrojada al mar por mi mamá, o por mí misma, intentando huir de la situación familiar.

De pronto, efectivamente soy arrojada de ese buque, de repente estoy en el mar casi ahogándome, y con el terror a los tiburones. Pero en eso veo una tarima de madera, y me subo a ella; con el tiempo la voy acondicionando, acomodando todo para hacerla habitable, tal y como lo hizo Poon Lim.

Pero luego aparece una escalera que viene del cielo, de un  helicóptero desde donde me están ofreciendo ayuda. Ese helicóptero me llevará a tierra firme, pero antes... debo ponerme de pie sobre la precaria balsa que se mueve al vaivén del mar, levantar mis manos y tomar el primer escalón, que sólo es una barra de metal, e intentar trepar hasta llegar al helicóptero... ¡No quiero hacerlo! ¡Siento un terror de dejar la seguridad que me brinda mi balsa, y arriesgarme a tomar aquella escalera y luego ser incapaz de sostenerme en ella, cayéndome de nuevo al mar!

Bueno... puedo comparar la estancia en la balsa, con los 20 años que estuve en el cristianismo. Esa balsa me sirvió para salvarme de mi anterior vida, de mí misma, del ambiente en que vivía, y me ayudó a sobrevivir. El tiempo que duré en esa balsa lo determinó el Eterno, no yo. Pero una vez que Él decidió que ya era suficiente, me envió aquella escalera que parece imposible para que yo pueda escalarla. Y eso es justamente lo que sentí durante todo el proceso de irme dando cuenta del sincretismo del cristianismo... Había una mezcla de emociones, de sentimientos y de sensaciones: asombro por lo que estaba descubriendo; curiosidad por saber más; enojo por el engaño de tanto tiempo; temor por adentrarme en lo desconocido; dolor por dejar la compañía de mis hermanos; soledad al darme cuenta que lo que yo iba descubriendo, a nadie más parecía importarle; rebeldía por no querer dejar la inercia que giraba alrededor de la congregación cristiana; indignación por la ceguera de los demás ante las evidencias bíblicas del error... Mucho, mucho de todo eso, y más...

Esos 20 años en el cristianismo el Eterno los usó para fortalecerme, enseñarme, prepararme, entrenarme y adiestrarme para lo que iba a venir. En aquel momento, Él me dio lo que yo necesitaba: el compañerismo y la amistad de personas que deseaban obedecerle a Él; la seguridad de una creencia que ya había nacido en mí desde niña; el apoyo espiritual que necesitaba para poder vivir aquellas premisas que antes consideraba anticuadas o impopulares. Y sobre todo, la sensación de pertenencia. En aquel entonces yo no podría haber sido capaz de enfrentar la soledad y el aislamiento que representaron para mí aquellos meses de 2016, en que me vi separada de toda la seguridad que yo sentía, de la compañía de mis hermanos y de mi familia, de las actividades de la iglesia; aquellos meses mi vida comenzó a girar en un sentido totalmente contrario al del resto del mundo que me rodeaba, y eso me produjo un gran shock emocional. Sólo porque la Escritura me indicaba que hacía lo correcto, fue que no me regresé durante las primeras semanas de soledad.

Así que aquí está mi respuesta. Esos 20 años de cristianismo sólo fueron una etapa en mi crecimiento espiritual; fue la tablita que usó el Señor para salvarme del pecado y de la muerte, pero no fue la última etapa.

Millones de cristianos, católicos y musulmanes están en este momento sobre la tablita de madera, la balsa improvisada, muy acondicionada para sobrevivir, pero que no los lleva a puerto seguro. Esa balsa la permitió el Señor durante los primeros siglos, cuando la doctrina comenzó a torcerse. No toda la doctrina se torció, quedaron ciertos ingredientes que, durante dos mil años, ayudaron a que millones de personas fueran salvadas del pecado y de la muerte... bueno, de la mayoría de los pecados. La balsita sólo protege temporalmente de los tiburones; cualquier tempestad furiosa puede hacerla volcar, y entonces nada nos protegerá de morir ahogados o de ser devorados.

¿Y qué pasó con todos ellos, los que murieron en la balsita? No puedo decirlo. Tampoco puedo estar de acuerdo con los que dicen que Dios no hubiera permitido este engaño de dos mil años. Si nos vamos hacia atrás en la historia, por 400 años permitió que su pueblo estuviera cautivo en Egipto; muchos de ellos paganizados, contaminados, y unos pocos tal vez esforzándose por permanecer fieles al Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Una vez que entraron a la tierra prometida, las siguientes generaciones fueron desobedientes, y se dejaban engañar, aún cuando ya tenían la Torá que Moisés escribió por orden del Eterno.

Los cristianos de los últimos dos mil años (tanto católicos como protestantes) contaron con las Escrituras, las mismas con las que contamos hoy, y aún así se permitieron las torceduras. No puedo hablar igual de los miles de personas en la Edad Media, a quienes se les prohibía leer la Biblia. Ellos fueron engañados, y sin posibilidades de salir del error; sólo podían creer lo que el clero católico les decía.

Así que realmente este engaño de dos mil años no refleja necesariamente la aprobación del Padre; es decir, no podemos afirmar que la doctrina NO está torcida sólo porque el Eterno permitió que por dos mil años se predicara y se enseñara tanto sincretismo. No, esas torceduras fueron el resultado de la desobediencia del hombre, y estoy segura de que en el transcurso de este tiempo, siempre hubo un remanente, unos cuantos cientos de seres humanos, escondidos, que sabían y guardaban la Torá de la manera que podían.

Pero eso sólo son conjeturas. Lo que puedo afirmar es que no hay más que una sola forma de salvarse, y esto es a través de la fe de Yeshúa el Mesías, siguiendo su ejemplo de obediencia. Dicho en otras palabras, permanecer en la balsa, insistir en no salir de ella, rechazar la escalerita que nos ofrecen desde el helicóptero, por temor a dejar lo conocido (tradiciones, costumbres), es condenarse a no llegar nunca al puerto, a la meta, a la puerta estrecha. Significa permanecer a la deriva, esperanzado a que la corriente te lleve a tierra firme.

Si estás consciente de que te encuentras en este momento sobre la balsa, no dudes en verificar si la escalerita que se te está ofreciendo, es la ayuda que el mismo Eterno te está enviando para sacarte de esta etapa, y llevarte a la siguiente, que es el Camino, Verdad y Vida.

Yo le agradezco que desde que me puso en la balsa, siempre fui consciente de que no era un lugar 100% seguro, que algo no andaba bien; y en su momento oportuno, pude asirme a la escalerita, y corregir el rumbo.

Si eres una persona cristiana que evangeliza, cuídate de no colocar a la gente en las balsas, para después dejarlas ahí; enfréntate a la evidencia bíblica que nos apunta a que esa balsita sólo debe ser un alivio temporal, y después se les debe de guiar al Pacto, a la obediencia a la Torá, al Camino correcto, a la senda estrecha que lleva a la puerta angosta, la de la vida eterna, a la reunión con el Creador.

¡Shalom!



https://www.labrujulaverde.com/2018...sobre-una-balsa
 



 
avatar
blank.gif Graciela Femenino
Site Admin
 
Registrado: Octobre 2017
Mensajes: 291
  Compartir
  • Volver arriba Página inferior
 



Página 1 de 1
 


Ocultar¿Este tema fue útil?
Compartir este tema
Correo a un amigo Facebook Twitter Windows Live Favorites MySpace del.icio.us Digg SlashDot google.com LinkedIn StumbleUpon Blogmarks Diigo reddit.com Blinklist co.mments.com
technorati.com DIGG ITA linkagogo.com meneame.net netscape.com newsvine.com yahoo.com Fai Informazione Ok Notizie Segnalo Bookmark IT fark.com feedmelinks.com spurl.net
Enlazar este tema
URL
BBCode
HTML



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno